De Guatemala para Colombia

Publicado 18 Jun 2018

Los archivos de la antigua policía del país centroamericano han servido como elementos de prueba en diversos procesos judiciales, relacionados con graves violaciones de los derechos humanos. Experiencias que aportan al caso colombiano.

Juan Camilo Gallego Castro para el CNMH

portada guatemala colombiaEn 1996 se creó en Guatemala la Comisión para el Esclarecimiento Histórico, luego del proceso de paz. En ese contexto la antigua Policía Nacional, responsable de graves violaciones de derechos humanos, ocultó los documentos de su archivo para evitar que la Comisión accediera a ellos.

Gustavo Meoño, hoy director del Archivo Histórico de la Policía Nacional de Guatemala, recuerda que en el 2005 se halló de manera casual el archivo, compuesto por alrededor de seis mil metros lineales, con un total de 60 millones de folios, en los cuales estaba condensada la historia de esa institución desde 1881 hasta 1997, cuando se disolvió la antigua policía y se creó la actual Policía Nacional Civil.

“Estos documentos los hemos convertido en un archivo estabilizado, no hay un solo documento abandonado, tirado. Todos los documentos tienen, por lo menos, un proceso básico de identificación, de limpieza, de conservación”, agrega Meoño, uno de los invitados de la segunda conferencia virtual de la ‘Formación Virtual en Protección, Conformación, Acceso y Uso Social de Archivos de Derechos Humanos y Memoria Histórica’, en la que se capacitan 25 líderes y lideresas de organizaciones sociales y de víctimas del país.

Lo primero que hicieron en Guatemala fue aplicar procesos archivísticos de conservación, identificación y certeza del principio de procedencia, aplicado para entender a qué parte de la estructura policiaca pertenecían los documentos. Luego de esto continuaron con la digitalización de los archivos, para proteger los originales. En 13 años han digitalizado una tercera parte, pues se trata de un archivo de grandes proporciones.

Agrega Meoño que “en la experiencia de Guatemala nos dimos cuenta muy pronto que no es suficiente con dar acceso a la información, porque muchas veces, principalmente los fiscales del ministerio público, los abogados, no tienen un conocimiento de los archivos ni tienen una costumbre y práctica de trabajar directamente con documentos de archivo.” En ese caso la mirada del archivero ha sido muy importante, pues entendieron que podían hacer un análisis documental y aportar en los procesos judiciales. En la actualidad han aportado documentos que se han utilizado por fiscales como elementos de prueba en 14 procesos.

“Esta es la razón de poner énfasis en el análisis documental y el peritaje técnico, porque hemos podido notar una diferencia, un salto verdadero en cuanto al aprovechamiento que hay de los documentos”, concluye.

Además de Gustavo Meoño, en la conferencia virtual también participaron Dora Lancheros, de la Corporación Avre; y Diego Galindo, de la Comisión Colombiana de Juristas. De esta manera finalizó el segundo de los cuatro módulos que compone esta Formación en la que líderes y lideresas de departamentos como Antioquia, Cesar, Cundinamarca, Risaralda, Chocó y Nariño se capacitan con el apoyo del Gobierno de Canadá, el Pnud y la Dirección de Archivo del Centro Nacional de Memoria Histórica.

digitalizar archivos

III Encuentro Internacional de Experiencias de Memoria: ¨Segunda y Tercera Generación del Exilio Colombiano¨, entre los días 26 y 29 de junio de 2018 en la ciudad de Barcelona, Cataluña (España).

El conflicto armado colombiano ha llevado a más de 6 millones de colombianos a dejar sus territorios para huir de la violencia. De estos, más de 400.000 personas han sido forzadas a cruzar las fronteras de Colombia para salvaguardar sus vidas. Muchas de ellas salieron con su núcleo familiar, según el Informe Tendencias 2016 de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados-ACNUR. Pero estimaciones no oficiales hablan de una cifra mucho más alta. 

Dentro de estos núcleos familiares se encuentran niñas, niños y jóvenes que han tenido que crecer entre dos culturas, dos tierras y dos tiempos. Han vivido el destierro y el desarraigo de manera diferente a sus padres, marcando su trayectoria de vida. 

Con el objetivo de posicionar los relatos de esta población en Colombia y en los países de acogida, el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD), el Gobierno de Cataluña y la Corporación Opción Legal realizarán el III Encuentro Internacional de Experiencias de Memoria: ¨Segunda y Tercera Generación del Exilio Colombiano¨, entre los días 26 y 29 de junio de 2018 en la ciudad de Barcelona, Cataluña (España). 

El III Encuentro Internacional de Experiencias de Memoria: Segunda y Tercera Generación del Exilio Colombiano tiene el propósito de propiciar un espacio para la construcción de la memoria colectiva a partir del diálogo, el intercambio y la reflexión sobre la experiencia del destierro y desarraigo en las segundas y tercera generaciones, y fortalecer las víctimas en el exterior y sus organizaciones en nuevas formas y lenguajes de la memoria. 

Teniendo en cuenta la metodología planteada para el Encuentro, se llevarán a cabo jornadas cerradas de trabajo con representantes de organizaciones de víctimas colombianas que se encuentran en el exterior. Se propone identificar las apuestas y los retos, así como las iniciativas de resiliencia y los aportes a la construcción de paz de las segundas y terceras generaciones. 

Para mayor información:

Joaquín Franco
Agenda Exilio del CNMH
Correo Electrónico: joaquin.franco@centrodememoriahistorica.gov.co
Móvil: (+57) 321 269 3798

Ricardo Robayo Vallejo
Enlace de comunicaciones Agenda Exilio del CNMH
Correo Electrónico: vocesdelexilio@centrodememoriahistorica.gov.co
Móvil: (+57) 318 326 5154

Un mural de memoria sobre las víctimas trans del municipio de Chaparral, Tolima, fue borrado por personas desconocidas, y, en su lugar, se hizo una inscripción que dice “HP”. El CNMH rechaza este tipo de violencias contra personas víctimas de sectores LGBT.

