Portada 20 años GutiérrezDesde el año pasado, los sobrevivientes y familiares víctimas del ataque de las Farc a los pelotones de contraguerrilla Texas 2 y Texas 3 del Ejército Nacional, ocurrido el 8 de julio de 1999 en Gutiérrez, Cundinamarca, se reúnen para no olvidar a quienes perdieron la vida por este hecho y para reclamar verdad, justicia y garantías de no repetición.

En Colombia las historias de muerte y desolación a causa de la guerra abundan en la mayoría de los pueblos, por no decir que en todos. El pasado domingo 7 de julio se reunieron más de 100 personas en Gutiérrez, Cundinamarca, para conmemorar uno de los tres ataques guerrilleros perpetrados por las Farc hace veinte años. 

Mujeres, hombres, niños y niñas llevaban en sus manos rosas rojas y blancas que sembraron junto a una piedra en la vereda El Cedral, a escasos kilómetros del casco urbano de Gutiérrez. Allí se abrazaron, cantaron y recordaron a los que la guerra les arrebató el 8 de Julio de 1999, en uno de los ataques más sangrientos que se haya vivido en las cercanías a Bogotá. Una atmósfera propicia para un momento de duelo y encuentro. 

Ese día, los 56 hombres del Batallón de Artillería No 13 “General Fernando Landazabal Reyes” se enfrentaron a más de 500 miembros de la guerrilla de las Farc. Murieron 38 militares, 35 soldados regulares y tres suboficiales. También, se dice extraoficialmente, hubo guerrilleros muertos.

Para la mayor María Fernanda Cifuentes, oficial de víctimas del Departamento Jurídico Integral del Ejército Nacional, quien acompañó la conmemoración, en este hecho se cometieron, por parte de la guerrilla de las Farc, graves violaciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH).

“Este fue un ataque indiscriminado, la muerte de nuestros 38 militares fue por tiros de gracia, un delito de lesa humanidad a la luz del Derecho Internacional Humanitario”, comentó la mayor Cifuentes.  

De acuerdo con la oficial, cuando los combatientes dejan sus armas en un enfrentamiento, o lo que militarmente se conoce como deponer, como pasó con algunos soldados en Gutiérrez, “tienen el derecho a que su vida sea salvaguardada, y eso no sucedió acá, fueron vilmente masacrados, y fuera de eso hubo utilización de armas no convencionales como cilindros bomba”, añadió. 

Familiares de las víctimas del ataque se abrazan durante la conmemoración.Familiares de las víctimas del ataque se abrazan durante la conmemoración. - Fotografía: Lizeth Sanabria/CNMH

En Gutiérrez, se conmemoró la vida después de la muerte, en este caso de hombres que estaban prestando servicio militar, con la ilusión, tal vez, de que en el futuro Colombia fuese un mejor país. Pero también se recordó el horror del conflicto para que este no se vuelva a repetir. 

“Me parece excelente que hagan este tipo de eventos, desde el año pasado, después de 19 años de sentirnos olvidados, de sentirnos decepcionados, es algo muy bonito que llegaran a este punto para no olvidar a nuestros compañeros”, dice Marco Tulio Morales, sobreviviente del ataque a Gutiérrez. 

En este caso dos sentencias del Consejo de Estado condenan a la Nación por una desprotección de los militares.

El Consejo de Estado dictamina que este ataque “…da cuenta de varias circunstancias que rodearon la planeación y ejecución de la operación militar que constituyen verdaderas actuaciones omisivas que pusieron a la víctima y sus demás compañeros militares en una situación de indefensión frente al ataque de la subversión”.

Así mismo, las familias de los militares quieren ser reconocidas como víctimas dentro de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y que su caso sea llevado a la Comisión de la Verdad.

“Presentar una medida de satisfacción en nombre de esas víctimas sobrevivientes y las víctimas indirectas que son los familiares. Todo lo que fueron ataques y tomas guerrilleras fue uno de los componentes del primer informe que presentó la organización ACOMIDES (Asociación Colombiana de Víctimas de Desaparición Forzada y Otros Hechos Victimizantes) a la JEP, que reflejaba los hechos de secuestro y desaparición forzada o los aspectos de ataques a unidades militares”, comparte la mayor María Fernanda Cifuentes. 

El dolor es inevitable en este tipo de espacios, a pesar de los 20 años que han pasado, las heridas siguen abiertas, detalles de la vida. Al escuchar una canción que recuerda un ser querido, o pisar el terreno donde fueron asesinados los hijos de estas madres se remueven sentimientos.

