En las instalaciones del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) se reunieron, el pasado viernes 21 de junio, alumnas de la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia junto con víctimas de la Corporación Rosa Blanca, una de las 25 Iniciativas de memoria priorizadas este año por el CNMH, para conocer el trabajo que realiza el Centro y la importancia de realizar procesos de memoria  en el país.

Las estudiantes, en su mayoría mujeres adultas, pertenecientes a la carrera de Tecnología en gestión comunitaria, escucharon atentamente la historia de Yamiled Noscue, representante de la Corporación Rosa Blanca, quien les contó cómo las integrantes de esta organización son continuamente amenazadas y que, para ella, la dejación de armas de las farc es “una mentira en muchos territorios”. 

“Algunas de nosotras no tenemos empleo y cuando accedemos a uno, los integrantes de las farc se encargan de que lo perdamos. Yo trabajaba en un call center, fueron a mi casa y dijeron que venían de parte del frente 21, que sabían todo, de mi jefe, y que pondrían una bomba. Yo había dicho que no fuí combatiente y días después volvieron con fotos que comprobaban que sí, me tenían rastreada y me dijeron que ya estaba ‘oliendo a formol’. Así pues, los empresarios no nos vinculan porque no quieren exponerse”, le contó Yamiled Noscue a las estudiantes.

El relato de Yamiled fue el catalizador para que varias de las mujeres que visitaron el CNMH, pertenecientes a la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia, también abrieran su corazón y realizarán un ejercicio de memoria sobre los hechos del conflicto del que ellas también fueron víctimas. Allí se encontraban sobrevivientes de violencia sexual, desplazamiento y otras a las que la desaparición les arrebató un ser querido; por lo que no eran ajenas al dolor del conflicto. 

Así, se escuchó la voz de Elena Loaiza estudiante y directora de la revista Letras Vinotinto, quien expresó que los colombianos no se pueden sustraer de la guerra. “La guerrilla me mató un sobrino en Ituango y vaya uno a saber por qué. Pero años después guerrilleros en proceso de reinserción llegaron a mi casa, estuvieron allí una semana y me tocó cuidarlos y alimentarlos, conociendo inclusive que algunos de ellos estuvieron en la toma guerrillera en la que mi sobrino fue asesinado”.

Otro relato fue el de la estudiante Elizabeth Rivas Castillo, quien valoró la fuerza de voluntad de Yamiled para contar su historia. Ella le contó a los presentes que también ha pasado por situaciones de desplazamiento en Medellín y que su esposo e hija fueron asesinados, en su propia casa, por el Bloque Cacique Nutibara de los paramilitares. 

Diana María Sierra, de la Mesa de trabajo de Mujeres de Medellín, visibiliza y hace incidencia con mujeres en estado de vulnerabilidad, trabajando, como dice ella, por “superar la cultura machista y patriarcal que durante décadas nos ha dominado”, y mucho más en el marco del conflicto armado. En su labor, especialmente con campesinas, ha visto cómo las mujeres siempre llevan la peor parte, convirtiéndose en botines de guerra. Por eso hizo un llamado a la unidad y a que las mujeres se apoyen entre ellas.  

Este encuentro también sirvió para discutir sobre el miedo como obstáculo para avanzar y si es oportuno volver o no a revivir estas situaciones de dolor. Lo que llevó a las estudiantes a reflexionar para que ellas, desde su ejercicio profesional en los territorios, puedan rescatar la memoria de las mujeres. 

Por su parte Edwin Henao, el docente que las acompañó, pidió perdón por la indiferencia que se muestra ante estos temas y por el dolor de las víctimas. Finalmente, Carlos Alirio Flórez, director de Construcción de Memoria del CNMH, mencionó que la entidad cumple con el deber de memoria que tiene el Estado, reafirmando la importancia de recuperar la memoria de las víctimas para aportar en la reparación y dignificación de las mismas.

