Portada Maestras y maestros de 16 departamentos se reunieron en NariñoPasto y Samaniego fueron las sedes del IV Encuentro de la Red de Maestras y Maestros por la Memoria Histórica y la Paz de Colombia. Allí, cerca de cuarenta docentes se reunieron para intercambiar experiencias y conocimientos sobre cómo abordar la memoria histórica en las aulas de clases”.

La Red de Maestras y Maestros por la Memoria Histórica y la Paz de Colombia ratificó su compromiso de seguir trabajando unidos y aprendiendo juntos para que las niñas, niños y jóvenes colombianos en edad escolar reconozcan los hechos y actores del conflicto armado colombiano. Esto sucedió durante el IV encuentro de la Red, realizado en Pasto y Samaniego (Nariño) desde el miércoles 21 hasta el viernes 23 de agosto.

En el acto de apertura, realizado en la Gobernación de Nariño, el actual Secretario de Gobierno Departamental, Mario Viteri, resaltó la importancia de la Red, afirmando “que la escuela es y debe seguir siendo el escenario más pertinente para que las nuevas generaciones conozcan el horror que han tenido que vivir muchos de los territorios, especialmente los rurales, para que entiendan que esto no puede volver a suceder”.

Al Encuentro asistieron maestras y maestros procedentes de instituciones educativas de 16 departamentos, entre ellos Cauca, Arauca, La Guajira, Bolívar, Caquetá, Antioquia, Nariño y Huila. El evento fue liderado por el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) y contó con el apoyo de la Gobernación de Nariño, la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo y la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ), a través de su programa PROPAZ y el consorcio Ambero.

De acuerdo con Ehivar Enoc Bermúdez, docente procedente de Patía (Cauca), “este Encuentro era fundamental para la Red porque estamos en un momento delicado. Por un lado algunas zonas, especialmente alejadas de los cascos urbanos, vuelven a sentir el peso de la violencia y las escuelas y estudiantes vuelven a sentirse amenazadas por grupos armados, pero además nos hacía falta un espacio de encuentro para compartir experiencias y establecer compromisos que nos permitan seguir trabajando como red”.

María Andrea Rocha, quien lidera el equipo de Pedagogía CNMH, explicó que “este espacio era necesario para seguir afianzando liderazgos y que cada uno de los profesores cuente con herramientas para que al volver a su territorio pueda seguir impulsando el crecimiento de la Red”, y agregó que “la mayor preocupación de los docentes en este momento es cómo lograr que la Red sea autónoma y sostenible en el tiempo”.

En ese sentido, uno de los compromisos y resultados del Encuentro fue precisamente el diseño de planes de trabajo territoriales donde los docentes trazaron una línea de ruta en los que permitirá seguir avanzando. “Todos nos comprometimos a identificar actores estratégicos en cada territorio para hacer posibles los procesos de memoria desde las regiones. La idea es que en el mediano plazo, además de algunos apoyos del CNMH, podamos comenzar a sumar otros aliados para sacar adelante todo lo que nos hemos propuesto”, confirmó el docente de Puerto Berrío (Antioquia), Hugo Alonso Calderón.

Para esto, el Encuentro ofreció actividades y paneles, además de visitas a iniciativas del territorio, donde se presentaron ejemplos que ilustran cómo activar la Red en el nivel territorial y cómo establecer vínculos con actores estratégicos. En este caso, las maestras y maestros tuvieron la oportunidad de mostrar y conocer distintas iniciativas que sus pares han puesto en marcha.

Mario Viteri, Secretario de Gobierno de Nariño, hizo un llamado a todos los docentes y organizaciones territoriales para apoyar a la Red. Según dijo, “Es necesario reconocer nuestra historia para reconstruir a nuestra sociedad desde la resiliencia. Es necesario que los jóvenes conozcan lo que sucedió y lo debatan desde las aulas para que no se repita”.

Mónica Daniela Galeano, quien asistió al Encuentro desde Medellín, concluyó que “Es importante trabajar la memoria histórica desde las aulas porque tanto docentes como estudiantes debemos reconocernos como actores fundamentales de la construcción de paz. Reconocer los lugares, actos y violencias que hemos vivido nos permiten construir relatos comunes que nos lleven la comprensión de que esto no puede volver a pasar”.

