Desde hace décadas, las víctimas, sus organizaciones y comunidades han trabajado en una idea: no dejar que los hechos de violencia y de resistencia sean olvidados. El Museo Nacional de Memoria Histórica nace desde esta conquista social. A partir de su formulación en la Ley de Víctimas y reconociendo la importancia que tiene la reparación simbólica, el museo se convierte en una piedra angular y garantiza que sus memorias sean escuchadas, visibilizadas y promovidas en una sociedad que construye caminos de paz.

Hablamos con Rafael Tamayo, actual director del museo, sobre los retos y proyectos que tiene este espacio pedagógico y cultural en los próximos años. Con su trayectoria profesional como docente de varias universidades y subgerente de entidades sin ánimo de lucro como la Fundación San Antonio, Tamayo asume la dirección de un equipo de trabajo que tiene al hombro uno de los proyectos más importantes del Centro Nacional de Memoria Histórica.

La ley de víctimas y los resultados que derivan de ella son el resultado de enormes esfuerzos de las víctimas y sus organizaciones, ¿Cómo han participado ellas en el museo?

Casi todo lo que se ha hecho en el museo deriva de un trabajo con las víctimas. Esto es un insumo loable y simbólico. Si bien el museo tendrá un edificio, en el corazón sus actividades se derivan de una gran cantidad de talleres regionales que muestran la intención de las personas que han participado en esta construcción de que tengamos un proceso de reparación simbólica bien anclado. El museo está pensado como un museo de exposiciones temporales para poder dar espacio a la infinidad de voces. Así, el museo será un lugar dinámico. Lo que tenemos para contar es mucho y el énfasis siempre estará en las voces de las víctimas.

El CNMH lleva ocho años investigando y recogiendo insumos sobre el conflicto armado. ¿Cómo se va a ver ese legado en el museo?

El museo, por un lado, acogerá como una subdirección la actual dirección de Archivos de Derechos Humanos. Uno de los trabajos se reflejará en el repositorio de consulta de archivos, imágenes y documentos que actualmente tiene el Archivo, pero que deberán integrarse de forma digital. Con las otras direcciones, el museo tiene la gran posibilidad de visibilizar no solo los textos sino de crear otros dispositivos de difusión de los que podemos echar mano para que, por ejemplo, las exposiciones del museo tengan un contenido que sustente y visibilice el trabajo de los investigadores, aprovechando por ejemplo las nuevas tecnologías.

¿Cuáles son los principales retos que asume el museo en lo que queda de 2019?

Tenemos exposiciones en cuatro ciudades del país que buscan acercar la pluralidad de voces que han participado en la primera muestra expositiva del museo. Queremos consolidar su identidad en las diferentes regiones. Se viene la creación de la personalidad jurídica del museo, la consolidación de redes con otras instituciones tanto de memoria como culturales a nivel nacional e internacional. Por delante está pensar todos los proyectos que se vienen para el 2020: los 10 años de la dirección de Acuerdos de la Verdad, convocatorias artísticas y de investigación en memoria y el diseño de la bienal de la memoria: una apuesta en la que confluyen asuntos sobre conflicto, memoria y arte junto a un programa de estímulos.

¿En qué estado está la construcción del museo?

La construcción está retrasada por asuntos prediales. El terreno es donado por la administración de Bogotá y necesita un saneamiento predial, esperamos que en tres meses el lote esté perfecto desde el punto de vista jurídico. Se espera que su construcción se de en octubre del 2019. Este proceso de construcción duraría aproximadamente dos años y a finales de 2021 estaríamos inaugurando el museo. Los recursos económicos están reservados por el gobierno nacional y no hay ningún riesgo financiero para su construcción.

No todos comparten las mismas visiones sobre el conflicto. ¿Es posible entender este museo como un lugar que va a permitir disensos y conversaciones difíciles?

La idea es que el museo sea un lugar puente entre las diferentes voces y posiciones ideológicas y políticas. Queremos convertirnos en un lugar seguro donde el diálogo tiene unas reglas de respeto, escucha y atención al otro. No queremos hacer proselitismos, queremos fortalecer el diálogo, para ello será fundamental las voces de las víctimas. El reto es diferenciar qué piezas son la voz de las víctimas, fuentes primarias, objetivas, que nos dan su testimonio y cuáles otras serán piezas más mediadas.