Publicado en Noticias CNMH

portada conmemoracion iglesia la mariaEl domingo 30 de mayo de 1999 en el sur de Cali, más exactamente en la iglesia La María, 194 personas fueron secuestradas por miembros del frente José María Becerra del Eln. Este hecho pasaría a la historia como el secuestro masivo más grande perpetrado en Colombia.

Como era usual, los feligreses acudían puntual a la eucaristía que se realizaba a las 10 a.m. cada domingo en la capilla de la iglesia La María, ubicada en el barrio Ciudad Jardín, entre la carrera 127 y la avenida Cañasgordas de la ciudad de Cali. Aquel 30 de mayo de 1999 no fue la excepción y casi 200 personas asistieron para escuchar la palabra de Dios a través de la voz del párroco Jorge Humberto Cadavid.

Los primeros 30 minutos de misa transcurrieron con normalidad, hasta que hombres armados y con uniformes del Ejército, irrumpieron con dos camiones tipo furgón, se presentaron como miembros del Gaula y alertaron sobre la pronta explosión de una bomba en el lugar, por lo que pedían que los 194 presentes ingresaran rápidamente a esos dos vehículos.

La mayoría, desconfiada, no obedeció la orden. Incluso, Yaslín Durán Córdoba, escolta de uno de los asistentes a la misa, se percató que las botas que utilizaban los supuestos integrantes del Gaula no eran parte de la indumentaria habitual. Cuando intentó reaccionar fue asesinado.

En ese momento los guerrilleros realizaron tiros al aire y obligaron, sin distinción alguna, que todos los presentes, incluidos niños, adultos mayores y hasta el párroco se subieran a los camiones. Pronto se reveló que aquellos hombres eran parte del frente José María Becerra del Eln. De esta forma inició el calvario de un secuestro que tendría como escenario las enredadas y boscosas montañas de los farallones de Cali.

La noticia del secuestro masivo más grande realizado en Colombia (hasta hoy) se expandió con rapidez. La conmoción se apoderó de la ciudad y el país. Horas más tarde, y gracias a la presión del Ejército, los secuestradores se vieron obligados a dejar en el camino a algunos de los secuestrados.

Al final del día, quedaron 93 personas en poder del Eln, ya que de las 194 secuestradas inicialmente, 86 fueron dejadas en el camino y 15 más escaparon de sus secuestradores. El Ejército se encargó de recogerlas y llevarlas al Batallón Pichincha de Cali para que pudieran encontrarse con sus familiares.

Con el liderazgo del arzobispo de Cali, Monseñor Isaías Duarte Cancino (Q.E.P.D.), la ciudadanía se movilizó y se tomó las calles para exigir la entrega inmediata de los secuestrados.

El 7 de junio de 1999 las voces de miles de caleños gritaban: “¡Los queremos libres, vivos y en paz!” en  la gran marcha que fue llamada “No más”, la primera de muchas que surgieron como expresión de rechazo al secuestro en el país. Además, monseñor Isaías Duarte excomulgó a los secuestradores y denunció las pretensiones económicas que tenía el Eln a cambio del intercambio de los plagiados.

En el transcurso de 6 meses y medio, todos los secuestrados fueron dejados en libertad. La entrega de las personas se daba en grupos pequeños. La fecha de la última liberación fue el 11 de diciembre de 1999. Años más tarde se sabría que las denuncias de monseñor Duarte eran ciertas, y que cada liberación tuvo su precio.

conmemoracion iglesia la maria 01

Arte, memoria y sanación

Para Juan Daniel Otoya Vernaza, quien estaba presente en la iglesia aquel 30 de mayo y fue secuestrado junto a su hermano, su padre y madre ese momento cambió su vida. Tenía 11 años y aún recuerda con precisión cada momento del plagio: estaba junto a su familia y fue obligado por miembros del Eln a separarse de ellos. Luego lo abandonaron en medio de la carretera.