La Asociación Chaparral Dirversa, como representante de víctimas del conflicto armado, ha desarrollado acciones de memoria y de incidencia en la esfera pública. Su trabajo ha sido acompañado, en diversos momentos, por instituciones y organizaciones como el Centro Nacional de Memoria Histórica, USAID, la Gobernación del Tolima, la Asociación Yapawaira, Santamaría Fundación, Colombia Diversa y ACDI-VOCA.

El CNMH acompañó a la Asociación como parte de las Iniciativas de Memoria Histórica, un proceso apoyado, también, por ACDI-VOCA. La iniciativa tuvo como objetivo reconstruir memoria sobre el “Reinado Trans del Río Tuluní”, en el municipio del departamento del Tolima. El proceso de memoria histórica se llevó a cabo durante 2017, desarrollando acciones en torno a la incidencia y visibilización que la organización hace en pro de sus derechos. También, se trabajó una posibilidad para entablar un diálogo con entidades sobre la reparación colectiva de los sectores LGBT del municipio.

En 2018 la profesora Alanis Bello, de la mano con la Licenciatura de Educación Comunitaria dela Universidad Pedagógica, ha dado continuidad a este proceso de memoria, donde buscan ser reconocidos como sujetos de reparación colectiva. El mural que fue borrado, hace parte de ese reconocimiento y los hechos, según la profesora se desarrollaron de la siguiente manera:

  • El mural fue gestado como una forma de apoyo de la Licenciatura en Educación Comunitaria de la Universidad Pedagógica Nacional, al proceso de reconocimiento como sujeto de reparación colectiva que actualmente adelanta la Asociación Chaparral Diversa LGBTI.
  • La Universidad solicitó un permiso a la alcaldía de Chaparral para hacer el mural (también adjunto). Este permiso fue otorgado, no sin dilaciones, el día 18 de mayo de 2018 (adjunta la autorización). Ese mismo día se hizo el mural junto a los miembros de la Asociación y algunos docentes y estudiantes de la licenciatura. El mural buscó conmemorar a las víctimas de sectores LGBT del conflicto armado en el sur del Tolima, al igual que la resistencia del reinado Trans del río Tuluní.
  • Los materiales, la mano de obra y el diseño del mural corrieron por cuenta de la Universidad Pedagógica, y, como institución, nos resulta muy desconcertante que la alcaldía de Chaparral no nos haya brindado seguridad y acompañamiento logístico para realizar el mural. Asimismo, en la fecha en que se construyó este vehículo de memoria, la Alcaldía inauguraba una calle aledaña, justo al lado del espacio donde se ubicó el mural. En esa ocasión los funcionarios del municipio no se acercaron al mural y tampoco hicieron un proceso de sensibilización con la comunidad o la junta de acción local. Lo único que profirieron en acto público, fue decir que había "personas extravagantes que ponían muchos inconvenientes para la gestión municipal".
  • Según la Asociación Chaparral Diversa, luego de construido el mural, la Alcaldía no procuró una jornada de información, sensibilización y diálogo con la comunidad del barrio Versalles, donde se ubicó la pieza, tampoco brindó garantías de seguridad y logísticas para la realización del mural, ni para su conservación. Incluso, el mural se hizo en la pared del Colegio Público Gabriela Mistral, institución donde tampoco se hizo una jornada de sensibilización a la comunidad educativa para promover el respeto a las víctimas de los sectores LGBT, ni a sus memorias. Creemos firmemente que la Alcaldía incurrió en una falta al artículo 2.4.4.1.4 del Decreto 410 del 2018, que estipula que es responsabilidad de las alcaldías y gobernaciones promover entornos no discriminatorios en contra de las personas de los sectores LGBT.
  • El mural fue borrado la semana del 21 de mayo. Además de las dificultades con el gobierno local, el temor por la presencia de actores armados, es muy grave que la comunidad, respaldada por una inacción de la Alcaldía promueva acciones de odio que van en contra de los sectores LGBT y las víctimas del conflicto armado. Esta borradura representa un duro golpe para el proceso de visibilización de las víctimas de los sectores LGBT de Chaparral, ya que se sienten amenazadas y acorraladas por este ultraje a su memoria, además que sienten la falta de apoyo institucional (de la Alcaldía) y de la comunidad de Chaparral.
  • En este momento, la Asociación decidió detener sus acciones políticas en el territorio porque sienten que no hay garantías de seguridad ni respeto para seguir adelante, según afirma, William Álvarez, presidente de la Asociación. La Asociación está aterrorizada porque, como ya han sido víctimas de los actores armados, no descartan que la borradura del mural haya sido promovida, ya sea por la comunidad, los actores armados que hacen presencia en el territorio o la delincuencia común.

El CNMH se une a las voces de rechazo en torno a este tipo de hechos, que constituyen una violencia en contra de los sectores sociales LGBT, sus procesos de memoria y resistencia pacífica. 

(Vea aquí el comunicado enviado por la Asociación Chaparral Diversa al CNMH). 

Memoria en AM y FM

Publicado 08 Jun 2018

La oralidad es, y seguirá siendo, una parte muy importante en la forma en cómo transmitimos conocimientos, sentimientos, tradiciones, historias y, por supuesto, memoria. ¿Quién no recuerda con especial cariño una anécdota, una historia o un saber compartido por sus abuelos, sus padres o profesores a través la palabra hablada?