Recuerdos desde mi Wayco

Como parte del IV Encuentro de la Red de Maestras y Maestros por la Memoria Histórica y la Paz de Colombia, los docentes hicieron una visita de campo al Museo Escolar Recuerdos de mi Wayco en la Institución Educativa Policarpa Salavarrieta, de Samaniego, donde estudiantes y docentes trabajan de la mano y de manera interdisciplinar para investigar, preservar y aprender sobre los hechos sucedidos como parte del conflicto armado colombiano.

Según explicó Martha Andrade, docente de ciencias sociales responsable del Museo, “se trata de una iniciativa nacida desde 2016 que busca recuperar la memoria de las víctimas. Los estudiantes reciben formación sobre el contexto del conflicto armado y sobre herramientas como la realización de entrevistas y la investigación, guiones museográficos y realización de videos, y posteriormente salen a campo a trabajar con las víctimas para la elaboración de relatos y piezas que luego se incorporan al Museo”.

“Para mí ha sido importante participar del trabajo en el grupo del Museo porque he aprendido a conocer a mi municipio y su historia; además de mecanismos de empatía que nos ayuden a relacionarnos y emprender acciones en favor de las víctimas y su entorno”, expresó la estudiante de grado 11, Andrea Ramírez.

Según explicó Víctor Ávila, integrante del equipo de pedagogía CNMH y organizador del Encuentro, “este tipo de espacios son importantes porque los docentes se llevan una idea clara de acciones que pueden emprender en sus territorios. Es un ejercicio que les ayuda a inspirarse desde el ejemplo”.

Por su parte, la profesora Marcela Peña, de Isnos (Huila), concluyó que conocer estas iniciativas es la esencia de la Red: observar y ver lo que hacen los otros es una forma de recargamos de energías positivas y llevarnos nuevas propuestas para nuestros territorios y, sobre todo, para nuestros estudiantes”.

Publicado en Noticias CNMH

Hoy, Día Nacional de la Afrocolombianidad, resaltamos las distintas narrativas orales y sonoras que intentan contar las historias de desigualdad y resiliencia nacientes de un panorama en el que el 10% de la población víctima del conflicto en Colombia se reconoce como negra, afro, raizal y palenquera. Los departamentos más afectados han sido Nariño, Chocó, Valle del Cauca, Antioquia y Cauca, en ese orden.

"/Hablé con mi padre llorando decía/
/Que él en el campo, aunque pescado boliao comía/
/y ahora en la ciudad pasa penitencia/ La gente lo mira como una triste telera/
/Y si va por la calle le dicen: "allá va el desplazado"/
/ Y él no es culpable de todo lo que ha pasado/
/Su amor y su vida al campo se lo ha dedicado/

Escúchelo completo aquí.

La anterior es la primera estrofa de un currulao llamado "De mi tierra no me quiero ir", que hace parte del compilado musical “Tocó Cantar”. Su percusión está llena de alegría, pero la letra parece no entender ese agite. En la canción, suenan un clarinete y un saxofón que se fusionan melódicamente con un piano sin mucho protagonismo. Entre los tres hacen una invitación a procesar este mensaje a través del baile. Tiene dos voces: la primera es de Yonier Palacios y la segunda es de Maribel Blandón. Un par de jóvenes chocoanos, nacidos en el corazón de Quibdó, que escribieron esta canción para intentar poner en palabras las emociones y frustraciones del día que tuvieron que salir huyendo de sus casas.

El pueblo afro en Colombia ha sufrido de asesinatos, masacres, desapariciones, secuestros, torturas, hostigamientos, entre otros. Pero el desplazamiento forzado ha sido el mayor de los hechos victimizantes a los que se le los ha sometido. La Corte Constitucional señaló en el Auto 005 que las razones de este fenómeno se relacionan con una exclusión estructural que viene de tiempo atrás y que lo pone en una situación de marginación y vulnerabilidad.

Adicionalmente, la Corte menciona la existencia de procesos mineros y agrícolas en muchos de sus departamentos, que imponen fuertes tensiones y favorecen el despojo. Por otro lado, la carente protección jurídica e institucional de los territorios colectivos que les pertenecen ha estimulado la presencia de actores armados que amenazan a la población para que abandonen estos espacios.

