Silenciar la democracia: Las masacres de Remedios y Segovia, 1982-1997

Informe del CNMH que hace parte de la colección de casos emblemáticos de la violencia

Inicio | Contexto | La movilización social

La movilización social

Colombia, no más impunidad.

La movilización social en el Alto Nordeste antioqueño fue un proceso de larga duración que respondió a la presencia histórica del sindicalismo en la región (empleados de la Frontino Gold Mines y trabajadores del municipio); que dinamizó la construcción de identidades partidistas (relación entre la competencia electoral y el ejercicio del poder en la conformación de redes clientelares); que empoderó los procesos de apertura democrática e inclusión ciudadana a nivel local, regional y nacional; y que permitió un avance en la construcción de un espacio público en la región. Además, con la movilización social una gran parte de las expresiones de lo político sin acceso a la institucionalidad materializaron sus proyectos, especialmente a través de la autogestión, convirtiéndose en proveedores de bienes públicos a través de la organización comunitaria.

 

Para comprender las características de la movilización social en el Alto Nordeste durante el período 1984– 1997, los factores y dinámicas que la hicieron particular, es importante reconstruir la trayectoria de la organización popular en la región. En este sentido, es posible determinar una periodización que en términos generales presenta tres momentos distintos de movilización popular:

 

1919–1963:

 

El origen de la organización popular en el Alto Nordeste se encuentra vinculado a la implantación del enclave minero de empresa extranjera en Segovia (Company town). Este período se caracterizó porque la FGM, como centro del enclave, era determinante en la vida de la población. Así, tanto los trabajadores y sus familias como el comercio local, e incluso la minería informal, dependían de la actividad de la empresa, de la forma en que ésta establecía las relaciones laborales y de cómo operaba su seguridad.

 

1963–1976:

 

 

Este período enseña una nueva ola de organización por fuera de los trabajadores de la FGM que está relacionado con la construcción regional del PC en el Alto Nordeste. Este trabajo fue fortalecido posteriormente entre 1977 y 1983, lo que permitió la acumulación de capacidad de movilización y de capital simbólico, que sería aprovechado por la UP a partir de 1985.

 

1977–1983:

 

Este período de organización y protesta popular es básicamente el desarrollo del trabajo realizado durante la década de 1960, especialmente por parte del PC, en la región. Durante este período el PC se consolidó como partido y se hizo recurrente su presencia en los concejos municipales a través de diferentes coaliciones, de manera paralela al fortalecimiento de su papel como dinamizador de la organización social. Paralelamente, este fue el período en el que, brevemente, el MOIR estableció un trabajo político y organizativo. Este movimiento de orientación maoísta trabajó tanto a nivel urbano como rural en los dos municipios desde principios de 1977. El trabajo entre los mineros urbanos se llevó a cabo en Segovia, mientras que en la zona rural de Remedios se establecieron líderes de las Ligas Campesinas que habían sido desplazados del Magdalena Medio.

 

1984–1997:

 

Durante el período 1984–1997 se configuró un ciclo de movilización social en el Alto Nordeste antioqueño. Este estuvo marcado por una amplia y diversa organización popular e importantes manifestaciones de protesta, guiadas por coyunturas y condiciones nacionales y locales-regionales. En este sentido, la década de 1980 fue un período de movilización social importante en toda la nación y tuvo en esta región uno de los focos más dinámicos, aunque, paradójicamente, no necesariamente uno de los más relevantes ni para el Estado ni para la dirección de la izquierda nacional en su conjunto.

 

Organización popular y protesta social en el Alto Nordeste:

 

Ver línea de tiempo (1919 - 1983)  Ver línea de tiempo (1984 - 1988) 
Ver línea de tiempo (1989 - 1993)  Ver línea de tiempo (1994 - 1997) 

 

 

La explosión de la movilización popular: 1984‐1997

 

Durante la década comprendida entre 1985 y 1995 se presentó un auge de la movilización social en el Nordeste antioqueño. Este se presentó públicamente en 42 eventos de protesta social registrados por la prensa que incluyeron manifestaciones como paros cívicos, marchas y foros. El origen de la movilización en la región tuvo varios componentes: las carencias de bienes públicos como servicios públicos domiciliarios, salud y educación, así como un gran déficit de vivienda que crecía con el aumento de la población por la inmigración que produjo la bonanza aurífera y posteriormente por el desplazamiento forzado en las áreas rurales de ambos municipios.

 

Esta problemática social cada vez más acuciante produjo diversas respuestas en la sociedad civil, especialmente la organización social. Organizaciones sociales comunitarias, gremiales, cívicas, de derechos humanos, convergieron en uno de los movimientos sociales más fuertes del país, sin la publicidad de otros como los del Oriente antioqueño y el Bajo Cauca antioqueño. En este movimiento social convergieron viejos y nuevos actores políticos, el sindicalismo de industria de la FGM (SINFROMINES), el magisterio (ADIDA), los trabajadores públicos (SINTRAOFAN), el Movimiento 27 de febrero. Se congregaron en organizaciones comunitarias como las Juntas Cívicas o en movimientos políticos como la Unión Patriótica y el Movimiento Cívico. Las Juntas Cívicas trabajaron a partir de la autogestión y autopromoción de las comunidades, mientras que la UP se organizó como autoridad política participando del gobierno local, al haber ganado las elecciones de 1986 y 1988 en Segovia y 1986, 1988 y 1992 en Remedios.

 

Los hombres y mujeres que lideraron este proceso de movilización se constituyeron en las principales víctimas de la violencia política durante el periodo 1982‐1997. Por lo menos 103 líderes de la movilización social y política fueron asesinados en esos años en sólo dos municipios: Remedios y Segovia. Para el año de 1997 la movilización social del Alto Nordeste Antioqueño colapsó debido a la violencia letal (masacres y asesinatos selectivos) y el desplazamiento forzado de sus participantes. La masacre ocurrida en Remedios el 2 de agosto de 1997 en la cual son asesinados el profesor Alberto Lopera líder de la Juntas Cívica y Carlos Rojo 2 veces alcalde de Remedios por la UP, es el momento culminante del exterminio de la izquierda social y política en la región.

 

Organizaciones en el Alto Nordeste Antioqueño, 1983 - 1997

 

POLÍTICAS DE DERECHOS HUMANOS DE TRABAJADORES SOCIALES GREMIALES COOPERATIVAS
Partido Comunista Corporación de Damnificados 11 de noviembre de 1988 SINTRAFROMINES ASOCOMUNAL ASOGREMIOS Cooperativa de Conductores
Movimiento 27 de Febrero Comité de Derechos Humanos del Nordeste Antioqueño SINTRAMIENERGÉTICA Asociaciones de Padres de Familia Comité de Arrieros Cooperativa de Siderúrgica
Unión Patriótica   Asociación de Jubilados de la Frontino Gold Mines Juntas Municipales de Educación Comité de Pequeños y Medianos Mineros Cooperativa Don Matías
Movimiento Cívico (Juntas cívicas)   ADIDA Comité Ecológico ASONALPECO  
    SINTRAOFAN Voluntarios de la Cruz Roja Comités Veredales de Barequeros  
    ASMEDAS Grupo Scott Comité de Chanceros  
    Asociación de Choferes Guías Cívicos    
      Grupos de Evangelización Cristiana    
      Grupos Juveniles    
      Asociación de Mujeres    

Recomendado

Carátula del Informe Silenciar la Democracia - Las Masacres de Segovia y Remedios 1982 - 1997.

Serie radial sobre las masacres de Segovia y Remedios

Síguenos en nuestras redes sociales: Youtube Instagram Soundcloud