El pasado 4 de abril se conmemoró el “Día Internacional de Sensibilización contra las Minas Antipersonal”, por esta razón, y a raíz de su constante lucha, es importante resaltar el papel de las víctimas que han sufrido las consecuencias del uso de estos artefactos dentro del conflicto armado.

Por: Alejandra Uscategui para el CNMH

En el marco de la conmemoración a nivel nacional, el presidente Juan Manuel Santos declaró 37 municipios libres de sospecha de Minas Antipersonal en el departamento de Guainía, lo que deja, a la fecha, 225 municipios sin sospecha de estos artefactos, gracias a las acciones que se adelantan a través del desminado humanitario. Así mismo, es importante señalar que el 2017 fue el primer año en que no se registró en el país instalación de Minas Antipersonal, según el reporte del Monitor Internacional de Minas Antipersonal.

Colombia es un país que ha sido afectado por el uso de Minas Antipersonal durante más de dos décadas como estrategia militar de los grupos al margen de la ley, principalmente para proteger territorios estratégicos y cultivos ilícitos. Hasta el año 2014, el país ocupó el segundo puesto en número de víctimas por estos artefactos, después de Afganistán. Sin embargo, gracias a las labores de desminado humanitario, que se han incrementado a raíz del Acuerdo de Paz con las FARC, han disminuido el número de víctimas, pasando de 1.232 en el año 2006 a 39 en el año 2017, según datos de la Dirección para la Acción Integral Contra las Minas Antipersonal.

“Ya después ellos mismos (los grupos guerrilleros) hacían reuniones que decían que tenían que utilizar eso aunque sea por defensa de ellos mismos, pero en realidad no lo ponen por defensa de ellos mismos, en realidad donde ellos estén en una zona cocalera, las minas son para uno (…) para matarlo a uno y encima le dicen que es para defenderlo a uno”. Relata un sobreviviente de Mina Antipersonal, en el informe nacional “La Guerra Escondida” del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), que ha contribuido al reconocimiento de las víctimas de este flagelo, al igual que el libro “Esa mina llevaba mi nombre” del año 2016.

Es importante reconocer el papel que juegan las más de 11.000 víctimas de Minas Antipersonal en el país: hombres, mujeres, niños y niñas que siguen luchando por sus sueños sin importar las adversidades que han tenido que afrontar en el marco del conflicto armado. Como relata uno de ellos en su testimonio para el informe nacional, “(…) usted siente que el resto del mundo se para, usted siente que el resto del mundo se paraliza y usted es el único que está dando una vuelta que es en cámara lenta. Cuando usted cae otra vez vuelve como a la realidad, entonces yo caí en el mismo hueco que dejó la mina y ahí quedé.”

Es de gran relevancia tener conciencia sobre la problemática que afronta el país desde hace más de dos décadas, el reconocimiento a las víctimas y la necesidad de frenar la instalación de estos artefactos, que nunca descansan y pueden durar hasta 50 años activos. Adicionalmente, esta conciencia se debe expandir hacia una comprensión distinta de las personas con discapacidad. Reconociéndolas como sujetos de derechos, brindando todas las oportunidades para el despliegue de sus capacidades y su participación equitativa en la sociedad. Lo anterior con el objetivo de que el próximo año se celebre el “Día Internacional de Sensibilización contra las Minas Antipersonal”, con cero víctimas por estos artefactos en Colombia.

Expropiar el cuerpo

Publicado 18 Abr 2018

expropiar cuerpoEl presente libro reúne seis crónicas construidas a partir de la experiencia de vida de igual número de mujeres que han sido víctimas de violencia sexual en el conflicto armado colombiano. Con cada una de ellas la autora sostuvo múltiples encuentros que permitieron profundizar en los detalles de sus historias. Además, con cada una se compartió también el texto final, que sólo se dio por terminado cuando cada mujer se sintió plenamente recogida y dignificada en él, sin expresar ningún reparo sobre su contenido.

Esta dimensión del trabajo es importante, porque si bien se trata de textos con un registro literario, el libro constituye también un esfuerzo por favorecer la apropiación social de la memoria histórica a través de lenguajes distintos a los informes de investigación (la literatura, en este caso), y, por tanto, su construcción conservó no sólo fines artísticos, sino también de dignificación de las víctimas.