Fue ahí cuando sintió que su mundo se iba en aquellos camiones que se dirigían a los farallones. Una mujer de un acento paisa muy marcado, también liberada en ese inhóspito lugar y cuyo nombre no recuerda, lo acogió y protegió hasta que llegaron al batallón.

Desde ese momento empezó a dibujar constantemente superhéroes hasta que su madre, Isabella Vernaza, fuera liberada, a principios de noviembre de 1999. Hoy entiende que esos dibujos representaban su anhelo de rescatar a su familia. El 13 noviembre se da la liberación de su padre, Alfredo Otoya y fue el fin de aquella historia. O por lo menos eso creía Juan Daniel.

Años más tarde, mientras estudiaba artes, se cuestionó su pasado y trató de buscar un sentido a lo que constantemente dibujaba. Veía cómo sus trazos eran el desahogo de un episodio que aún no había enfrentado del todo. Por esta razón empezó un proceso pictórico para representar sus recuerdos y a través de ellos contar la historia del secuestro de la iglesia La María.

Asegura que este proceso fue clave para sanar las heridas que aún no terminaban de cicatrizar. Pero lo que más le ayudó a superar todo lo relacionado con el aquel episodio fue hablar, en sus propias palabras, “hablar de mi experiencia y contar mis temores se convirtió en una manera de afrontarlos, de entenderlos y de sanar”. Compartir su memoria con otros fue la pieza final que le ayudó a superar aquel traumático secuestro.

conmemoracion iglesia la maria 02

Conmemoración del secuestro de la iglesia La María

Hoy jueves 30 de mayo, cuando  se cumplen 20 años de aquel secuestro, el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) acompaña a las víctimas y trabajará en la recuperación de sus memorias,  de la mano de un equipo liderado por Diego Arias, líder cívico de Cali.

De igual manera, el director del CNMH, Darío Acevedo, anunció que se adelantará un proceso con las víctimas del secuestro del kilómetro 18, también en Cali, acto que fue ejecutado por el Eln, meses después del acontecido en la iglesia La María.

Dada la relevancia de este hecho para la ciudad de Cali, para el país y para aquellos que vivieron aquel secuestro en carne propia, hoy jueves se realizará una eucaristía a las 5 de la tarde en la iglesia La María.

Esta acción conmemorativa se realiza, de acuerdo a las palabras entregas al noticiero regional NOTI5 por Víctor Manuel López, miembro de la Arquidiócesis de Cali, “para recordar este suceso y pedir  a la sociedad, no solo de esta ciudad, sino de Colombia entera, que cada día rechace todo acto de violencia”.

Además se presentará “Pintar para no olvidar. 20 años del secuestro en la iglesia la maría” la exposición que realizó Juan Daniel Otoya y que fue parte de su proceso de sanación para superar lo vivido durante su secuestro y el de su familia. La exhibición se abrirá después de la eucaristía y estará abierta hasta el 3 de junio.

Durante esta íntima ceremonia religiosa las víctimas del secuestro de La María y sus familiares harán presencia para dignificar la memoria de Yaslín Durán Córdoba, asesinado durante el secuestro, y hacerle frente al olvido de una sociedad que aún les debe reconocimiento y reparación.

Publicado en Noticias CNMH

La Estrategia de Apoyo a Iniciativas de Memoria Histórica esuna apuesta institucional para apoyar a la ciudadanía en el desarrollo de procesos para elaborar sus memorias y experiencias alrededor del conflicto armado en pro de la construcción de paz desde los territorios.

Esta labor se lleva a cabo en cumplimiento del mandato de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (Ley 1448 de 2011), cuyo artículo 143 consagra que “el deber de Memoria del Estado se traduce en propiciar las garantías y condiciones necesarias para que la sociedad, a través de sus diferentes expresiones (...) pueda avanzar en ejercicios de reconstrucción de memoria como aporte a la realización del derecho a la verdad del que son titulares las víctimas y la sociedad en su conjunto”.