Poesía contra el olvido

Saliendo de Quibdó y descendiendo por la Costa Pacífica encontramos a Tumaco, en el departamento de Nariño. De este lugar es Yolima Palacios, una poetisa empírica que armada de voz y fuerza le declama su historia a todo el que quiera oírla:

"Yo le pido a mi Dios que perdone mis pecados,
pero que también perdone a los que sangre han derramado
que un día 4 de septiembre, un gran daño me han causado
arrancando de mi vida uno de mis hijos amados.
Ese ser tan especial
que había nacido de mi vida,
y en el año 2012 yo sentí que me moría
me habían cortado las manos
era lo que yo sentía
porque de mis 5 hijos era uno de mis alegrías..."

Escúchelo completo aquí.

Ese hijo que el conflicto le arrebató era su adoración. Cuenta que era cariñoso, atento, le ayudaba con las tareas de la casa, le compraba el mercado y en general estaba pendiente de lo que ella necesitara. Yolima, junto a otras víctimas que decidieron volver sus dolores poesía, hizo un compilado de narrativas sonoras llamado "¡Y yo levanto mi voz!: Memorias de resistencia y paz en Tumaco.

Nariño, por su ubicación geográfica, ha resultado de interés particular para los actores armados. Como corredor estratégico es necesario para el desarrollo de actividades comerciales, pero también atrae la activación de negocios ilegales como el contrabando, el tráfico de armas y estupefacientes.

Para mantener vivas sus tradiciones, sus saberes ancestrales y las lecciones aprendidas en medio de la confrontación armada, los nariñenses y en general los pueblos afro han hecho uso de la poesía. Los versos sostienen sus relatos en el tiempo.

Alabaos para un duelo

La guerra nos ha dado poco tiempo para las despedidas y para las mujeres negras dar el último adiós tiene toda importancia. A través de los alabaos, encontraron un camino para conectarse con sus muertos y dejarlos seguir el viaje. Los alabaos se hacen en grupo, generalmente entre tres o más mujeres. Una de ellas lidera ese canto a capela que tiene llanto y resignación al mismo tiempo:

/Adiós primo hermano, primo hermano adiós/
//Me voy y lo dejo solito con Dios//

Luego vienen las demás, que responden con el mismo verso y en coro:
/Adiós primo hermano, primo hermano adiós/
//Me voy y lo dejo solito con Dios//

Escúchelo completo aquí.

Este canto en particular es de la iniciativa de memoria “Alabaos de madres por la vida”, que surgió en el 2007 para visibilizar las distintas victimizaciones en el marco del conflicto armado en Buenaventura. El CNMH, en su informe “Buenaventura: un puerto sin comunidad”, reveló cifras escandalosas sobre la realidad de este puerto a manos de los diferentes actores armados que operaban en la región:

  • 26 Masacres entre 1995 y 2013.
  • 153.000 personas desplazadas desde 1990. La urbe con el mayor índice de desplazamiento interurbano.
  • 4.799 Homicidios entre 1990 Y 2012.
  • 475 personas dadas por desaparecidas.

Los grupos afrodescendientes de Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Nariño, Quindío, Sucre, La Guajira, Córdoba y Bolívar se han convertido en el foco de todo tipo de violaciones a los derechos humanos, pero sus pobladores y pobladoras se han aferrado a la oralidad para reinventarse, fortalecer su tejido social y visibilizar sus formas de resiliencia, orientadas a la protección de los derechos colectivos y a la permanencia en los territorios rurales y urbanos.

Publicado en Noticias CNMH

Ilustración del corto documental "El Tigre no es como lo pintan".A partir de este viernes 8 de febrero lanzaremos un documental semanalmente, a través de nuestros medios y redes sociales. Este primer ciclo de “Cine + Memoria” está dedicado a producciones realizadas con las comunidades del Canaán (Magdalena), El Tigre (Putumayo), El Palmar (Nariño) y El Rosario (Nariño). ¡Prográmense con nosotros!

El lenguaje audiovisual ha sido clave en nuestra misión de reconstruir las memorias del conflicto armado colombiano. Formatos como el documental y el reportaje nos han permitido recoger lo que dejó la guerra, pero también narrar a las comunidades que creen y están trabajando por la vida, la reconciliación, la reparación, la memoria.