En Colombia, donde aun existe una brecha digital amplia e, incluso más que el internet, muchas veces en zonas rurales y apartadas ni siquiera hay recepción de televisión, la radio sigue siendo el medio de comunicación masiva más importante o aún el único posible para informarse y transmitir información. También en las ciudades la radio continúa teniendo un alto consumo en todos los sectores de la sociedad. Tomando esto como base y aprovechando nuestra tradición oral como cultura, varias iniciativas de memoria han usado la radio como su plataforma de expresión con el ánimo de llegar a un público amplio más allá de los centros urbanos y que las memorias que han reconstruido se escuchen en los pueblos, en las montañas, en las sierras, en las selvas y en todos los rincones donde la frecuencia y la amplitud modulada lleguen.

Les invitamos a escuchar dos ejemplos de las iniciativas que han hecho de la palabra y de los sonidos su vehículo para la memoria:

  • Ojalá nos alcance la vida / Corporación de Asuntos Mayores y CNMH con apoyo de OIM y USAID:

“Ojalá nos alcance la vida… para sembrar, argumentar y defender la paz”. Estas historias de vida se refieren al dolor, a la fortaleza y a la esperanza de personas mayores víctimas del conflicto armado en Colombia.

  • Reparaciones y territorio de paz / Una serie radial realizada por organizaciones sociales de Buenaventura - Grupo de comunicaciones por la defensa del territorio Palafitos y Arambé Grupo de ayuda comunitaria.

Las organizaciones sociales de Buenaventura reconstruyen su memoria y hacen comunicación para el desarrollo, en la construcción un territorio libre de violencia y lleno de oportunidades. Testimonios de las víctimas y voces de jóvenes hablando de memoria y procesos comunitarios de paz.

Y como un plus les invitamos a conocer más sobre el trabajo con iniciativas de memoria y escuchar los programas radiales realizados en 2018 sobre este tema en CONMEMORA RADIO

Iniciativas de Memoria Histórica

Historias para transformar el país

Personas mayores víctimas del conflicto

La crisis no conocida de Hidroituango

politicapublicaarchivosddhh

  • Luego de la firma del acuerdo de paz entre el gobierno nacional y la guerrilla de las Farc, después de más de cinco décadas de conflicto armado interno, la sociedad colombiana y sus instituciones asisten a un momento histórico que exige la suma de esfuerzos y voluntades para la construcción de una paz estable y duradera.
  • Tras largos años de guerra, el país se encuentra frente al desafío de consolidar un ambiente social y unas instituciones públicas que garanticen el tránsito hacia nuevos tiempos en la historia nacional, en los que la violencia sea desterrada como método para el tratamiento de los conflictos, la ciudadanía pueda ejercer libremente sus derechos y en los que las víctimas de las violaciones a los derechos humanos y de las infracciones al Derecho Internacional Humanitario sean reconocidas plenamente en su dignidad.
  • download btn   

Esta nota fue publicada en Colombia 2020 de El Espectador como: “Cinco ejemplos de construcción de memoria histórica desde las víctimas”.

Desde las regiones y con recursos escasos, las víctimas buscan recordar y construir prácticas de reconciliación para que las atrocidades cometidas durante el conflicto nunca se repitan.

portada 5ejemplosconstruccionPasar la página sin recordar no parece ser una opción. En los territorios, en las zonas donde el conflicto ha dejado heridas profundas, han surgido diversas iniciativas para enfrentar las secuelas de la guerra y fijarse una misión clara: recordar para evitar que los hechos que sufrieron en el pasado se repitan. Hoy, durante el encuentro “Los retos del Estado para construir memoria histórica”, organizado por Colombia 2020 y su capítulo Justicia para la Paz, se presentan en el hotel JW Marriott de Bogotá cinco iniciativas que nacieron en la sociedad civil y que se constituyen como un ejemplo para luchar contra el olvido.

A los invitados internacionales de Alemania y Argentina se sumarán el sargento mayor José Libardo Forero, miembro de la Policía, quien lidera un proyecto con integrantes de la Fuerza Pública que fueron secuestrados por las Farc; Alejandra Vera, mujer trans que se referirá a la experiencia en Chaparral (Tolima) para hacer visibles las afectaciones de la comunidad LGBTI durante el conflicto armado; Lucelly Giraldo, integrante del colectivo Mujeres Ave Fénix, que recoge relatos sobre violencia sexual; Héctor Tabares, que se encargará de presentar “Ojalá nos alcance la vida”, un proyecto en el que los adultos mayores víctimas buscan contar sus memorias a través del periodismo, y Luz Marina Uscué, creadora de Abracitos Nasa, un proyecto con 70 niños del resguardo indígena Huellas de Caloto (Cauca), con el que buscan solucionar los conflictos a través de soluciones pacíficas. Con sus experiencias quieren llamar la atención del Estado para adoptar medidas adecuadas que les permitan incentivar la construcción de memoria histórica.

Abracitos Nasa, semillas contra la guerra

foto2 5ejemplosconstruccion* Representación de Abracitos Nasa, la iniciativa del resguardo Huellas de Caloto (Cauca) - CNMH

Los niños del resguardo indígena Huellas, en Caloto (Cauca), tienen la palabra y la usan en contra de la guerra y las injusticias. Los ven deliberando sobre la forma como se deben solucionar los conflictos y la salida siempre resulta negociada. Esa es su regla principal. Se hacen llamar Abracitos Nasa, porque para su comunidad indígena los abrazos deben tener un significado de amor genuino y transparente. Se oponen a las armas que les dejaron heridas en el cuerpo y que segaron la vida de sus familiares.