En otra ocasión usted mencionaba que el museo depende de una política de Estado, más no de un gobierno. ¿Podría explicarnos esto mejor?

Si bien todas las instituciones pueden tener modificaciones con los gobiernos de turno, el andamiaje que se construye del museo implica que, independientemente del gobierno que tengamos, ahora o en el futuro, la misionalidad del museo debe continuar: que sea un lugar en el que aprendamos del conflicto, en el que estén visibles las voces de las víctimas es algo que muy difícilmente cambiará en el futuro. Confiamos en que independientemente del color político del gobierno del momento, honren la memoria social y reconozcan la importancia del museo, de su capacidad conciliadora a nivel nacional. El gran reto es mostrarle a la gente que no estamos haciendo proselitismo si no construyendo nación.

¿Cuál cree que podría ser el rol de un museo como este en la actualidad nacional?

El museo va a servir como lugar para el diálogo donde se encuentren todos los sectores sociales, no solo las víctimas sino medios de comunicación, grupos sociales, partidos políticos. Queremos que nos vean como un lugar donde tanto desde lo material como lo simbólico es posible entendernos como una nación con una historia reciente común; como un lugar seguro en el que pueden exponer sus argumentos, en el que pueden escuchar y ser escuchados sin la necesidad de ser violentados. El ejemplo que nos dan las víctimas nos muestran que hay dos opciones: o debatimos nuestras ideas o volver a repetir esta historia.

Publicado en Noticias CNMH

portada aqui estamosLa dramaturga Carolina Vivas y la docente Maribel Ciodaro presentaron en la Fiesta del Libro de Medellín “Aquí estamos”, un performance que buscaba ponerse en los zapatos de los líderes silenciados en Colombia. Los defensores de la vida y los derechos humanos, son los protagonistas del Museo de la Memoria Histórica presente por estos días en Medellín.

Manuela Ochoa

¿Quienes eran los 144 líderes sociales asesinados o desaparecidos desde la firma del Acuerdo de Paz en noviembre del 2016, hasta julio de este año, según cifras del Observatorio de Memoria y Conflicto? ¿Qué les gustaba comer? ¿Con quién vivían? ¿Por qué los mataron? Estas fueron algunas de las preguntas de las que partió “Aquí estamos”: un performance dirigido por la dramaturga Carolina Vivas y la docente Maribel Ciodaro, que se presentó el domingo pasado en el Parque de los Deseos de Medellín, como parte del programa del Museo de la Memoria Histórica de Colombia en la Fiesta del Libro.

aqui estamos1

La acción artística recorrió de forma circular el Parque de los Deseos. Un grupo de actores, vestidos con trajes amarillentos y zapatos embarrados, sostenían maniquís metálicos cubiertos con faldas, pantalones, camisas y blusas. Se movían como las nubes. Poco a poco formaron un público: espectadores de todas las edades que los perseguían a pesar del calor. Los acompañaba también la música del polaco Henryk Górecki, específicamente su “Sinfonía de las canciones de lamento”. Respiraban despacio.

aqui estamos2

Sus rostros cambiaron progresivamente de la mirada fija en el horizonte al contacto visual con el público, de la pesadumbre al júbilo. De repente, corrieron hacia la explanada donde bailaron e hicieron bailar a los maniquíes; los unos con los otros, en parejas, en grupos. Su ropa y sus zapatos cargados de tierra, se desempolvaban con cada movimiento. Se acercaban a contarnos cuál era su comida favorita o a cantarnos un pedazo de una canción. Poco a poco, cayeron al piso con un ramo de flores y un nombre escrito en un papel. Murieron. Los mataron.

aqui estamos3

Seguimos al grupo de actores y dejamos atrás los cuerpos simbólicos. Nos sentamos todos en un salón, donde volvió la música de Górecki. Mediante fotografías y testimonios de líderes asesinados en el Cauca y en la región Caribe, los actores encarnaron a sus familiares. Nos contaron sus recuerdos. Se proyectaron nombres de hombres y mujeres asesinados, y los aplaudimos al unísono. Celebramos su memoria, su legado.

aqui estamos4

Carolina Vivas y Maribel Ciodaro trabajaron bajo la consigna: “Préstele su cuerpo a un líder social asesinado” y durante cuarenta minutos, lo hicimos. “Aquí estamos”en homenaje a las personas que han muerto por defender el medioambiente, la tierra, los derechos humanos, la vida.