Este mes lanzaremos en “Cine + Memoria” cuatro documentales que nos llevan a regiones del país muy diversas: el Canaán (Magdalena), El Tigre (Putumayo), El Palmar (Nariño) y El Rosario (Nariño). Los invitamos a recorrer sus paisajes, los rastros que dejó la guerra en esos lugares, y las historias valientes de sus pobladores que trabajan incansablemente por una Colombia más justa y digna. Estos documentales fueron realizados como medida de satisfacción del Plan Integran de Reparación Colectiva de estas comunidades.

“El Tigre no es como lo pintan”.8 de febrero: “El Tigre no es como lo pintan”

Al ingresar en los buscadores de internet las palabras “El Tigre, Putumayo”, ninguno de los primeros resultados está relacionado con sus fiestas patronales, ni las playas del río Guamúez, ni la figura de un jaguar amazónico o “tigre”, como sus habitantes le llaman. Lo primero que identifica internet, en relación con estas palabras, es la masacre que tuvo lugar en aquella inspección el 9 de enero de 1999. Por eso este corto documental, elaborado por el CNMH dentro del Plan Integral de Reparación Colectiva de esta comunidad del Putumayo, presenta el “nuevo color” de El Tigre. En este corto el espectador podrá acercarse a una población que después de ver la guerra de frente, logró fortalecerse y crear una identidad más allá de los estigmas que quiso imponerles el conflicto armado.

“Esmeraldas, la fe que persistió a pesar de la guerra”15 de febrero: “Esmeraldas, la fe que persistió a pesar de la guerra”

¿Cómo vive una comunidad a la que la guerra le dejó la marca de “auxiliadores de la guerrilla”? En este documental los habitantes del corregimiento de Esmeraldas, ubicado en el municipio de El Rosario, Nariño, cuentan cómo el sentido comunitario y sus creencias, celebraciones y lugares religiosos, fueron esenciales en tres etapas de su historia: la conformación del pueblo, la resistencia al conflicto armado, y la reparación de los daños, luego de la salida de los paramilitares y la guerrilla de las Farc de su territorio. El corto fue realizado por el CNMH y la comunidad de Esmeraldas, en el marco de las medidas de satisfacción del Plan Integral de Reparación Colectiva.  

“Los colores de El Palmar”22 de febrero: “Los colores de El Palmar”

En el Palmar, corregimiento de Leiva, Nariño, siempre hay niebla. Y a veces es tan espesa, que es imposible ver la montaña de colores que vigila a esta población. Allí históricamente han estado presentes grupos armados de todas las denominaciones. Y esas dinámicas de la guerra llevaron a algunos habitantes a sembrar hoja de coca para subsistir en el territorio y, al mismo tiempo, poder mantener sus cultivos tradicionales de café y lulo. En este documental, realizado por el CNMH y la comunidad de El Palmar como parte de su Plan Integral de Reparación Colectiva, los habitantes de esta población nos hablan de sus sueños, de sus propias ideas para que la sustitución de cultivos sea una realidad, y de la manera en que están reescribiendo su historia.

“Canaán, templo y cuna de campesinos”1 de marzo: “Canaán, templo y cuna de campesinos”

“Los que nos quedamos aquí no supimos lo que sufrieron los que se fueron. Y los que se fueron no supieron lo que vivimos los que nos quedamos aquí, aguantando la violencia”, dice un habitante de Canáan, municipio de Chibolo, Magdalena, quien también es protagonista de este cortometraje documental realizado entre la comunidad y el CNMH dentro del Plan Integral de Reparación Colectiva. La voz de este poblador del Canaán, es al mismo tiempo la voz de decenas de personas que fueron víctimas de desplazamiento forzado. Y la voz de aquellos que, a pesar del miedo, se resistieron a dejar su territorio. Todos ellos se encuentran en este documental para narrar a la Canaán de hoy: una tierra de abundantes flores que ellos mismos demoninan “templo y cuna” de campesinos.  

Publicado en Noticias CNMH
Tumaco, Nariño

Raíces del Manglar es un colectivo de comunicaciones conformado por jóvenes interesados en procesos de Derechos Humanos y construcción de paz, buscan resaltar las acciones de memoria, hechos, historias y los aspectos buenos, y no tan buenos, de Tumaco.