Pero su nombre, además de ser el escogido por la mayoría de los niños, los remonta a una anécdota de 2014, cuando nació la iniciativa. “Ese día, un niño se acercó a otro y le dijo: ‘Acaban de regalar a su perrito. Su papá se lo cambió a una señora por una gallina’. El niño lloraba desconsolado. Los demás se levantaron y dijeron que no iban a dejar que se llevaran al animal. Se dieron un abrazo fuerte. Entonces salieron a buscar cordones y los sostenes de sus mamás para hacerle un cerco a quien se había llevado el perro. Así impidieron que se lo quitaran”, cuenta Luz Marina Uscué, quien ideó el proyecto que buscaba dejar atrás las huellas de la guerra. Asegura que si no se les presta atención a los niños hoy, se podrán convertir en sus enemigos en el futuro.

“Ojalá nos alcance la vida”

foto3 5ejemplosconstruccion * “Ojalá nos alcance la vida”, el proyecto de adultos mayores víctimas del conflicto - CNMH

La voz de los adultos mayores, víctimas en el conflicto armado, se escucha a través del periodismo. En nombre de los “viejos y viejas”, como se hacen llamar, Héctor Tabares Ortiz decidió crear “Ojalá nos alcance la vida”, una iniciativa para contar su versión de la historia desde la orilla de los adultos mayores. Para ellos, las situaciones que enfrentan las personas de más de 60 años en contextos de violencia no se comparan con las que viven los jóvenes. Su ejercicio consta de cuatro etapas. La primera consiste en la redacción de 15 historias de vida de todas las regiones del país, en las que incluye poblaciones afros, indígenas y mestizas. La segunda se refiere a una publicación de un libro con sus relatos. La tercera radica en producir un CD con ocho radiohistorias y un tema musical, para divulgar a través de las emisoras comunitarias del país. La cuarta busca realizar una producción animada para la población infantil.

Reconciliación después del secuestro

foto4 5ejemplosconstruccion * El sargento mayor José Libardo Forero Carrero defiende la importancia de recordar y perdonar - CNMH

José Libardo Forero Carrero recuerda con detalle el 10 de julio de 1999, cuando la guerrilla de las Farc se tomó la estación de Policía de Puerto Rico (Meta). Y no olvida el día 12, cuando, después del combate, fue secuestrado junto con 27 uniformados más. En las selvas del Guaviare, Caquetá, Meta y Vaupés pasó los siguientes 13 años de su vida. El hoy sargento mayor de la Policía, sin embargo, no guarda rencores. Cree en la paz, en la reconciliación y en el perdón. “Yo perdoné”, reconoce. Por eso, desde hace cuatro años, con 60 miembros de la Fuerza Pública que fueron secuestrados por las Farc, adelantan un proceso de memoria al que se han sumado 20 excombatientes que fueron sus carceleros. Ese último capítulo en su memoria, que se plasmará en una multimedia, comenzó cuando uno de sus compañeros se encontró de frente a un captor. Ante el pánico, el exsecuestrado sólo atinó a decirle: “Tranquilo, hermano, esta vida ya es otra cosa, eso ya pasó”.

“Memoria del reinado trans del río Tuluní”

foto5 5ejemplosconstruccion * Las mujeres trans en Chaparral (Tolima) han luchado contra la estigmatización hacia la comunidad LGBTI - CNMH

A orillas del río Tuluní, en Chaparral (Tolima), cada 6 de enero desde el año 2000 se celebraba el reinado trans: un paseo de olla, una muestra artística y folclórica y, en efecto, unas reinas que buscaban hacer visibles a las mujeres trans. Alejandra Vera, integrante del colectivo organizador, encontró en este evento un espacio para expresarse libremente. Sin embargo, los actores armados que la habían desplazado de su vereda y que habían asesinado a su padre empezaron a amenazar el reinado y a sus organizadoras. Esto las hizo clausurar el evento en el río y trasladarlo a un lugar privado, porque tenían miedo. Ahora, con su iniciativa “Memoria del reinado trans del río Tuluní”, quieren mostrar que las mujeres trans no son “sólo putas y peluqueras, sino arte y cultura”, y que, contrario a la estigmatización que han sufrido, no son peligrosas sino que están en peligro.

(Lea también: “Escribir es decir que las palabras son más fuertes que las balas”)

Renacer como el ave fénix

foto6 5ejemplosconstruccion * Las mujeres de Ave Fénix escriben para no olvidar - CNMH

Los gritos de las mujeres antioqueñas que vivieron la guerra terminaron por ser sus palabras. Víctimas de desplazamiento forzado y de violencia sexual, decidieron no callar más y dejar su dolor en el papel, escribir lo que les amargaba el presente para así sanar sus heridas. Bajo esa necesidad tan propia de cada mujer se conformó la iniciativa de memoria Ave Fénix. Así han logrado escribir dos libros: “Refugio del fénix” y “El vuelo del fénix”. “Es nuestra forma de pedir que nunca más se repita y de decir que las palabras son más fuertes que las balas”: así lo siente Lucelly Giraldo, integrante de este grupo, quien fue desplazada de Granada (Antioquia) y a quien le desaparecieron un hermano. Ella está convencida de que con sus letras aporta a la verdad de las víctimas en Colombia y, de esa manera, no favorece la impunidad.

Vea la nota en Colombia 2020.

En más de 25 años la Corporación Avre hizo acompañamiento psicosocial a víctimas de la violencia en Colombia. Las 2.443 publicaciones que conforman el acumulado de su trabajo y su experiencia los donaron al Centro Nacional de Memoria Histórica, revalidando su compromiso con el Pacto por la Memoria.

Juan Camilo Gallego Castro para el CNMH

Con todo lo que sucede en este país: muertes selectivas y la violencia sociopolítica, ¿cómo impacta todo en la salud mental de las personas y las familias? Era la inquietud de la profesora y médica psiquiatra Bertha Lucía Castaño. En 1992 invitó a otros colegas del Departamento de Psiquiatría de la Universidad Nacional y así fue como crearon la Corporación Avre (Apoyo a Víctima de Violencia Socio Política Pro – Recuperación Emocional). “Fue la primera ONG que buscó entender el impacto de la violencia sociopolítica desde la salud mental”, dice Marcela Salazar Posada, quien fuera su directora por cinco años.