Encuentra aquí la programación completa del Museo de la Memoria Histórica de Colombia en la Fiesta del libro.

Publicado en Noticias CNMH

Este 7 de septiembre comienza la Fiesta del Libro de Medellín, en la que estaremos con la exposición “Voces para transformar a Colombia”: una muestra de lo que será el Museo de Memoria Histórica que empezará a construirse este año. Los líderes y lideresas del país son nuestros protagonistas.

Medellín es la próxima parada de nuestra primera gran exposición “Voces para transformar a Colombia”. Durante la Fiesta del Libro y la Cultura, entre el 7 y el 16 de septiembre, el Museo de Memoria Histórica de Colombia abrirá un espacio en el Parque de los Deseos para que los paisas escuchen relatos de dolor y valentía que han sido ignorados por mucho tiempo.

En abril pasado, “Voces para transformar a Colombia” se estrenó en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, con un pabellón de más de 1.200 metros cuadrados. Unos 73 mil visitantes recorrieron y participaron de la exposición: dialogaron con 162 víctimas, asistieron a 103 eventos artísticos y culturales y dejaron miles de ideas y compromisos con el país en distintos lugares de la muestra.

Ahora es el turno de Medellín, una ciudad que ha sufrido el conflicto armado como pocas. Según cifras del Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), publicadas en el informe “Medellín ¡Basta Ya!”, entre 1980 y 2014 hubo al menos 132.529 víctimas del conflicto armado en la ciudad. El desplazamiento fue el hecho violento más repetido, con 106.916 casos. Le siguen el asesinato selectivo, con 19.532, la desaparición forzada, con 2.784, y luego las 1.175 víctimas que dejaron 221 masacres.

Esa violencia, por supuesto, no ha sido exclusiva de la capital sino que ha recorrido todo Antioquia: desde Argelia y Nariño hasta San Juan de Urabá, y desde Vigía del Fuerte hasta Segovia. Pero no solo las cifras de violencia nos llevan a esta región. Medellín y Antioquia son un ejemplo de resistencia y de capacidad organizativa de las comunidades, que han mostrado dignidad y capacidad de transformarse ante los escenarios más oscuros.

“Voces para transformar a Colombia” es una muestra de lo que será el Museo de Memoria Histórica de Colombia, que se empezará a construir este año y abrirá sus puertas en el 2020. Con videos, cómics, instalaciones, tejidos, pinturas, audios y textos, la exposición narra decenas de historias del conflicto armado a partir de tres ejes: la tierra, el agua y el cuerpo. Esas historias no son en blanco y negro, no hablan simplemente de víctimas y victimarios: hablan de seres humanos, de comunidades que han rechazado la guerra, de líderes que han defendido la vida.

Estamos en una coyuntura donde la paz les está costando la vida a líderes y lideresas en todo el país. Según el Observatorio de memoria y Conflicto, desde la firma del Acuerdo de Paz en diciembre del 2016, 22 líderes han sido asesinados en Medellín, y recientemente la ONG Nodo Antioquia denunció que solo en la Comuna 13 hay catorce amenazados. Y en todo el país, la cifra sube a tres dígitos: según Indepaz, hasta julio habían sido asesinados 123. Por eso, esta exposición es un espacio para contar sus historias y enaltecer su trabajo: el de las madres del barrio 20 de Julio, el de los reclamantes de tierras del Urabá, el de los indígenas wiwa en la Sierra Nevada, el de las mujeres de la Organización Femenina Popular, el de los defensores del agua en el Atrato y el de los campesinos cocaleros de Putumayo.

Es necesario que el país los conozca, los comprenda y los defienda. A la Fiesta del Libro y la Cultura llegarán los protagonistas de los relatos de la exposición, y esta es la oportunidad de hablar con ellos y ellas. Además, los visitantes del pabellón podrán asistir a obras de teatro, conversatorios, conciertos, performances, talleres y ciclos de cine, para profundizar en los temas de la exposición.

Sabemos que el final de esta historia, de nuestra historia, todavía no está escrito. Esta exposición es un relato en construcción. Queremos que los antioqueños construyan este museo con nosotros. Que se conmuevan y se hagan preguntas, y que imaginen futuros distintos y nos ayuden a transformar esta realidad.