En ese sentido, la Estrategia de apoyo a IMH aporta al cumplimiento de las siguientes funciones del CNMH (Decreto 4803 de 2011):

  • Servir como plataforma de apoyo, gestión, intercambio y difusión de iniciativas locales, regionales y nacionales en los temas de memoria histórica, promoviendo la participación de las víctimas, con enfoque diferencial.
  • Oficiar como espacio de apoyo a las entidades públicas y privadas en el marco de las iniciativas ciudadanas en temas de memoria histórica.
  • Implementar estrategias pedagógicas y comunicativas, con enfoque diferencial, para la difusión y apropiación, por parte de diversos públicos, de los procesos y los resultados de su gestión, así como de las iniciativas de memoria locales y regionales descentralizadas.
  • Promover y motivar, a nivel territorial, la participación de las víctimas, las organizaciones sociales y la academia, en el diseño, desarrollo y difusión de iniciativas de reconstrucción de memoria histórica, con el apoyo de las entidades territoriales, a través de sus instituciones y programas.

¿Cómo se realiza el apoyo a las iniciativas de memoria?

El apoyo y acompañamiento técnico a las iniciativas de memoria lo desarrolla la Estrategia de Apoyo a IMH que, como equipo interdisciplinar, responde a las necesidades particulares de las iniciativas en relación con la planeación y ejecución de su propuesta, así como en la realización de un producto de acuerdo a un lenguaje expresivo, entre los que se encuentran: acciones en espacio público, archivísticas, de comunicación, ejercicios pedagógicos, galerías y exposiciones, expresiones plásticas, lugares de memoria, investigaciones o prácticas ancestrales.

El modelo de apoyo consiste en las siguientes fases:

  1. Identificación y registro
  2. Análisis y priorización
  3. Apoyo técnico y fortalecimiento
  4. Difusión y apropiación social de las iniciativas.

El desarrollo del apoyo técnico y fortalecimiento, consiste en llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Concertación, gestión y seguimiento al desarrollo de los planes de trabajo.
  • Apoyo financiero y gestión logística.
  • Diseño e implementación metodológica cualitativa con enfoque de memoria histórica.
  • Incorporación de enfoques diferenciales.
  • Asesoría en diseño y producción dependiendo de cada lenguaje expresivo.
  • Definición y desarrollo de estrategia de difusión.

El CNMH hasta 2018 ha apoyado 120 iniciativas de memoria que pueden ser consultadas en el siguiente mapa:

San Juan de Betulia, Sucre

Es un mural para dignificar la vida y denunciar la muerte de Carmelo de Jesús Barrios Acosta, asesinado por paramilitares el 15 de noviembre de 2006.

La primera vez que se hizo el mural, se realizó en memoria de Carmelo de Jesús, posteriormente este espacio se ha utilizado para dignificar y denunciar el asesinato de otros líderes y lideresas de la región; uno de ellos, el asesinato el 14 de agosto de 1997 de Johnny Avilés Tovar, presidente del Concejo de ese mismo municipio.

Esta iniciativa de memoria, fue impulsada por Candelaria Barrios, lideresa social del municipio de San Juan de Betulia. Candelaria inicia su formación en la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos, ANUC; su padre Francisco Barrios, fue uno de los fundadores y principales dirigentes de esa organización.

Tras el asesinato de su hermano, Candelaria Barrios inicia con el acompañamiento del Movice, capítulo Sucre, a trabajar por la dignificación del nombre de su familiar.

En 1980, las guerrillas ingresaron al departamento de Sucre; para contener su dominio, incluso tras la desmovilización de sectores del EPL y del ELN, los paramilitares hicieron presencia, inicialmente con las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU) y desde 1997 con la consolidación de las AUC, a través de los frentes Héroes Montes de María, Golfo de Morrosquillo y La Mojana.

Los grupos paramilitares tuvieron el apoyo de comerciantes y ganaderos, quienes se encontraban presionados por las acciones de la guerrilla y de políticos con intereses de control territorial y enriquecimiento; además, de su consolidación  alrededor de actividades propias del narcotráfico.