En algunos casos, por motivos de seguridad, fue necesario cambiar los nombres reales de las protagonistas e incluso otros datos que pudieran favorecer su ubicación actual. Tales cambios u omisiones no interfieren de ninguna manera en el sentido de las historias, cuyas protagonistas hicieron parte del grupo de mujeres que ofreció su testimonio durante el proceso de memoria histórica conducente al Informe Nacional sobre Violencia Sexual en el conflicto armado: La guerra inscrita en el cuerpo.

  • download btn   

Un bosque de memoria viva

Publicado 18 Abr 2018

bosque memoria vivaDesde hace muchos años atrás las campesinas y campesinos de la zona alta de El Carmen de Bolívar habíamos sembrado la esperanza de hacer una memoria viva, de contar a través de nuestras palabras cómo llegamos a este territorio, cómo surgió esta comunidad, cómo vivimos, qué nos unió y qué nos distanció en determinados momentos, por qué la guerra fue durante días y noches el escenario de nuestra vida cotidiana, cómo nos afectó el conflicto armado y qué huellas dejó en el campo, en quienes lo cultivamos y habitamos.

A través de estas letras queremos transmitir la memoria viva de la Alta Montaña. La llamamos así por ser una memoria que surge de nosotros, de nuestras experiencias, escritos, imágenes conversaciones, relatos y voces. Es memoria viva por la participación de la comunidad en todo el proceso de narrar nuestras historias y recuerdos y por haber sido cultivada en este territorio a través de la oralidad y la escritura, de nuestras expresiones y formas de narrar.

Estas memorias que compartimos con ustedes han sido contadas desde un presente, por ello al recordar también decimos cómo estamos ahora y cómo quisiéramos que fuera el porvenir a partir de esta historia que también van a leer o a escuchar nuestros niños, niñas y jóvenes, mientras continúan recorriendo las 54 veredas y 13 corregimientos que reunidos conforman un área rural a la que llamamos Alta Montaña.

  • download btn   

alta montanaEl proceso de memoria de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar fue uno de los 91 compromisos suscritos por los gobiernos nacional y departamental en 2013, luego de la caminata promovida por el Movimiento Pacífico de la Alta Montaña de los Montes de María. Ese año más de 1.600 campesinas y campesinos salieron entre el 5 y el 8 de abril de sus veredas, ubicadas en la denominada zona alta de El Carmen de Bolívar y San Jacinto y caminaron buscando una vía que los llevara desde el campo hacia un escenario de diálogo con las autoridades departamentales y nacionales con el siguiente propósito: “Demandar ante estas un conjunto de derechos, tales como salud, educación, vivienda, recreación y reparación integral, cuya garantía permanecía en mora desde años atrás”.

El listado de demandas ante las autoridades competentes incluía, además, los temas de vías e infraestructura y el acceso a servicios públicos como electrificación y acueducto. Otros asuntos hicieron parte de las solicitudes formuladas: entre estos se destaca el denunciar y conocer las causas de la muerte del aguacate y apoyar la economía campesina ante la afectación generada por la pérdida de este cultivo en muchas veredas de la zona, a finales de la década de los noventa, cuando la población fue obligada a desplazarse en medio del conflicto armado.

El proceso de memoria se sumó a las solicitudes presentadas al Gobierno nacional, relacionadas con el derecho de las comunidades, grupos y organizaciones a participar en este tipo de iniciativas y a vincular este derecho con el deber de memoria del Estado.

Este documento metodológico, escrito por el equipo de investigación del CNMH que acompañó la construcción del informe de memoria de la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar, hace un recuento de la forma como se realizó el proceso de memoria viva, teniendo en cuenta los antecedentes, las condiciones que conllevaron a su solicitud, su inclusión como parte de los acuerdos con el Gobierno y la participación de la comunidad.