Encuentra más información y la programación completa en: http://www.museodememoria.gov.co/voces-para-transformar/

Publicado en Noticias CNMH

16 días. 70 mil asistentes. 103 eventos. 162 protagonistas que viajaron a Bogotá a contar sus historias. Así fue la exposición Voces para transformar a Colombia.

portada filbo 2018Los museos de memoria deben contar lo que pasó cuando hubo violencia. Ese relato no es sencillo ni plano, y menos en Colombia, donde la violencia sigue. Así que la gran pregunta es cómo contarlo. Esa es la tarea que desde hace seis años tiene el Museo de Memoria Histórica de Colombia. La primera gran respuesta a esa pregunta fue la exposición ‘Voces para transformar a Colombia’, que estuvo abierta durante los 16 días de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo), y fue visitada por más de 70 mil personas.  

La narración de la exposición se hizo a través de tres voces: la del cuerpo, la de la tierra y la del agua. Esas voces contaron historias conocidas y poco conocidas de violencia y resistencia: por ejemplo, la del puerto de Buenaventura, la de los lugares sagrados de los wiwa en la Sierra Nevada y la de la Organización Femenina Popular en el Magdalena Medio. Durante el recorrido había cómics, murales, objetos íntimos, canciones, experiencias en realidad virtual y hasta una mata de coca.

lina palacios filbo * Lina Palacios en FILBo 2018 - Foto: María Paula Durán/CNMH

“En un museo de memoria no entras a mirar. Entras a ser interpelado”, dijo en El Espectador el escritor Daniel Ferreira. Cuando el equipo del Museo del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) escogió la FILBo para presentar esta exposición, lo hizo pensando en el amplio y diverso público que podía atraer, pero con dudas sobre si en ese escenario masivo, con la presión de recorrer muchos pabellones en poco tiempo, los visitantes sí se tomarían el tiempo de ser interpelados, en lugar de solo mirar de paso.

Contrario a ese temor, la participación de más de 70 mil personas hizo que durante esas dos semanas el Museo estuviera vivo. Una parte importante de esa vida se la dieron los protagonistas de las historias, que viajaron desde sus territorios a participar en la exposición. 162 personas, además de las que ya estaban en Bogotá, estuvieron contando sus propios relatos, hablaron con el público, resolvieron dudas y conocieron casos y personajes de otras regiones del país.

alabadoras * Alabadoras - Foto: Daniel Sarmiento/CNMH

Luz Marina Bernal, madre de Fair Leonardo Porras, ejecutado extrajudicialmente, fue varios días a acompañar y explicar la pieza que la representaba. Las mujeres de la Comuna 13 de Medellín hicieron lo mismo. También indígenas wiwa y barí, y representantes de la Organización Femenina Popular y del Consejo Comunitario de La Larga y Tumaradó, y Lina Palacios, víctima de violencia sexual, y personas de Buenaventura y de Trujillo, Valle, entre otros y otras.

eje cuerpo * Eje Cuerpo - Foto: María Paula Durán/CNMH

88 de esos visitantes participaron también en la programación dentro del pabellón: 103 eventos, entre conversatorios, conciertos, rituales, cine y obras de teatro. Hubo una charla cantada entre Inés Granja y Gumercindo Palencia, dos maestros tradicionales del Pacífico y el Atlántico. Una obra de teatro sobre la delicada situación que vive la Comunidad de Paz de San José de Apartadó. Un performance sobre la violencia contra las comunidades ribereñas. Un ciclo de cine con películas animadas sobre conflicto armado. Un ritual de un grupo de mujeres afrodescendientes que le cantaron a Bojayá en el aniversario de la masacre.

obra teatro * Obra de teatro

En la programación y los recorridos también participaron niños, niñas y adolescentes, con rutas y eventos diseñados para ellos, que por las mañanas llenaban el pabellón. En el segundo piso de la exposición, dentro de una casa construida a muchas manos, dejaron sus mensajes: “no permitamos que nos sigan arrebatando nuestros sueños”, “somos futuro”, “queremos paz”, “aún hay esperanza”. En ese mismo piso funcionó también un espacio de Conmemora Radio, por donde pasaron víctimas, artistas, académicos y visitantes ocasionales. En la radio hubo entrevistas, lecturas, conversaciones, música y teatro en vivo.