Con la desmovilización de las AUC, Sucre sufre la presencia de bandas paramilitares emergentes, las cuales operan especialmente en los municipios de Ovejas, San Onofre, San Benito Abad, Betulia y Sincelejo.

Publicado en Sucre
Dabeiba, Antioquia

Este es un audiovisual que reúne las voces de personas mayores y líderes comunitarios del municipio de Dabeiba, Antioquia, que fueron víctimas del desplazamiento masivo producto de la incursión y masacre paramilitar ejecutada por las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá en noviembre de 1997. A través de testimonios personales se recupera la memoria de este hecho que, si bien tuvo su mayor impacto en el año 97, pone en evidencia que aún hoy la comunidad vive en una situación de riesgo debido a que se mantiene la presencia de grupos armados en el territorio.

El 24 de noviembre de 1997, miembros de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu) incursionaron en Dabeiba y asesinaron 14 campesinos y desaparecieron 3 más, entre ellos dos menores de edad. Este fue uno de los desenlaces de la confrontación que desde 1996, los paramilitares y las FARC sostenían por el control territorial del Nudo de Paramillo y su utilización como corredor geográfico; de estos enfrentamientos. Este contexto generó múltiples desplazamientos de la zona.

Precisamente estas historias, y las voces de las personas mayores, son las que el líder del Colectivo de Comunicaciones de Dabeiba, Oscar Higuita, ha venido documentando y registrando estas y otras historias sobre el municipio, enfatizando en la cultura, personajes emblemáticos, celebraciones, conflicto armado, etc.

De este ejercicio de investigación  surge la idea de profundizar en las historias relacionadas con el conflicto armado y poder recopilar algunas de ellas de tal manera que permita si difusión. Es así como nace la idea de producir un video, el cual no solo busca dignificar esa memoria tras 20 años de lo sucedido, sino también reivindicar el “derecho a ser campesinos independientes”, a habitar su tierra y permanecer en ella sin ser estigmatizados ni vinculados a las dinámicas de la guerra, resaltando sus procesos de organización comunitaria para resistir y garantizar una vida digna.

Publicado en Antioquia

Casa de la memoria La Gaitana

Publicado 26 Ago 2019
Bodega Alta, Caloto, Cauca

La Casa de Memoria La Gaitana, es un lugar de memoria ubicado en la vereda Bodega Alta de Caloto, Cauca. La Iniciativa es impulsada por 30 mujeres indígenas y afrodescendientes, que decidieron tejer la memoria del territorio, recordar a las víctimas y a las mujeres sobrevivientes del conflicto armado en la región.

El nombre de la casa es un homenaje a La Gaitana, mujer indígena que es una heroína del siglo XVI, luchó en defensa de su pueblo y de su territorio contra los conquistadores españoles. Las mujeres del grupo se identifican con ella para mostrar su resistencia, como sobrevivientes del conflicto armado, que las ha utilizado como botín de guerra.

La Casa, inaugurada en 2015, está  decorada por tres murales: la verdad, representada por La Gaitana rostro de mujer y verdad y memoria; el de la justicia, dónde está el árbol de la vida; y el de la reparación que es el Jardín de la Memoria. Esta iniciativa es liderada por un grupo de mujeres indígenas y afro, víctimas directas e indirectas del conflicto armado. Su trabajo ha estado enfocado en la remembranza y ejercicios de memoria en torno a hechos violentos que han marcado las dinámicas comunitarias de sus pueblos. Nacen a partir del año 2014 en relación a los procesos adelantados por el resguardo y con apoyo de autoridades tradicionales del mismo.

En el Resguardo de Huellas Caloto, aún se recuerdan las masacres del Nilo en 1991, en la que fueron asesinados 21 indígenas; la de Palo Bajo en 2001, la de Palo Alto en 2002, la del casco urbano de Caloto en 2011 en la que fueron asesinados 6 policías y un civil, el asesinato del líder Aldemar Pinzón con su hija de 9 meses en el 2002. 