  • download btn   

Desde 1988 se realiza la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo), el evento cultural más importante del país, y en 2018 abrirá sus puertas este martes 17 de abril. Como evento central, a las 6:00 p.m. el presidente Juan Manuel Santos y el líder huitoto, Gil Farakatde, realizarán el primer recorrido por “Voces para transformar a Colombia”, la gran exposición (1.200 m2) sobre el conflicto armado, organizada por el Museo de Memoria Histórica de Colombia (MMHC)

Esta exposición, que estará en itinerancia por diferentes ciudades del país, tiene un mensaje central, sencillo y profundo: no podemos transformar el país sin reconocer lo que ha pasado, y no podemos reconocer lo que ha pasado sin comprometernos a transformar el país. Con esta exposición, el Museo de Memoria Histórica de Colombia pone a prueba sus aprendizajes, luego de años de atenta escucha en los territorios. 

“Voces para transformar a Colombia” fue diseñada para oír historias de violencia y dolor, pero ante todo de dignidad y resistencia por los embates del conflicto armado. La voz central en este recorrido es la de las víctimas, la de las personas y comunidades que han sido vulneradas, excluidas, ignoradas y silenciadas. 

Esa es una de las razones por las cuales, junto al Presidente, estará Gil Farakatde, líder de la comunidad huitoto, en El Amazonas. A su pueblo le tocó vivir uno de los “más atroces, vergonzosos y repugnantes crímenes que registra la historia y del ultraje más infame a la civilización”, durante el primer auge de la explotación cauchera, a principios del siglo pasado. 

Al igual que Gil Farakatde, más de 100 víctimas de múltiples lugares de Colombia estarán participando en el pabellón 20 de Corferias, en la exposición y en la amplia programación artística y académica que puede ser consultada en Museo de Memoria

El recorrido que realizarán el presidente Santos y Gil Farakatde es previo a la inauguración de la FilBo que se llevará acabo este martes 17 de abril a las 7:00 p.m.

Talento Humano

Publicado 12 Abr 2018

Manual de Funciones y Competencias

  • 2015
    • Resolución No. 039 Por la cual se establece el manual especifico de funciones y de competencias laborales para los empleos de planta del personal del CNMH
    • Resolución No. 098 Por la cual se adiciona la Resolución No. 039 del 25 de febrero de 2015
    • Resolución No. 101 Por la cual se adiciona la Resolución No. 039 de 2015
    • Resolución No. 255 Por la cual se adiciona la Resolución No. 039 del 25 de Febrero de 2015
  • 2016
  • 2017

Asignaciones Salariales

  • Decreto 330 - 19 de febrero de 2018 Por el cual se fijan las escalas de asignación básica de los empleos que sean desempeñados por empleados públicos de la Rama Ejecutiva. Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible, Empresas Sociales del Estado, del orden nacional, y se dictan otras disposiciones
  • Decreto 999 - 09 de junio de 2017​ Por el cual se fijan las escalas de​ asignación básica de los empleos que sean desempeñados por empleados públicos de la Rama Ejecutiva, Corporaciones Autónomas. Regionales y de Desarrollo Sostenible, Empresas Sociales del Estado, del orden nacional, y se dictan otras disposiciones
  • Decreto 229 - 12 ​de febrero de 2016 Por el cual se fijan las escalas de asignación básica de los empleos que sean desempeñados por empleados públicos de la Rama Ejecutiva, Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible, Empresas Sociales del Estado, del orden nacional, y se dictan otras disposiciones
  • Decreto 1101- 26 de mayo de 2015 Por el cual se fijan las escalas de asignación básica de los empleos que sean desempeñados por empleados públicos de la Rama Ejecutiva, Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible, Empresas Sociales del Estado, del orden nacional, y se dictan otras disposiciones
  • Decreto 199 del 07 de febrero de 2014 Por el cual se fijan las escalas de asignación básica de los empleos que sean desempeñados por empleados públicos de la Rama Ejecutiva, Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible, Empresas Sociales del Estado, del orden nacional, y se dictan otras disposiciones
  • Decreto 1029 21 de mayo de 2013 Por el cual se fijan las escalas de asignación básica de los empleos que sean desempeñados por empleados públicos de la Rama Ejecutiva, Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible, Empresas Sociales del Estado, del orden nacional, y se dictan otras disposiciones

Perfiles de Servidores

Evaluación del Desempeño

Aspirantes a Cargos

Avisos de Notificación

Nombramiento de Servidores

Planes de Gestión de Talento Humano

Código de ​Integridad

La Alta Montaña del Carmen de Bolívar es una comunidad conformada por 54 veredas y 13 corregimientos. Las personas que allí habitan se autorreconocen e identifican como comunidad gracias a sus raíces e historia, los vínculos familiares, de amistad y vecindad, la economía campesina y la cultura.