El Colectivo nace tras recibir capacitaciones de Alfabetizaciones Digitales del CNMH, a partir de allí se interesaron por hacer memoria a través de medios audiovisuales, conformándose como colectivo de comunicaciones como parte de la Casa de Memoria de la Costa Pacífica Nariñense. Desde allí llevan a cabo sus actividades de comunicaciones, apoyando los eventos de la casa, sacando piezas comunicativas y realizando talleres de formación para jóvenes y niños.

La Casa de la memoria Pacífica Nariñense, es un referente que convoca a individuos y organizaciones sociales para visibilizar y hacer incidencia política sobre las graves violaciones a los derechos humanos que se han presentado y que persisten en la región. Se enfoca especialmente en las necesidades de las mujeres víctimas y de los jóvenes de la región, para lo cual se ha desarrollado una estrategia de inclusión de dichas reivindicaciones

Además, busca cumplir un rol de sensibilización y testimonio de lo que sucedió y sucede en la región contribuyendo a la creación de conciencia hacia la no repetición.

Nariño es un departamento que por su ubicación geográfica, resulta de interés particular para los actores armados. Como corredor estratégico resulta necesario para el desarrollo de actividades comerciales, pero también de actividades ilegales como el contrabando y el tráfico de armas y estupefacientes. Características que hacen de Tumaco un municipio en constante disputa.

www.facebook.com/RaicesDelManglar/

Publicado en Nariño

4 vidas el documental

Publicado 18 Nov 2019
Pasto, Nariño

"4 vidas, el documental" es una iniciativa audiovisual que narra las distintas formas de violencia enmarcadas en el conflicto armado, que tuvieron que afrontar 4 mujeres trans. Este documental tiene como propósito constituirse en una herramienta para abordar el tema LGBTI desde la óptica de aquellas personas, quienes por causa de su orientación sexual o de su identidad de género sufrieron los rigores de la guerra.

Este es un trabajo realizado por La Corporación ÁGORA Club – “Organización de Derechos Humanos”, la cual trabaja en pro de la construcción de lo que llaman “ciudadanía LGBTI” en el municipio de Pasto y en todo el departamento de Nariño. Es una organización reconocida en el territorio por su larga trayectoria de más de 15 años.

Precisamente a partir de su trabajo, la Organización identificó que la población trans en el departamento es una de las más invisibilizadas, y a quienes el conflicto afectó de manera diferenciada, retomando las violencias culturales y estructurales a las cuales la comunidad trans se ve enfrentada en su día a día.

Así, este documental se pensó como una herramienta para conocer los hechos de discriminación y de violencia que han vivido sus protagonistas: Dolly Riofrio, Katherine Vargas, Crystal Naomi y Santina Román.

www.agoraclubpasto.com/4-vidas/

Publicado en Nariño
Tumaco, Nariño

Voces del Pacífico: desde el Manglar rompiendo barreras, era un programa radial que se transmitía los lunes a las 7:00 p.m. por la emisora Marina Stereo de Tumaco. El programa se comenzó a transmitir en el 2011, como un espacio para hablar sobre temas relacionados con los derechos de las mujeres, rutas de acceso a la justicia, la recuperación de la memoria histórica y la dignificación de las víctimas.

El grupo inicial estaba constituido por 38 mujeres, que se formaron en temas de comunicación y radio, para gestionar sus propios programas.

La Asociación de Lideresas del Pacífico Nariñense, ASOLIPNAR, está constituida legalmente desde el 2008 y está conformada por 204 organizaciones de mujeres.

La asociación tiene un gran historial de trabajo en la región: ha hecho parte de la Escuela Entretejiendo Memorias en el Departamento de Nariño, de la Ruta Pacífica de mujeres, del Equipo promotor en el departamento del Programa de Convivencia del PNUD, y del COMPOS/Mesa del Comité Municipal de Cooperación Internacional en la Mesa de DDHH. Igualmente han liderado espacios como la Vicepresidencia Nacional de Mujeres sigue mis pasos; la Coordinación de la Mesa Departamental de Mujeres del Pacífico Sur y la Dirección de la Región Pacífico Sur.

“Las mujeres de Asolipnar rescatan constantemente su identidad negra y del Pacífico que, según ellas, las caracteriza culturalmente y les da una fuerza especial para trabajar por las demás mujeres del país. La organización ha sabido adaptarse a los objetivos de las agencias, siendo fieles a sus prioridades y necesidades” (www.camposenmovimiento.wixsite.com/camposenmovimiento/red-de-mujeres-asociaci-n-de-lideresas-d).