“Queremos que quede en la memoria que gracias a los héroes de Gutiérrez, muchos hoy en día viven, que no nos olvidemos de ellos”, dice Viviana Osorio, hermana del soldado Helmer Revelo Sarmiento, quien murió en este ataque. 

“La verdad es de todos”, expresaron varios familiares durante la conmemoración.  Una frase donde piden saber qué pasó, y a la vez ser escuchados, para que el país conozca sus sentimientos y dolores alrededor de la guerra. 

“Hay esperanza, después de mucho tiempo de nosotros estar creyendo que no teníamos voz, que éramos olvidados de este conflicto y nos dieron una luz de esperanza, de saber que no nos habían olvidado, de que los sobrevivientes todavía estamos en la memoria del Ejército, es un signo de esperanza”, finaliza Marco Tulio Morales uno de los sobrevivientes del ataque a Gutiérrez. 

Publicado en Noticias CNMH
Inspección El Tigre, municipio Valle del Guamez, Putumayo

Esta iniciativa busca reapropiar y resignificar territorialmente un lugar marcado por el conflicto armado, como lo es el puente de la inspección de El Tigre, lugar donde tuvo lugar la masacre conocida con el nombre del municipio.

Para tal fin, se desarrollaron conversatorios para reflexionar frente al componente artístico y espiritual, como herramientas para la construcción de memoria y resignificación del lugar. Estos conservatorios se realizaron con actores claves en procesos de arte y espiritualidad y con la comunidad víctima. El escenario de conversación permite rememorar y construir nuevos significados frente al lugar que se habita, así como construir símbolos y productos que aporten a intervenir el puente.

Además de las acciones de resignificación de dicho lugar, se elaboró una colección de postales con los registros fotográficos del sitio y con testimonios de las personas participantes del proceso.

Desde 2017, el Instituto Misionero de Antropología ha propiciado varios encuentros y foros con distintos sectores y movimientos sociales del departamento del Putumayo, relacionados con la memoria histórica y la paz, en la urgencia de ampliar el espectro de reflexión, escucha y atención, sobre los territorios que fueron afectados irreversiblemente con el conflicto.

A partir del foro Ecología y Medio ambiente se viene construyendo una propuesta que se encamine a la reconstrucción de territorio de una manera integral. Posteriormente se realiza el foro de Memorias en el Putumayo,   donde se propone trabajar desde el arte y la espiritualidad como pilares el proceso de reconstrucción al territorio y sanación de sus habitantes.

El 9 de enero de 1999 un grupo de más de 150 hombres pertenecientes al Bloque Sur Putumayo ingresaron a la inspección El Tigre y tras reunir a los habitantes del lugar en la calle principal, asesinaron 28 personas y desaparecieron forzadamente 14 más al ser lanzadas al río Guamez. En este hecho quemaron, además, casas y vehículos a su paso.

Este hecho fue el inicio de un periodo de control territorial llevado a cabo por este Bloque durante los años 2001-2006, en su lucha contra el Frente 48 de las Farc.

Publicado en Putumayo

La iniciativa fue creada hace nueve años. Hasta el presente se ha dedicado acompañar a los niños, niñas, adolescentes y sus familias que han sido víctimas directas del conflicto armado, dentro de las victimizaciones se han atendido casos de orfandad, reclutamiento, víctimas de MAP - MUSE y violencia sexual. Actualmente, se pretende fortalecer los encuentros colectivos y en el marco de estos adelantar un proceso que cuente con las voces de quienes han pasado por el programa, los beneficiarios actuales, los facilitadores, los gobernadores para reconstruir la memoria del proceso como un insumo para recoger los aprendizajes que pueden fortalecer la apuesta en presente y futuro.

La capacidad de atención es de 30 niños y niñas. El proceso con cada niño o niña y su familia dura dos años. La iniciativa cuenta con elementos psicosocial, pedagógicos y espirituales.

La ACIN surgió en 1994, producto de la necesidad de fortalecimiento de 12 cabildos indígenas del Norte del Cauca. Actualmente, la ACIN se compone de 20 cabildos indígenas de los ocho municipios mencionados, lo que corresponde a una población de 115.000 habitantes aproximadamente. La organización se ha estructurado en áreas de apoyo a los Resguardos indígenas, dichas áreas son economía, salud, Derechos Humanos, organización, comunicaciones, educación, relaciones con otros sectores.

Fue creada en el 2008, por intensificación del conflicto armado en la zona. Un hecho relevante fue la toma Toribio, la chiva bomba 2011. El 20 de julio de 2011 se genera la declaratoria de las autoridades indígenas en la que se decide crear el programa Recomponer un camino de vuelta a Casa.