En 2013, con más necesidades que derechos satisfechos y anteponiendo la dignidad al miedo y a la resignación, el Movimiento Pacífico de la Alta Montaña convocó a las personas de esa región a marchar. Fue así como el 5 de abril de ese año se reunieron más de 1.500 personas con un solo propósito: ser escuchados por las entidades y autoridades departamentales y nacionales. Y fue gracias a esa caminata pacífica que ese mismo mes se conformó una mesa de diálogo en San Jacinto, Bolívar, en la que se suscribieron 91 compromisos entre la comunidad y el gobierno en materia de acceso a vías, servicios públicos, derechos civiles y políticos, económicos, sociales, ambientales y culturales, y el derecho a la reparación integral.

La afectación de la economía campesina debido a la muerte del aguacate y la estigmatización de la zona en medio del conflicto armado fueron dos temas que también se transmitieron a las autoridades e instituciones de la mesa, así como la construcción de un proceso de memoria con la participación de la comunidad.

Esta última solicitud de construcción de un proceso de memoria fue transmitida a mediados de 2014 al Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), el cual inició una tarea de concertación con la comunidad de la Alta Montaña en la que sus miembros manifestaron interés en hacer un proceso de memoria viva, con la participación activa de las campesinas y campesinos para la recopilación y la difusión de sus memorias. 

Un bosque de memoria viva, desde la Alta Montaña del Carmen de Bolívar, la nueva investigación del CNMH, es el resultado de ese proceso de memoria viva que inició en 2014.

Entre las temáticas abordadas en este informe se encuentran:

  1. El origen de las comunidades que conforman la Alta Montaña de El Carmen de Bolívar
  2. Los lazos que unieron a las comunidades, destacando la identidad y la economía campesina
  3. La historia y trayectoria del proceso organizativo
  4. La vida en medio del conflicto armado
  5. Las afectaciones causadas a la comunidad, al proceso organizativo y al territorio
  6. La situación actual de las comunidades
  7. Sus apuestas en materia de reconciliación y construcción de paz

En este informe la oralidad predomina como mecanismo de transmisión de las memorias, así como la palabra escrita a través de los textos que algunas personas de la comunidad habían redactado con antelación y durante el proceso de memoria. Es por esta razón que el lector encontrará en estas páginas poesías, cantos, cuentos y otras manifestaciones que fueron sembrándose en el terreno de las memorias. Adicionalmente, y debido a la participación de un equipo de trabajo conformado por documentadores locales y reporteros audiovisuales, el informe contiene varias imágenes y fotos que dan cuenta de la cotidianidad de esta comunidad campesina y del proceso participativo.

La investigación viene acompañada también de un documento metodológico escrito por el equipo de investigación del CNMH que acompañó la construcción del informe. 

PARA MAYOR INFORMACIÓN

Fecha: 18 de abril de 2018 
Hora: 3:00 pm - 4:00 pm
Lugar: Foro la Fuerza de las palabras 
Corferias, pabellón 20
Bogotá

Una estrategia contra el olvido

Publicado 12 Abr 2018

El Centro Nacional de Memoria Histórica presenta Hasta Encontrarlos, una estrategia de apoyo a la búsqueda de 98 personas desaparecidas en Caquetá.

Por: William Moreno Hernández periodista del CNMH

estrategiaCorría febrero de 2001, Orlando Castro Losada, de 45 años, estaba tomando un baño en una quebrada del municipio Belén de los Andaquíes, en Caquetá. Escuchó un disparo, así que decidió ir a su casa. Al llegar, se encontró con seis hombres vestidos de camuflado. Su esposa había sido obligada a tenderse en el piso con las manos atadas atrás. Los foráneos dispararon de nuevo al aire y se llevaron a Orlando con la excusa de investigarlo. Sin embargo, nunca regresó y, desde entonces, su familia no sabe nada de él.