En un principio, Bertha Lucía Castaño buscó al jesuita Francisco de Roux, entonces director del Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), para que les ayudara a buscar recursos para financiar a Avre. De Holanda llegó el primer apoyo y a partir de ahí la Corporación creció e involucró a otros profesionales, pues entendieron que debían integrar la acción social y política.

De esta manera la profesora Lola Cendales se vinculó con Avre. Venía de la educación popular, comprometida con los sectores más excluidos. “Avre se plantea lo comunitario. Así fue la formación de terapeutas populares. Vi que había una veta importante, pasamos de la atención profesional a que fueran las comunidades quienes acompañaran. Se trataba del reconocimiento de las capacidades del otro”, recuerda.

Durante mucho tiempo Vicky Villegas trabajó con Medicina Legal. Allí coincidió con la profesora Castaño y luego se vinculó con Avre, en donde integraron la psicología forense a su quehacer. Con esta línea lograron que muchas víctimas ganaran procesos judiciales relacionados con sus familiares.

Para el momento de su creación la Corporación Avre tenía una apuesta innovadora, de preocuparse por lo subjetivo. Si en un principio se encargaban de contener y resistir, luego vieron la posibilidad de que las víctimas fueran protagonistas y recobraran su estatus de ciudadanos y se sobrepusieran a su dolor.

“Aprendimos de la estrategia psicosocial del cono sur”, agrega Dora Lucía Lancheros, representante legal de Avre. Y añade: “nuestro paquete pedagógico lo adaptaron en Guatemala para formar promotores en las comunidades indígenas. Estas producciones fueron hechas desde adentro, valorábamos la mirada crítica, pues nos ubicamos en un lugar de intercambio de conocimiento”. Sabían que la capacidad debía instalarse en las comunidades. Alcanzaron a tener un cubrimiento nacional e incidieron en política pública y en la creación de estrategias de atención como Entrelazando, de la Unidad de Víctimas, a través de su paquete pedagógico, un acumulado que ya cumple 25 años.

Avre hoy está en proceso de cierre, por eso el 28 de mayo firmaron un acta de donación de sus archivos con el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH). Se trata de 2.443 títulos de publicaciones especializadas en atención psicosocial a víctimas, así como de un archivo compuesto por 998 documentos, entre los que se cuentan libros, revistas, casetes, entre otros. Dice el psicólogo Paul Stucky que “Avre ha sido muy rigurosa con su documentación. Les estamos entregando algo muy valioso para nosotros”. Esta es su forma de vincularse al Pacto por la Memoria.

Durante la firma, Ana Margoth Guerrero, directora del Archivo de Derechos Humanos del CNMH, expresó que con estos nuevos archivos donados por Avre se está pensando en las futuras generaciones, para que nuestros hijos y nietos puedan mirar lo que pasó, la historia de este país”.

En ese sentido, concluye Marcela Salazar Posada, “es un momento de confianza saber que ponemos nuestros archivos en buenas manos. Queremos que sepan que somos un grupo de personas y voluntarios unidos por una sociedad en paz. Que sepan que no fuimos indiferentes, que evitamos que se instalara el silencio, que nuestros archivos no pasaron al olvido”.

Valientes transgresoras

Publicado 06 Jun 2018

Yoko Ruíz, Madonna Lozada, Alanis Bello Ramírez y Daniela Villareal llevan décadas defendiendo abiertamente los espacios de reconocimiento de los sectores LGBT en el país. El pasado 19 de abril estuvieron en la Filbo en el conversatorio: “Resistencia en la pasarela. ¿Por qué importan los reinados trans?”.  

Por: Harold García para el CNMH

Tres luces grandes en forma de círculo apuntan desde el techo al suelo, el salón oscuro se ilumina en el centro donde posan cuatro mujeres de manera coqueta y llamativa. Se divierten ante cada disparo de la cámara, disfrutan ser fotografiadas. Se sueltan el cabello, doblan las piernas, se encorvan, colocan las manos en la cintura, miran de perfil: son unas divas. Al verlas sonreír con aplomo — carcajearse más de una vez— es impensable imaginar la travesía que han debido vivir para llegar hasta acá.

Las experiencias de estas cuatro valientes mujeres fueron escuchadas por decenas de personas que asistieron a la charla, en la exposición “Voces para transformar a Colombia” del Museo de Memoria Histórica en la Filbo, que fue moderada por Simón Uribe, reconocido académico y activista transgénero. Allí contaron anécdotas e historias alrededor del conflicto armado, la cotidianidad, pero sobre todo hablaron de la esperanza de vivir en un país donde se respeten los derechos de las personas de los sectores LGBT. (Puede leer: “Aniquilar la diferencia”)

Para empezar Simón explicó que los reinados trans, por ejemplo el que se realiza cada año en Chaparral (Tolima), no son un escenario banal que se centra en parámetros de belleza, al contrario son acciones colectivas que producen otras miradas y formas de habitar el territorio por parte de las mujeres transgénero, así como  y de igual manera generan otras formas de existir y concebir el cuerpo.

2 * Conversatorio: “Resistencia en la pasarela. ¿Por qué importan los reinados trans?” - Foto: Daniel Sarmiento/CNMH

En este conversatorio se respondieron algunas de las siguientes preguntas:

¿Cómo creen que los reinados de belleza trans han contribuido para la visibilización y exigibilidad de derechos de la comunidad LGBT en cada uno de sus contextos?