Publicado en Cauca

Los Colectivos de Narradores y Narradoras de la Memoria  son semilleros impulsados por el Colectivo de Comunicaciones de los Montes de María " CCMMª. La idea de estos colectivos conformados por niños, niñas y jóvenes es aprender a producir piezas comunicativas como series de documentales, fotografías, escritos y diferentes productos para construir nuevo medio de socialización distinto a la guerra. Es una alternativa y una forma de encuentro con la comunidad que permite dar a los jóvenes un espacio como actores sociales del desarrollo de sus comunidades y un medio de expresión tomando dos líneas principales de trabajo: la pedagogía para la paz y la cultura ciudadana.

Las piezas audiovisuales y comunicativas que desarrollan los niños, niñas, adolescentes y jóvenes han sido exhibidas en diferentes espacios. El Colectivo de Narradores y Narradoras de la Memoria” estuvo nominado en la categoría a "Mejor documental comunitario" en los 30° Premios India Catalina de la Televisión Colombiana con dos producciones de las cuales el documental "Los niños juegan, cantan y ríen. Tradición de un pueblo", del colectivo de Palenque, se llevó el premio.

La iniciativa de formar Colectivos de Narradores y Narradoras de la Memoria, hace parte de la apuesta de memoria y desarrollo de la Corporación Colectivo de Comunicaciones Montes de María Línea 21, dirigido por Soraya Bayuelo una Organización No Gubernamental, creada el 1° de septiembre de  1994 por un grupo de comunicadores sociales, maestros, líderes comunitarios y gestores culturales de El Carmen de Bolívar, interesados en promover la apertura de espacios de comunicación alternativos que, en los procesos de reconocimiento y reencuentro, posibilitaran la construcción de ciudadanía, participación e identidad.

Los Montes de María son una subregión del caribe colombiano ubicada entre los departamentos de Sucre y Bolívar. Una región con gran riqueza y belleza natural pero marcada por la desigualdad, la exclusión y la violencia. Las mayoría de las tierras estuvieron siempre en manos de las mismas familiar latifundistas que, temiendo la reforma agraria de Lleras Restrepo de la década de los 70, desplazaron a sus otrora siervos para que no les fueran tituladas las tierras que habían labrado por años.

En medio de esa disputa se empezó a fraguar desde aquella época una disputa violenta y permanente entre terratenientes y campesinos que reclamaban sus derechos.Desde los años 80 empezaron a  brotar grupo pequeños de matones armados en diferentes partes de la región y zonas aledañas. Y a la par de esos grupos armados llegaron las guerrillas que ya tenían presencia en otras zonas del país. Los campesinos quedaron en medio de una lucha de intereses que se fraguaría y perduraría durante las siguientes décadas, cuando también se fortalecería la presencia de otras guerrillas, grupos de Convivir, la llegada de las AUC y la complicidad de las Fuerzas Armadas con estos últimos grupos que permitieron que en la región quedara un saldo de 56 masacres, miles de desplazados, centenares de muertos; miedo, silencio, olvido por el resto del país.

Páginas y recursos en Internet:

Email: soramonte@yahoo.es

Publicado en Bolívar

Narrar para vivir

Publicado 26 Ago 2019
San Juan Nepomuceno, Bolívar

Narrar para vivir busca superar el impacto dejado por la guerra en la vida de las mujeres de 15 municipios de la región de los Montes de María. Es una estrategia de resistencia civil y una forma de superación del dolor y de la pérdida del sentido de la vida, posibilitando realizar los duelos postergados.

La red de mujeres realiza encuentros basados en la confianza, acompañamiento psicosocial, la fuerza de la palabra y la tradición oral que va de generación en generación.