En Caquetá, son miles los casos como el de Orlando Castro. De acuerdo con el Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica, en este departamento del sur de Colombia hay 3.324 registros de personas desaparecidas. De igual forma, la Fiscalía General de la Nación reportó que, a febrero de 2018, en Caquetá se han encontrado 244 cuerpos. Y aunque 86 de estos han sido identificados y entregados a sus familiares, aún hay 158 sin identificar bajo custodia de las autoridades.

Al día de hoy, en Caquetá, decenas de familias desconocen el paradero de sus seres queridos, pero conservan la esperanza de encontrarlos, vivos o muertos. Por eso, en alianza con la Fiscalía, Medicina Legal, la Diócesis de Florencia, la Universidad de la Amazonia, la Escuela Audiovisual Infantil del municipio de Belén de los Andaquíes y el Museo de Caquetá, el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) creó “Hasta Encontrarlos”, una estrategia para contribuir a la búsqueda de 98 personas (89 hombres y nueve mujeres) de 15 municipios de Caquetá sobre quienes se investiga su desaparición.

hasta encontrarlos

Para el equipo que lidera la línea de Antropología Forense del CNMH, resultaba difícil trabajar con la totalidad del registro de personas desaparecidas en el departamento, por lo que la selección de los casos incluidos en la estrategia corresponde a un proceso de filtro con base en unas características procesales que permiten agilizar su búsqueda.

“Fueron dos criterios de selección. Los 98 casos, primero, están registrados en la plataforma pública HOPE (Hagamos Obligatorio Poder Encontrarlos), que hace parte del Registro Nacional de Desaparecidos administrado por Medicina Legal e incluye las fotografías de las personas desaparecidas, las cuales son aportadas por las familias, y además, los casos están registrados en el Sistema de Justicia y Paz, por lo que tienen un proceso judicial abierto en la Fiscalía”, explica Helka Quevedo, coordinadora de la línea de Antropología Forense del CNMH.

Es importante aclarar que la estrategia “Hasta Encontrarlos”incluía, en un principio, 99 personas desaparecidas en Caquetá. Sin embargo, durante los días del lanzamiento, a finales de noviembre de 2017, la Fiscalía y Medicina Legal entregaron los restos de Ivincer Cuellar, por lo que ahora la estrategia trabaja con 98 personas desaparecidas.

La estrategia

“Hasta Encontrarlos”se enfoca únicamente en Caquetá porque desde 2013, y gracias a su trabajo interinstitucional con la Fiscalía, Medicina Legal y la Unidad para la Atención y Reparación Integral de las Víctimas, la línea de Antropología Forense del CNMH ha acompañado la búsqueda de personas desaparecidas en este departamento a través del “Piloto Caquetá”, un proyecto que expone experiencias aprendidas sobre el apoyo en la búsqueda de personas. Allí se halló que, por ejemplo, en cuanto a desaparición forzada, es primordial trabajar caso por caso.

Los resultados de este trabajo del CNMH se presentan en la investigación “Textos corporales de la crueldad. Memoria histórica y antropología forense”, que narra y analiza los hechos violentos en Puerto Torres, una pequeña inspección del municipio de Belén de los Andaquíes, Caquetá, entre 2001 y mediados de 2002. Parte de esta experiencia está reflejada en el documental Cuerpo 36.

De acuerdo con cifras de la Fiscalía, a la fecha, para Caquetá hay 158 cuerpos sin identificar bajo custodia de las autoridades. “Hasta Encontrarlos”pretende contribuir al proceso de búsqueda e identificación de estas personas desaparecidas tendiendo puentes de comunicación entre las familias y las instituciones competentes. “Queremos reconectar a las familias de estos casos con las autoridades que hoy están haciendo las investigaciones y las exhumaciones en la zona para conocer en qué va el proceso”, dice Helka Quevedo.

