Silenciar la democracia: Las masacres de Remedios y Segovia, 1982-1997

Informe del CNMH que hace parte de la colección de casos emblemáticos de la violencia

Inicio | Contexto | El conflicto político

El conflicto político

Bomboná

El período 1982‐1997 en el Alto Nordeste antioqueño atestiguó cambios políticos importantes que provenían de un nivel nacional pero que al articularse con los cambios locales generaron características particulares. Entre los cambios claves para la región se encuentran: la crisis de representación del bipartidismo tradicional y particularmente del modelo clientelar, así como la implementación de políticas que propendían por una democratización para la superación de la confrontación armada: el proceso de paz del gobierno Betancur que propiciaba la apertura del régimen con la conformación de la UP y su ingreso a la competencia electoral, así como la modernización del Estado a través de la descentralización político‐administrativa consolidada con la Constitución Política de 1991.

 

La combinación de estos cambios tiene resultados particularmente transformadores y desestabilizadores de los intereses políticos previamente constituidos en las regiones, especialmente críticos en el caso de la elección popular de alcaldes. Estos cambios fueron acompañados por la emergencia de la movilización social y quedaron enmarcados en la lógica de la guerra.

 

En el Alto Nordeste la competencia electoral cambió con el proceso de descentralización. Este conllevó la entrada nuevos actores, además de la UP y el Movimiento Cívico, se presentaron pequeños grupos de políticos locales en alianzas coyunturales. Esto hizo que la presión sobre la vieja clientela liberal fuera más fuerte, siendo desplazada eventualmente por otras facciones del liberalismo. La violencia política sistemática, especialmente a través de masacres y asesinatos selectivos, sacó a la UP y el Movimiento Cívico de la competencia electoral en la región.

 

Preferencias electorales Corporaciones y Gobiernos locales

 

El clientelismo liberal

 

La década de 1970 representó para el Alto Nordeste la consolidación de Cesar Pérez García como una nueva figura del personal político del liberalismo oficialista en Antioquia. Natural del corregimiento La Cruzada, en Remedios, Pérez García hizo su carrera política en Medellín para proyectarse posteriormente hacia la región: fue Representante a la Cámara por Antioquía y llegó a presidir esta corporación.

 

El Alto Nordeste representaba un pequeño porcentaje de los votos totales de la lista: para las elecciones de 1978 el 2,5%, para 1982 el 1,4%, y para 1986 el 0,9%, de tal forma que el volumen de esta votación regional no era determinante en el conjunto departamental. A pesar de esto, Cesar Pérez García construyó una clientela en la región. Aprovechando la identidad de partido, desde los directorios liberales oficialistas de Segovia y Remedios, Pérez García y un grupo de políticos locales leales controlaban los recursos públicos y el acceso a la burocracia municipal en la región, especialmente en Segovia, en el período comprendido entre la segunda mitad de la década de 1970 y la primera mitad de la década de 1980. Además, Pérez García utilizaba sus recursos privados como las becas en la Universidad Cooperativa de Colombia para el mantenimiento de las relaciones clientelares, aprovechando el déficit educativo de la región.

 

 

1. Comparativo de votación para Consejo Municipal de Segovia y Remedios.

Partido Liberal y UP (1986 - 1988). Fuente Registraduría Nacional del Estado Civil.

 

Ver estadísticas de Segovia - Ver estadísticas de Remedios

 

 

2. Comparativo de votación para Alcaldía Municipal de Segovia y Remedios.

Partido Liberal y UP (1988 - 1997). Fuente Registraduría Nacional del Estado Civil.

 

Ver estadísticas de Segovia - Ver estadísticas de Remedios

 

 

 

3. Votaciones a la Cámara de Representantes de Segovia y Remedios

Lista del grupo de César Pérez y de la UP (1982 - 1998). Fuente Registraduría Nacional del Estado Civil.

 

Ver estadísticas de Segovia - Ver estadísticas de Remedios

 

La entrada de la UP en la competencia electoral para 1986 provocó una crisis en las relaciones clientelares de la región, los resultados electorales le daban una importancia renovada a la relación entre identidad partidista y lealtad electoral. La pérdida de las mayorías de los consejos y la asignación de alcaldes de la UP en Segovia y Remedios fue un primer momento crítico para el dominio de la red liberal en la región.

 

Sin embargo, fue para las elecciones de 1988 que la crisis de la red clientelar se profundizó, tanto por la incapacidad redistributiva como por el paso del voto de clientela al voto de opinión que propició la campaña de la UP, dando paso a la derrota de los liberales en los comicios de ese año. No obstante, la ruptura definitiva de la red clientelar de Cesar Pérez en el Alto Nordeste se presentó cuando la gente relacionó su nombre con la masacre de Segovia del 11 de noviembre de 1988. Posteriormente, la recomposición de la red clientelar y su reinstalación en el poder fue un proceso complejo de avances y retrocesos que se prolonga hasta 1997.

Recomendado

Carátula del Informe Silenciar la Democracia - Las Masacres de Segovia y Remedios 1982 - 1997.

Serie radial sobre las masacres de Segovia y Remedios

Síguenos en nuestras redes sociales: Youtube Instagram Soundcloud