Narrar para vivir es una red de mujeres víctimas sobrevivientes de la violencia por conflicto armado interno de los  municipios de Córdoba, El Carmen de Bolívar, El Guamo, María La Baja, San Jacinto, San Juan Nepomuceno y Zambrano en el Departamento de Bolívar y por Chalán, Colosó, Los Palmitos, Morroa, Ovejas, San Antonio de Palmito, San Onofre y Tolú Viejo, en el departamento de Sucre, de la región de los Montes de María.

La organización se crea en el año 2000 y actualmente agrupa a 840 mujeres; trabaja en temas de Derechos Humanos, violencia contra la mujer, violencia sexual, y todo lo relacionado con el trabajo psicosocial con las mujeres afectadas por el conflicto.

Los Montes de María han sido escenario de los episodios más crueles y sangrientos del conflicto armado colombiano. Allí, el fenómeno del despojo de tierras ha sido fundamental en la consolidación de intereses agroindustriales y del aseguramiento de corredores estratégicos para grupos armados.

www.narrarparavivir.org/

Publicado en Bolívar
Página 1 de 3

Más noticias de memoria

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

Empiezan las jornadas de Fortalecimiento…

21-08-2019 Noticias CNMH

Empiezan las jornadas de Fortalecimiento y Registro de Archivos de Derechos Humanos y Memoria Histórica

El registro de archivos de Derechos Humanos es parte del deber de memoria del Estado y aporta a la reparación... Más información

Lanzamiento digital del informe Voces qu…

19-08-2019 Noticias CNMH

Lanzamiento digital del informe Voces que construyen. Memorias de empresarios

En un libro de crónicas y una serie de podcasts, que hoy el Centro Nacional de Memoria Histórica presenta a... Más información

La música del Pacífico: un canto a la me…

16-08-2019 Noticias CNMH

La música del Pacífico: un canto a la memoria y a la reconciliación

En Colombia es característico que en agosto los vientos alisios inunden las calles y con esto un centenar de colores... Más información

¡El Museo de Memoria de Colombia llega a…

16-08-2019 Noticias CNMH

¡El Museo de Memoria de Colombia llega a Villavicencio!

Villavicencio es la primera ciudad que recibe al Museo de Memoria de Colombia con la exposición Voces para transformar a... Más información

¿Cómo los museos ayudan a la reparación …

15-08-2019 Noticias CNMH

¿Cómo los museos ayudan a la reparación simbólica?

El Museo de Memoria Histórica de Colombia, el equipo de iniciativas regionales y los enfoques diferenciales del Centro Nacional de... Más información

Sí hay Museo de Memoria en Colombia

13-08-2019 Noticias CNMH

Sí hay Museo de Memoria en Colombia

El Museo de las víctimas para las víctimas El Museo de Memoria de Colombia es un proyecto Nacional que abrirá sus... Más información

Tiempos de Vida y Muerte, el portal de l…

12-08-2019 Noticias CNMH

Tiempos de Vida y Muerte, el portal de las memorias indígenas

El 9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas declarado por la Organización de Naciones Unidas, fue el día... Más información

¡El Museo de Memoria recorre Colombia!

10-08-2019 Noticias CNMH

¡El Museo de Memoria recorre Colombia!

El Museo de Memoria de Colombia -MMEC- llegará este año a Cali, Cúcuta y Villavicencio, después de su gran acogida... Más información

¿Qué está pasando en los territorios ind…

06-08-2019 Noticias CNMH

¿Qué está pasando en los territorios indígenas?

Conozca el sitio web del Informe Nacional de Memoria Histórica de los Pueblos Indígenas. Con la presentación del sitio web del... Más información

Cine + Memoria

“Canaán, templo y cuna de campesinos”

“Canaán, templo y cuna de campesinos”

01-03-2019 Cine + memoria

“Los que nos quedamos aquí no supimos lo que sufrieron los que se fueron. Y los que se fueron no supieron lo que vivimos los que nos quedamos aquí, aguantando la violencia”, dice un habitante de Canáan, municipio de Chibolo,...

JoomShaper