Asimismo, desde esta estrategia se quiere hacer un llamado a las familias que tengan personas desaparecidas para que se comuniquen cuanto antes con la Fiscalía y Medicina Legal. Esto contribuirá, por un lado, a la obtención de las muestras biológicas faltantes para cotejos genéticos que faciliten el proceso de identificación tanto de los cuerpos exhumados en Caquetá como de los 3.402 cuerpos encontrados en todo el país y que, de acuerdo con la Fiscalía, hace falta identificar y entregar. Por otro lado, también facilitará la actualización de información en las bases de datos.

Por otro lado, para generar una mayor empatía con las víctimas de estos hechos “se diseñó una estrategia radiofónica con emisoras regionales para difundir crónicas y perfiles de las personas desaparecidas, y se distribuyeron 300 afiches con las fotografías y datos generales de las 98 personas desaparecidas. Estos se entregaron a los aliados regionales y se ubicaron en lugares estratégicos, como iglesias, plazas de mercado, sedes de Medicina Legal y Fiscalía, entre otros, para que la comunidad los vea y tenga acceso a esa información”, explica Andrea Machler, antropóloga del CNMH.

Para conocer más, escucha el programa de CONMEMORA RADIO en el que hablamos con parte del equipo que diseñó la estrategia “Hasta Encontrarlos".

No los olvidemos

Como parte de esta estrategia el CNMH tiene previsto, este 2018, el lanzamiento de un micrositio titulado “Hasta Encontrarlos: estrategia de apoyo a la búsqueda de personas desaparecidas en Caquetá”. En esta plataforma estará disponible toda la información de la estrategia, los 98 perfiles de las personas desaparecidas y un directorio con las entidades que se deben contactar en caso de tener información que contribuya a la búsqueda e identificación de estas personas.

Además, la plataforma contará con la guía para el reporte institucional de personas desaparecidas, que es aplicable a nivel nacional, y toda la información que tiene el Centro Nacional de Memoria Histórica sobre desaparición forzada en Colombia: artículos, informes e investigaciones, especiales y proyectos radiofónicos y audiovisuales.

eltiempo 120x120

Más de 8 millones y medio de víctimas después Colombia tendrá un espacio de alcance nacional para honrar las memorias de quienes más sufrieron la guerra. Se trata del Museo de Memoria Histórica de Colombia, que será construido por orden de la Ley de Víctimas y estará listo para el primer semestre de 2020.

Vea el artículo completo en eltiempo.com

A propósito del 9 de abril, día de la memoria y la solidaridad con las víctimas del conflicto armado, el programa del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), Conmemora Radio, dedicó su pasada emisión a reflexionar en torno a las implicaciones diferenciales que tiene el asesinato a líderes y lideresas indígenas en la presente coyuntura.

Por: Equipo Redacción CNMH

Entre 1959 y 2017, según cifras del Observatorio de Memoria y Conflicto del CNMH, fueron asesinados 615 autoridades y líderes indígenas. Mientras que de 2016 a 2017, también el Observatorio, reportó 24 muertes de personas indígenas. Por su parte, el conteo de la ONIC, desde el inicio del proceso de paz, 2012 a la fecha, asegura que van 48 personas indígenas que han perdido la vida a consecuencia de su liderazgo dentro de las comunidades, mientras que otras 133 han sido amenazadas. Su muerte, además de afectar profundamente los procesos de defensa de los derechos, que ellos y ellas apalancaban, supone unas rupturas de tejidos y relaciones dentro de las cosmovisiones propias de los pueblos.

Ante esta preocupante situación, Oscar Montero, indígena del Pueblo Kankuamo de la Sierra Nevada de Santa Marta, manifestó que “en Colombia habitan 102 pueblos indígenas, de los cuales 36 están catalogados o determinados por parte de la Corte Constitucional como Pueblos indígenas en vía de extinción física y cultural a causas del conflicto armado”. Y, complementó, “las sistematicidad de asesinatos a líderes indígenas no obedece únicamente a un tema de coyuntura y es un tema que se ha mantenido siempre”.

Preocupante resulta analizar cuáles son los departamentos donde más se han presentado casos contra los pueblos indígenas, sobresaliendo Nariño, Cauca y Chocó. Territorios que se ven afectados, no solo por los asesinatos de sus autoridades, sino que se producen a la par de otros hechos victimizantes como desplazamientos masivos forzosos, confinamiento, reclutamiento forzado y atentados. Todo esto pone en evidencia una grave situación humanitaria que padecen varias comunidades y pueblos indígenas en Colombia.