Nariño es un departamento que por su ubicación geográfica, resulta de interés particular para los actores armados. Como corredor estratégico resulta necesario para el desarrollo de actividades comerciales, pero también de actividades ilegales como el contrabando y el tráfico de armas y estupefacientes.

A partir de los años 80, se presentan las primeras acciones guerrilleras de las FARC-EP y el ELN en el departamento, ya en la década del 2000 ingresan las Autodefensas Unidas de Colombia; a mediados de la misma década el despliegue de las fuerzas armadas estatales profundiza la confrontación armada y la disputa por el territorio.

En medio de esta violencia histórica, la población civil ha sido víctima de asesinatos selectivos, secuestros, masacres, ataques a bienes civiles, entre otros hechos victimizantes que buscar a través de la amenaza y el desplazamiento el control de territorios en favor de uno u otro actor armado.

www.lasvocesdelpacifico.blogspot.com/

Publicado en Nariño
Samaniego, Nariño

portada recuerdos de mi waycoTejiendo la memoria de nuestro pueblo para no olvidarla es un proyecto de investigación que desarrolla en el marco de las clases de Ciencias Sociales de los grados décimo de la Institución Educativa Policarpa Salavarrieta. El objetivo principal es incentivar en los y las estudiantes la  recuperación de la memoria histórica de Samaniego y el sentido  de pertenencia hacia las tradiciones culturales que enriquecen la comunidad.

recuerdos de mi wayco1

El resultado de la investigación se plasmó en un museo escolar de la memoria, donde la instalación artística dialoga con el espacio del colegio para hacer una exposición interactiva y dirigida a los niños y niñas de la comunidad.

recuerdos de mi wayco2

La profesora de Ciencias Sociales de la Institución Educativa Policarpa Salavarrieta, Martha Andrade, es la principal impulsora de la IMH. Es una líder de su comunidad y hace parte de colectivos de mujeres y propuestas de memoria con mujeres víctimas del conflicto en las zonas rurales y montañosas del municipio. Ha apoyado procesos de memoria como el Mural de la memoria, Colchas de memoria con mujeres, entre otros actos conmemorativos.

recuerdos de mi wayco3

El proceso de creación del Museo Escolar, fue trabajo de estudiantes de décimo, quienes a partir de diarios de campo, entrevistas a sus familiares y vecinos, reconstrucción de su historia personal y familiar, recopilaron los insumos para el museo. Al ser un museo escolar está abierto y diseñado especialmente para el público infantil y juvenil, y será un museo en permanente construcción pues será asumido como proyecto de aula para los grados superiores de bachillerato.

recuerdos de mi wayco4

Ha apoyado procesos de memoria como el Mural de la memoria, Colchas de memoria con mujeres, entre otros actos conmemorativos.

recuerdos de mi wayco5

www.ipsa.edupage.org/

www.ipsa.edupage.org/ipsasamaniego.blogspot.com.co/

www.facebook.com/pages/category/Education-Website/Museo-Escolar-de-la-Memoria-Recuerdos-de-mi-Wayco-260418271438510/

Publicado en Nariño

¡Y yo levanto mi voz!

Publicado 18 Nov 2019
Tumaco, Nariño

¡Y yo levanto mi voz! es un compilado musical que reúne las voces y memorias de algunos hombres y mujeres de Tumaco, que a través de narrativas sonoras y poéticas cuentan las historias de desigualdad, de las heridas del conflicto armado y las resistencias que han tenido que llevar a cabo las comunidades afrodescendientes en la región del Pacífico nariñense durante los últimos años.

Este proceso es el resultado del trabajo conjunto entre el Centro Nacional de Memoria Histórica y la Diócesis de Tumaco, en torno al fortalecimiento de los lenguajes y narrativas locales de las Iniciativas de memoria histórica de Tumaco.

El proceso consistió en identificar a poetas, músicos y cantantes que por medio de sus creaciones reconstruyeran la memoria histórica del conflicto y de las luchas de las comunidades afrocolombianas. Una vez reconocidas las necesidades de difusión, visibilidad y de generar espacios de diálogo entre éste y otros procesos en Tumaco, Quibdó y Buenaventura, se apoyó la producción y difusión regional de sus acciones de memoria por medio de un CD que compila 15 canciones y 27 poemas.