Alanis Bello Ramírez
“Los reinados de belleza históricamente han sido una plataforma política para poner un debate público alrededor de los derechos de aquellos sujetos que han sido vistos como ‘lo otro’. Por ejemplo la Asociación Chaparral Diversa LGBTI, ha contado la memoria histórica de esta resistencia que se ha tejido alrededor del reinado, ha permitido observar cómo estos escenarios no son solo para presentar unos cuerpos en tanga, para ir a satisfacer un pueblo sino que por medio de la exhibición orgullosa de estos cuerpos las mujeres transְ de Chaparral buscaban una inclusión dentro del pueblo. El reinado en sí mismo es una forma de negociar la presencia dentro del territorio, y es así mismo una forma de reclamar una existencia”.

Daniela Villareal
“En mi región, Chaparral, los grupos armados de guerrillas y paramilitares no golpearon muy fuerte. Este territorio es bastante político y el reinado hizo que nos visibilizaramos ante el pueblo chaparraluno porque estas regiones son muy conservadoras en estos temas. Esto fue una lucha constante, en los 80 fue muy duro porque no existía la constitución del 91 que nos transformó, nos dio libertades y derechos. El reinado ayudó a mostrarnos a pelear por nuestroS derechos, ya nos empezaron a ver como personas y más en un pueblo de zona roja, nos amenazaron y a mí me tocó desplazarme. En esa zona mataron a 10 compañeras trans los grupos al margen de la ley y esto nos unió, antes éramos desunidas y empezamos a trabajar en comunidad”.

Yoko Ruíz
“Todos los derechos que exige cualquier ciudadano han sido negados para nosotras tanto cultural, laboral como familiarmente. Entonces esto te va generando problemas psicológicos todo el tiempo, así que participar en un reinado, y más que un reinado es un proceso de empoderamiento, abre un espacio cultural, porque esto es cultura donde demostramos las artistas que hay en el maquillaje, peinados, los vestidos, el diseño, la moda. Aunque hay mucho miedo, en mi caso represente a la localidad de Usme, en Bogotá, y fue esa experiencia de sacar ese imaginario de que en esta parte de la ciudad no habían personas trans”.

Madonna Lozada
“Hace muchos años en Ciudad Bolívar, Bogotá, le enseñamos a la sociedad que no éramos machas pero si muchas. Los reinados existían en los bares, pero hace 20 años decidí abrir una peluquería y hacer un reinado y nunca nos imaginamos el alcance que iba a tener. Y a través de los reinados hemos transformado muchísimo la sociedad. No ha sido fácil, pero acá seguimos, en esta ciudad llena de violencias, ustedes no se imaginan la cadena de dolor que hemos tenido que pasar cada una de nosotras, nos han violentado, nos han humillado, y no conocen nuestra historia. Los reinados lo que más han generado es el respeto. No es solo vestirse de mujer, es enfrentar a la sociedad”.            

¿Cuál fue esa primera experiencia que tuvieron con un reinado?

Yoko Ruíz
“Para mí fue muy importante porque fue esa visibilización que podía obtener para reclamar mis derechos, porque era la oportunidad de que un grupo de chicas que estaban olvidadas pudieran reclamar políticamente sus derechos. Una pasarela para lograr reconocimiento, tener aceptación. Fue generar espacios de participación donde antes no éramos aceptadas”.   

Madonna Lozada
“Mi primera experiencia fue crear una tarima como pasarela en Ciudad Bolívar. Buscar acciones y planes de desarrollo donde nosotras también fuéramos participes de espacios dentro de la comunidad. Construir desde la política pública que no nos discriminaran: somos luchadoras, guerreras. No queríamos seguir encerradas y buscamos la visión en la política de nuestros derechos”.  

Daniela Villareal
“Gracias a los reinados me acepté tal como soy. En mi infancia y adolescencia me tocó estar escondida, así me hice aceptar por mi familia y por la sociedad. Gracias al reinado puede luchar por nuestra liberación”.           

Alanis Bello Ramírez
“Yo creo que como investigadora de estos temas me ha permitido observar que no es solo una borradura por parte del conflicto armado sino también de la academia, de la sociedad. Y me parece supremamente importante generar un proceso de transformación a través de la educación donde la pedagogía de la posibilidad de cambiar esos discursos. Yo creo que las comunidades trans invitan a la libertad, ser libres”.

Después de una hora de conversación las mujeres finalizaron bajo el aplauso del público que deseaba continuar escuchando las historias de estas valientes transgresoras, y cuya representación y presentación de sus voces plantea un nuevo desafío que esperan ver materializados en otros escenarios de debate cómo el Museo de Memoria Histórica de Colombia.

El próximo lunes 5 y martes 6 de marzo se realizará el Primer Encuentro de Iniciativas de Memoria 2018: 25 iniciativas de memoria histórica, en esta ocasión provenientes de 14 departamentos, se reunirán, en un evento cerrado al público, para exponer sus proyectos de memoria y promover un diálogo nacional sobre aprendizajes, apuestas, retos, riesgos y expectativas sobre la construcción de memorias.

 

¿Cómo lograr que una comunidad en San Carlos, Antioquia, vuelva a habitar un territorio que ha sido declarado libre de minas, pero al que sus habitantes manifiestan temor de acercarse? ¿Cómo desminar la mente de las personas y sacar de raíz los temores que el conflicto ha sembrado en ellas?

 

¿Cómo rescatar las memorias de los lugares y de las víctimas antes que sean enterradas por la inminente construcción de megaproyectos? ¿Cómo hacer memoria en clave ambiental?

 

¿Qué lugares representan paz para los niños, niñas y adolescentes en una zona de conflicto como el Putumayo y qué tiene para contarnos el pueblo Awá con las historias de los sobrevivientes, de los lugares sagrados y de quienes fallecieron?

 

¿Cómo personas desvinculadas del conflicto armado dialogan con la sociedad y proponen alternativas para reconstruir el tejido social y aportarle a la justicia retributiva?