Las organizaciones indígenas y sociales, así como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se han manifestado respecto a la vulnerabilidad en la que históricamente han estado los pueblos indígenas, al no ser garantizados sus derechos, y cómo esta situación se ve reflejada en los actuales asesinatos y amenazas a los líderes y las lideresas que defienden los derechos de los pueblos.

 

“Una piedra en el zapato”

La principal problemática que vive actualmente el acuerdo de paz, entre el Gobierno y las FARC, se vive con los crímenes contra líderes sociales en el país. Más de 400 defensores de derechos humanos han sido asesinados entre 2013 y 2018 según el Informe Anual del Programa Somos Defensores, titulado ‘Una piedra en el zapato’, que denuncia la grave situación que están viviendo en las regiones del país los defensores de derechos humanos. “Si bien es de suma importancia —dice la investigación— reconocer que el silencio de los fusiles trajo consigo que tuviéramos la tasa de homicidios más baja en los últimos 30 años (24 por cada 100 mil habitantes), esta tasa de homicidio se disparó de manera focalizada en los defensores y defensoras de DD.HH”.

Según el informe, los homicidios contra este grupo de la población se elevaron de 78 casos en 2013, a 55 casos en 2014, 63 casos en 2015, 80 en 2016, 106 en 2017 y en 2018 se han presentado 18 líderes asesinados sólo en los primeros 31 días del año.

Llamando la atención sobre este tema, no repetir nuestro pasado y proteger el presente, ‘Una piedra en el zapato’ coloca el dedo en la llaga sobre tres puntos esenciales para blindar a nuestros defensores de derechos humanos.

El primero es que sin lugar a dudas esta sigue siendo una profesión de alto riesgo en Colombia. “El ejercicio de estos activistas y líderes se considera ‘un estorbo’ en los territorios para quienes tienen intereses de poder en los mismos y ven en los defensores un potencial peligroso para sus objetivos”, explica el informe. Son personas que están relacionadas con la defensa de la tierra y el territorio, con enfoques étnicos y poblacionales: campesinos, indígenas, afrodescendientes o Juntas de Acción Comunal de zonas rurales en departamentos como Antioquia, Cauca, Valle del Cauca, Nariño, Norte de Santander, Córdoba, Chocó y Cesar, donde ha existido históricamente presencia de grupos armados ilegales. “Igualmente estas zonas corresponden a escenarios donde se desarrollan operaciones militares del Estado colombiano correspondientes al ‘copamiento’ de zonas ex–FARC”, dice ‘Una piedra en el zapato’.

El segundo punto en el que llama la atención el informe tiene que ver con la implementación del Acuerdo de paz. Allí se enumera de forma categórica algunos de los obstáculos que ha sufrido en su camino este Proceso, pero que de alguna manera se han logrado sortear. Por ejemplo los cambios jurídicos realizados por el Fast Track, la constitución e implementación de la Justicia Especial de Paz (JEP), los problemas de la sustitución de cultivos uso ilícito, la restitución de tierras, la amenaza constante contra el nuevo partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, las disidencias de las FARC y los nuevos grupos que generan conflictividades.

Asimismo la investigación establece que es necesario aprovechar que el Acuerdo brinda una serie de herramientas que deben ser aplicadas para la protección de los líderes sociales. Las principales son: Unidad Especial de Investigación; Comisión de Nacional de Garantías de Seguridad y el Programa Integral de Seguridad.

La intención del Programa Somos Defensores en su investigación es analizar todas las aristas de este flagelo. A partir de ellos realza un tercer punto donde analizan el papel que han jugado todas las instituciones del gobierno para velar por el bienestar de los líderes sociales, desde la Fiscalía, pasando por el Ministerio del Interior, la Unidad Nacional de Protección, la Procuraduría, hasta la Defensoría del Pueblo.  

Una deuda pendiente con los líderes sociales

La realidad es que el camino a una construcción de paz, debe centrarse en la protección de aquellos territorios que siempre han estado en el olvido. Es muy difícil que la paz sobreviva con el asesinato sistemático de los líderes y lideresas sociales. Los territorios están a merced de poderes locales que buscan controlarlos a toda costa y su mayor objetivo es silenciar a quienes los protegen.