conmemora radio filbo * Conmemora Radio - Foto: Daniel Sarmiento/CNMH

La exposición, explicó en Conmemora Radio Lina Díaz, del equipo del Museo, sirvió para confrontar la idea de que la sociedad colombiana es indiferente: “Muchas veces tenemos imaginarios sobre el cansancio de los colombianos para hablar de la guerra, pero ‘Voces para transformar a Colombia’ nos demostró que seguimos preocupados por lo que está pasando, con posturas muy diversas: vimos que sí nos interesa saber, que sí nos interesan las historias de esas víctimas. La gente se sentaba a leer con calma, a escuchar los relatos. Vimos personas que volvieron a llevar a familiares y amigos. La gente tiene cosas para decir y se quiere comprometer”.

Lo que pasó entre el 17 de abril y el 2 de mayo es apenas un primer paso. El verdadero éxito de esta exposición, y de lo que será el Museo cuando inaugure su edificio en 2020, son las reflexiones, debates y acciones transformadoras que promueve en el público. Puede conocer más sobre el proyecto del Museo en www.museodememoria.gov.co

Publicado en Noticias CNMH

Más noticias de memoria

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

Todas las bibliotecas públicas de Córdob…

16-07-2019 Noticias CNMH

Todas las bibliotecas públicas de Córdoba recibirán libros y materiales de memoria histórica

La estrategia Bibliotecas con memoria del CNMH llegará a Córdoba este miércoles 17 de julio para dotar a todas las... Más información

¿Qué está haciendo el CNMH para conectar…

16-07-2019 Noticias CNMH

¿Qué está haciendo el CNMH para conectarse con los territorios?

Conozca las respuestas de nuestros líderes de grupos de Pedagogía y Nación – Territorio, invitados a La Brújula. María Andrea Rocha... Más información

Un recorrido al país a través de 20 inic…

13-07-2019 Noticias CNMH

Un recorrido al país a través de 20 iniciativas de memoria

“Memorias que germinan” (una caja con dos librillos, cinco mapas, un poster y tres CD) se focaliza en contar la... Más información

“La verdad es de todos”: Conmemoración d…

11-07-2019 Noticias CNMH

“La verdad es de todos”: Conmemoración de un ataque que estaba en el olvido

Desde el año pasado, los sobrevivientes y familiares víctimas del ataque de las Farc a los pelotones de contraguerrilla Texas... Más información

Las 33 masacres que devastaron a San Car…

10-07-2019 Noticias CNMH

Las 33 masacres que devastaron a San Carlos

Un 10 de julio de hace 15 años las Farc mataron a siete campesinos en San Carlos, Antioquia. Esa fue... Más información

La Brújula ¿Hacia dónde va el CNMH? Los …

09-07-2019 Noticias CNMH

La Brújula ¿Hacia dónde va el CNMH? Los enfoques diferenciales siguen siendo prioridad

En el tercer capítulo de La Brújula hablamos el trabajo que han hecho nuestros enfoques diferenciales. Durante el diálogo surgieron... Más información

Ocho años de la explosión de una chiva b…

09-07-2019 Noticias CNMH

Ocho años de la explosión de una chiva bomba en Toribío

El 9 de julio de 2011, las Farc hicieron estallar una chiva bomba frente a la estación de Policía de... Más información

20 años del ataque a Gutiérrez

05-07-2019 Noticias CNMH

20 años del ataque a Gutiérrez

Este domingo 7 de julio, desde las 8:00 a.m. se llevará a cabo la conmemoración de los 20 años del... Más información

¡Nueva publicación del CNMH sobre violen…

04-07-2019 Noticias CNMH

¡Nueva publicación del CNMH sobre violencia sexual!

El pasado martes, el Centro Nacional de Memoria Histórica lanzó el libro “Memoria Histórica con víctimas de violencia sexual: aproximación... Más información

Cine + Memoria

“Canaán, templo y cuna de campesinos”

“Canaán, templo y cuna de campesinos”

01-03-2019 Cine + memoria

“Los que nos quedamos aquí no supimos lo que sufrieron los que se fueron. Y los que se fueron no supieron lo que vivimos los que nos quedamos aquí, aguantando la violencia”, dice un habitante de Canáan, municipio de Chibolo,...

JoomShaper