Nariño es un departamento que por su ubicación geográfica, resulta de interés particular para los actores armados. Como corredor estratégico es necesario para el desarrollo de actividades comerciales, pero también atrae el desarrollo de actividades ilegales como el contrabando y el tráfico de armas y estupefacientes. Llegó a ocupar el primer lugar en número de hechos victimizantes, triplicando la tasa nacional.

A partir de los años 80, se presentan las primeras acciones guerrilleras de las FARC-EP y el ELN en el departamento, ya en la década del 2000 ingresan las Autodefensas Unidas de Colombia.  A mediados de la misma década el despliegue de las fuerzas armadas estatales profundiza la confrontación armada y la disputa por el territorio.

En medio de esta violencia histórica, la población civil ha sido víctima de asesinatos selectivos, secuestros, masacres, ataques a bienes civiles, entre otros hechos victimizantes que buscar a través de la amenaza y el desplazamiento el control de territorios en favor de uno u otro actor armado.  

http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/noticias/noticias-cmh/y-tumaco-levanto-su-voz

http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/bolivar/y-yo-levanto-mi-voz-memorias-de-resistencia-y-paz-en-tumaco

Publicado en Nariño
Página 1 de 3

Más noticias de memoria

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

Llegó el lanzamiento del primer Informe …

18-11-2019 Noticias CNMH

Llegó el lanzamiento del primer Informe de Pueblos Indígenas

ONIC y CNMH lanzan Tiempos de Vida y Muerte: Memorias y Luchas de los Pueblos Indígenas en Colombia - Informe... Más información

XII Semana por la memoria “La memoria la…

18-11-2019 Noticias CNMH

XII Semana por la memoria “La memoria la construimos todos y todas”

El Informe Nacional de Pueblos Indígenas y el Análisis Cuantitativo del Paramilitarismo en Colombia, hacen parte de cinco lanzamientos de... Más información

¡Qué cese la violencia contra los pueblo…

18-11-2019 Noticias CNMH

¡Qué cese la violencia contra los pueblos indígenas!

Según la Organización Nacional Indígena, 136 indígenas han sido asesinados en el último año y medio. Los pueblos Nasa, Awá,... Más información

Álbumes familiares de Bojayá: para siemp…

18-11-2019 Noticias CNMH

Álbumes familiares de Bojayá: para siempre recordar a las víctimas

El Centro Nacional de Memoria Histórica, entregó 40 piezas que compendian información genealógica de núcleos y parentescos de las personas... Más información

"No queremos repetir los errores de…

13-11-2019 Noticias CNMH

"No queremos repetir los errores de los adultos"

La forma en que los niños, niñas y adolescentes han vivido -y viven- contextos de violencia muchas veces no es... Más información

Bogotá y Medellín se unen por la memoria…

12-11-2019 Noticias CNMH

Bogotá y Medellín se unen por la memoria histórica como elemento de estudio en las escuelas

Estudiantes y docentes de grados décimo y once de ambas ciudades presentarán los resultados de iniciativas escolares interdisciplinarias que han... Más información

Memorias diversas

07-11-2019 Noticias CNMH

Memorias diversas

El Centro Nacional de Memoria Histórica y la Mesa LGBT, con el apoyo del Museo Casa de la Memoria de... Más información

Lanzamiento: “Detrás del uniforme”

05-11-2019 Noticias CNMH

Lanzamiento: “Detrás del uniforme”

¿Qué se siente ser parte del conflicto? ¿Por qué muchos militares no se atreven a relatar sus memorias? ¿Cuáles son... Más información

Bojayá: llegó la hora de la disposición …

01-11-2019 Noticias CNMH

Bojayá: llegó la hora de la disposición final de los cuerpos

Luego de años de trabajo conjunto entre diferentes instituciones del Estado (Centro Nacional de Memoria Histórica, Fiscalía General de la... Más información

Cine + Memoria

“Canaán, templo y cuna de campesinos”

“Canaán, templo y cuna de campesinos”

01-03-2019 Cine + memoria

“Los que nos quedamos aquí no supimos lo que sufrieron los que se fueron. Y los que se fueron no supieron lo que vivimos los que nos quedamos aquí, aguantando la violencia”, dice un habitante de Canáan, municipio de Chibolo,...

JoomShaper