En el programa de radio se abordaron las causas y las consecuencias de estas amenazas, que en los pueblos indígenas afecta su gobernabilidad, autonomía e incluso pervivencia. También, se habló de la forma como las personas de los pueblos indígenas comprenden estas dinámicas del conflicto, no como una parte de la terminación del mismo, sino como un continuo de violencia que tiene sus primeras manifestaciones en la conquista, y que ha variado a lo largo del tiempo, pero que sigue teniendo de fondo raíces de discriminación y falta de acceso a derechos fundamentales.

Les invitamos a escuchar esta emisión de Conmemora Radio, que contó con las voces de dos líderes Nasa y Awá, en el territorio, y tuvo como invitado a Oscar Montero, Indígena Kankuamo que trabaja para la Consejería de Derechos Humanos de la ONIC y Oscar Pedraza, investigador del CNMH.

Página 1 de 312

Más noticias de memoria

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

El Presidente y Gil Farakatde, en el pri…

17-04-2018 Noticias CNMH

El Presidente y Gil Farakatde, en el primer recorrido del Museo de Memoria Histórica

Desde 1988 se realiza la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo), el evento cultural más importante del país, y en... Más información

Lanzamiento del informe “Un bosque de me…

12-04-2018 Noticias CNMH

Lanzamiento del informe “Un bosque de memoria viva"

La Alta Montaña del Carmen de Bolívar es una comunidad conformada por 54 veredas y 13 corregimientos. Las personas que allí habitan se... Más información

Asiste a la primera gran exposición del …

12-04-2018 Noticias CNMH

Asiste a la primera gran exposición del Museo de Memoria Histórica de Colombia

Visita el pabellón 20 de Corferias, un espacio de 1.200 metros cuadrados dedicado a Voces para transformar a Colombia, la primera gran exposición sobre el... Más información

Una estrategia contra el olvido

12-04-2018 Noticias CNMH

Una estrategia contra el olvido

El Centro Nacional de Memoria Histórica presenta Hasta Encontrarlos, una estrategia de apoyo a la búsqueda de 98 personas desaparecidas... Más información

Con los Pueblos indígenas y sus luchas

12-04-2018 Noticias CNMH

Con los Pueblos indígenas y sus luchas

A propósito del 9 de abril, día de la memoria y la solidaridad con las víctimas del conflicto armado, el... Más información

Sensibilización contra las Minas Antiper…

11-04-2018 Noticias CNMH

Sensibilización contra las Minas Antipersonal

El pasado 4 de abril se conmemoró el “Día Internacional de Sensibilización contra las Minas Antipersonal”, por esta razón, y... Más información

Las tres estaciones del Semanario Voz

05-04-2018 Noticias CNMH

Las tres estaciones del Semanario Voz

El principal medio de comunicación del Partido Comunista en Colombia, es uno de los actores que se ha sumado al... Más información

4 vidas, el documental

02-04-2018 Noticias CNMH

4 vidas, el documental

Las memorias y luchas de Dolly Riofrío, de Ipiales, Katherine Vargas, de Putumayo, Cristal Naomi de Tumaco, y Santina Román,... Más información

Los archivos clandestinos del M-19 en Ca…

22-03-2018 Noticias CNMH

Los archivos clandestinos del M-19 en Caquetá

Hace una década, William Wilches decidió acompañar en su recorrido, de entereza y vitalidad, a las familias de distintos líderes... Más información

Cine + Memoria

Ciro y yo

Ciro y yo

06-02-2018 Cine + memoria

Ciro Galindo, en medio de una entrevista, sostenía fijamente, y sin temor, su mirada mientras progresivamente iba afianzando varias pausas largas en su relato. Su hijo Esneider, un poco más nervioso, alternaba la vista entre el entrevistador y su padre,...

Especiales de memoria

Otras entidades del sector de la Inclusión Social

  • Bienestar Familiar
  • Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Victimas
  • URT

 

 

lamemoriaunaaliadaparalapaz

JoomShaper