 

La memoria y la exigencia de derechos pueden, y deben, realizarse tanto desde los centros como desde la periferia del país. Todas las regiones nos hablan acerca de cómo hemos permitido, como país, que miles de personas sufran las estigmatizaciones y los ultrajes del conflicto que durante muchos años no vimos o no quisimos ver. Relatos del dolor y sufrimiento y también de la resistencia y la vida de diversas comunidades y sectores sociales nos permiten reflexionar en múltiples lenguajes (audiovisuales, galerías, lugares de memoria, textos, radio, entre otros) acerca de las complejidades del conflicto armado en Colombia y al mismo tiempo de lo que nos une como seres humanos.

 

La memoria y sus expresiones son una resistencia pacífica a la violencia. Colombia es una excepción entre todos los países en conflicto puesto que la confrontación armada coexiste con una creciente confrontación de memorias y reclamos públicos de justicia y reparación. Comunidades indígenas, afro, organizaciones LGBT, adultos mayores, niños, niñas y adolescentes, personas desvinculadas de grupos armados y diferentes organizaciones de víctimas, harán parte de este encuentro.

 

25 iniciativas que tienen procesos adelantados para la construcción de la memoria, trabajo con víctimas del conflicto y representan un cúmulo de memorias diversas y voces plurales. Propuestas y procesos de memoria desde Nariño, Bogotá, Valle del Cauca, Santander, Norte de Santander, Antioquia, Putumayo, La Guajira, Chocó, Boyacá, Tolima, Arauca, Cauca, Magdalena y Barcelona, España, nos acompañan este año. Son las voces de los diferentes territorios, enfoques diferenciales y expresiones con múltiples lenguajes.

 

Este Primer Encuentro Nacional de Iniciativas de Memoria 2018 se hace con la ayuda y los recursos del Centro Nacional de Memoria Histórica, Cooperación alemana, Banco KFW, el gobierno de Canadá, PNUD, USAID, ACDI/VOCA, MSI, Chemonics y Unicef.


Lista completa de las iniciativas priorizadas en 2018

Cuatro personas vinculadas a movimientos sociales han sido asesinadas en lo últimos ocho días: Hugo Albeiro George Pérez y Luis Alberto Torres Montoya, líderes sociales del movimiento Ríos Vivos Antioquia; Duvián Andrés Correa Sánchez, familiar de este último, y Juan Vicente Carvajal Isidro, excombatiente en proceso de reincorporación en la ETCR Martín Villa, donde también hay un colectivo artístico y cultural con el mismo nombre. Las dos organizaciones trabajan con el CNMH en proyectos de memoria y reconciliación.

Desde el CNMH queremos reconocer el trabajo de liderazgo y defensa de derechos humanos y ambientales que ejercen los líderes, lideresas e integrantes de los colectivo Ríos Vivos Antioquia, la Asociación de desplazados del medio Catatumbo (Asodesamec) y la Junta de Acción Comunal en Norte de Santander, así como el esfuerzo y el compromiso retributivo de los excombatientes del Colectivo Artístico y Cultural Martín Villa en Arauca, y los procesos en las demás regiones comprometidos con la construcción de paz territorial, la defensa de la vida y el territorio, y que han venido siendo víctimas por medio de asesinatos selectivos que cada semana cobran la vida de líderes, lideresas, agricultores, barequeros y pescadores.

Hace dos días, el 8 de mayo de 2018, asesinaron a otro integrante de RÍOS VIVOS ANTIOQUIA, Luis Alberto Torres Montoya de 35 años de edad, quien pertenecía a la Asociación de pequeños mineros y Pesqueros de Puerto Valdivia - AMPA articulada al Movimiento Ríos Vivos, junto con un familiar, un joven de 20 años, Duvián Andrés Correa Sánchez, mientras ejercían su labor de barequeo en el sector de El Pescado, Puerto Valdivia, Antioquia. Esto sucede menos de ocho días después del asesinato de otro líder de este movimiento, Hugo Albeiro George Pérez, en jurisdicción de ese mismo municipio.

El Movimiento Ríos Vivos está compuesto por diferentes organizaciones de pescadores, campesinos y mineros artesanales de Santander, Antioquia, Caldas, Huila, Cauca y el Bajo Sinú. Desde hace meses los miembros de esta organización en el Norte de Antioquia, que defiende los derechos humanos y ambientales de las comunidades a lo largo del río Cauca en esa región, han venido denunciando fuertes impactos ambientales y sociales negativos, producto de las crecientes inusuales en el río Cauca que han tapado puentes e inundado viviendas y tierras, así como la sequía por completo de algunos afluentes que ni siquiera en épocas de verano se habían visto tan afectados. Igualmente se han pronunciado y han solicitado ayuda evidenciando la tala irregular de árboles y los derrumbes y taponamientos en diferentes zonas que han sido inundadas, todo esto a raíz de las obras del proyecto de generación eléctrica Hidroituango.

Una de las denuncias más graves que ha hecho Ríos Vivos consiste en que las inundaciones de la represa inhabilitarán definitivamente el acceso a sitios donde hay fosas comunes con cuerpos sin identificar y que se perderá esa memoria tan importante para la comunidad y las víctimas, quitándole a muchas familias la posibilidad de encontrar a sus seres queridos desaparecidos. Su denuncia ha repercutido incluso en el Parlamento Europeo, donde varios parlamentarios abogaron por los desaparecidos que estarían en los predios de Hidroituango y pidieron al gobierno colombiano, en una carta firmada por representantes de 11 países, proteger los derechos de las víctimas del conflicto armado, especialmente las de desaparición forzada, y de las comunidades afectadas por la construcción de la Hidroeléctrica.

El CNMH apoya un proceso de memoria con Ríos Vivos en ese sentido, con el cual se quiere hacer frente a este inminente riesgo de que quede sepultada la memoria del territorio, y acompaña a la organización en su propuesta de hacer recorridos de reconstrucción de la memoria por lugares emblemáticos, rescatándolos como hitos de memoria, haciendo marcaciones territoriales y conmemoraciones en homenaje a las víctimas de la región. A pesar de los esfuerzos de paz y de no repetición, el asesinato de líderes sociales va en aumento y la situación de vulneración de derechos fundamentales en el Bajo Cauca ha llegado a un punto de alerta máxima.

Estos asesinatos se dan en un momento de zozobra para la comunidad que se encuentra preparando una nueva jornada de movilizaciones de protesta a partir de la reducción drástica de las aguas abajo del muro de la represa, tras los derrumbes.

De igual manera, el señor Juan Vicente Carvajal Isidro, excombatiente de las Farc en proceso de reincorporación en el Espacio Territoriales de Capacitación y Reincorporación Martín Villa en Arauca, fue asesinado el 7 de mayo de 2018 cerca del ETCR. Con esta ya son 19 las denuncias de personas acogidas al proceso de reincorporación que han sido asesinadas y un número mucho más grande las que han sido amenazadas. Envíamos un mensaje de rechazo contra estos hechos y reiteramos nuestro compromiso de acompañar procesos como el que se lleva a cabo con el Colectivo Artístico y Cultural Martín Villa, que reafirma la buena voluntad para construir paz en los territorios y contribuir al esclarecimiento y la reconciliación.

Por último, también expresamos nuestra solidaridad con los miembros de la Asociación de desplazados del medio Catatumbo (Asodesamec) y la Junta de Acción Comunal quienes adelantan una iniciativa para construir la Casa de la Memoria de El Aserrío, en el municipio de Teorama, Catatumbo. El CNMH acompaña la consolidación de un espacio de memoria a partir de la implementación de acciones diversas de construcción de memoria que recojan el trabajo que el CNMH adelanta con la comunidad del Catatumbo desde 2016, garantizando la participación de diversos actores, ampliando el universo de expresiones en torno a la memoria y buscando la apropiación social con cobertura territorial, fundamental para la construcción de la paz en la región del Catatumbo.

Los líderes de esta iniciativa se han visto forzados a desplazarse en el último mes hacia otros lugares debido al paro armado impuesto por  actores armados ilegales. Esto no solo ha perjudicado el avance del proyecto de construcción de memoria sino que pone en peligro la vida de quienes impulsan esta iniciativa: “Estamos secuestrados en nuestras propias casas”, expresa uno de los miembros del proyecto.

El Centro Nacional de Memoria Histórica hace un reconocimiento al trabajo de todas estas organizaciones y personas con las cuales además trabajamos en iniciativas de memoria como institución, reafirmando nuestro compromiso de continuar acompañándolos en sus procesos de memoria y esclarecimiento y expresamos nuestra solidaridad y preocupación ante la situación.

¡No están solos!

Página 1 de 316

Más noticias de memoria

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

De Guatemala para Colombia

18-06-2018 Noticias CNMH

De Guatemala para Colombia

Los archivos de la antigua policía del país centroamericano han servido como elementos de prueba en diversos procesos judiciales, relacionados... Más información

Víctimas en el exterior dialogan en Barc…

14-06-2018 Noticias CNMH

Víctimas en el exterior dialogan en Barcelona

III Encuentro Internacional de Experiencias de Memoria: ¨Segunda y Tercera Generación del Exilio Colombiano¨, entre los días 26 y 29... Más información

Rechazo a ataques contra Chaparral diver…

12-06-2018 Noticias CNMH

Rechazo a ataques contra Chaparral diverso

Un mural de memoria sobre las víctimas trans del municipio de Chaparral, Tolima, fue borrado por personas desconocidas, y, en... Más información

Memoria en AM y FM

08-06-2018 Noticias CNMH

Memoria en AM y FM

La oralidad es, y seguirá siendo, una parte muy importante en la forma en cómo transmitimos conocimientos, sentimientos, tradiciones, historias... Más información

“Evitamos que se instalara el silencio”

06-06-2018 Noticias CNMH

“Evitamos que se instalara el silencio”

En más de 25 años la Corporación Avre hizo acompañamiento psicosocial a víctimas de la violencia en Colombia. Las 2.443... Más información

¿Y dónde es el partido?

01-06-2018 Noticias CNMH

¿Y dónde es el partido?

El próximo 5 de junio se estrena por Señal Colombia la serie documental “¿Y dónde es el partido?”, donde se... Más información

¿Dónde están los desaparecidos?

30-05-2018 Noticias CNMH

¿Dónde están los desaparecidos?

La historia de la desaparición forzada en Colombia es muy larga y tiene raíces profundas en la historia. Al día... Más información

Conmemorar para no olvidar

28-05-2018 Noticias CNMH

Conmemorar para no olvidar

Desde hace varias décadas en Colombia los sobrevivientes del conflicto han convertido su dolor en lucha contra el olvido. Muchas... Más información

Consejos para proteger los archivos de D…

28-05-2018 Noticias CNMH

Consejos para proteger los archivos de DDHH

Elisabeth Baumgartner, abogada de la Fundación Suiza para la Paz –Swisspeace- y con experiencia en protección de archivos, sugiere a... Más información

Cine + Memoria

Cine en Voces para transformar a Colombi…

Cine en Voces para transformar a Colombia

26-04-2018 Cine + memoria

Las expresiones artísticas son un valioso recurso para enriquecer el entendimiento del conflicto, denunciar la impunidad, visibilizar las opiniones silenciadas de las víctimas y dignificar su identidad. En una sociedad afligida y fragmentada por la violencia como la nuestra, el...

Especiales de memoria

Otras entidades del sector de la Inclusión Social

  • Bienestar Familiar
  • Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Victimas
  • URT

 

 

lamemoriaunaaliadaparalapaz

JoomShaper