Publicado en Cauca
Inzá, Cauca

La iniciativa consiste en la realización de un espacio de encuentro, reflexión y creación artística, tomando como punto de partida las vivencias de las mujeres en el marco del conflicto armado en Inzá, Cauca. El conflicto invisibilizó y tuvo un impacto diferenciado en ellas, exacerbando las opresiones de género en un contexto campesino.

Este espacio está guiado por las técnicas del Laboratorio de Magdalenas; esta metodología parte de una perspectiva feminista del Teatro del Oprimido y otros lenguajes artísticos para el desarrollo de un espacio teatral exclusivamente con mujeres. En el Laboratorio se busca explorar los elementos para la reconstrucción de memoria histórica y la memoria personal vividas por las participantes no actrices; en cada uno de los momentos del taller se exploran técnicas teatrales, plásticas, musicales y estéticas que son conducidas hacia la creación de una pieza de teatro-foro, construida colectivamente a partir de la participación y una pieza de teatro que presenta una historia sobre una opresión.

A partir de la participación en el proceso de Reparación Colectiva adelantado por la UARIV en Inzá, un grupo de mujeres campesinas vio la necesidad de continuar fortaleciéndose por medio de otras organizaciones y/o instituciones. De esta manera, solicitaron el apoyo de la Corporación Otra Escuela para potenciar sus capacidades artísticas en relación con lenguajes diversos para dignificar la memoria de sus seres queridos y resignificando el territorio afectado por el conflicto armado.

El Cauca ha sido uno de los departamentos más afectados por el conflicto armado y lo sigue siendo hoy, con la presencia de las guerrillas del ELN, el EPL y disidencias de las Farc, así como de bandas criminales dedicadas al narcotráfico.

El departamento sigue hoy presentando altos índices de vulneraciones a los derechos humanos: minas antipersonal, reclutamiento infantil, desplazamiento, confrontaciones armadas que dejan a la población civil indefensa en medio, afectaciones a la infraestructura de escuelas y centro de educación, etc.. Sin embargo, en medio de panorama de violencia, Cauca presenta también gran cantidad de iniciativas de memoria desarrolladas e impulsadas por diferentes actores. Gracias al trabajo de esas organizaciones y al reconocimiento de parte de algunas instituciones y organismos internacionales de estos esfuerzos, son muchos los ejemplos de proyectos de memoria y paz que surgen en la región.

Páginas y recursos en internet:

Publicado en Cauca
Barrio El Cafetal, Villanueva, La Guajira

El parque de las víctimas “Ramiro Moisés Kampo” fue inaugurado el 8 de diciembre de 2017, con el sentido de conmemorar la vida de las víctimas de las masacres del 8 de diciembre de 1998 y del 2 de febrero del 2003, entre otros hechos que son recordados por los familiares que intervinieron el parque. Con el fin de mantener viva la memoria de lo sucedido, se recogieron historias de vida para disponer sus nombres e historias en el parque a modo de recorrido.

La Fundación Unidos por un Sueño y Fundación Diciembre 898 junto a la Personería municipal y la Mesa de Participación de víctimas, con el acompañamiento del Centro Nacional de Memoria Histórica, llevaron a cabo este proceso de memoria con el fin de dignificar y honrar a las familias y víctimas que dejó la guerra en Villanueva, La Guajira.

Las Fundaciones han trabajado durante varios años recolectando información sobre lo sucedido e impulsando actos conmemorativos que vinculen a la comunidad.

Villanueva fue un escenario de guerra para la guerrilla y los paramilitares; por su ubicación al pie de la Serranía del Perijá, resulto de interés para estos grupos armados.

El ejercicio de memoria se centra en lo sucedido a la madrugada del 8 de Diciembre de 1998, con la entrada de un grupo de aproximadamente 140 paramilitares identificados como las Autodefensas Unidas de Córdoba y Urabá, quienes cometieron asesinatos en contra de la población en general. La segunda masacre tuvo lugar el 2 de febrero del 2003 donde seis transportadores de Cootransvilla fueron asesinados por las AUC, luego de sufrir amenazas y persecuciones.

Páginas y recursos en internet:

Publicado en La Guajira
Bogotá D.C.

Ojalá nos alcance la vida, es un libro que recopila 15 historias de vida de personas mayores víctimas del conflicto armado y las particularidades que han enfrentado como la vejez y la impunidad; así mismos sus aportes desde lo vivido a la comunidad y al país.

Desde sus historias, los protagonistas nos invitan a reconocer lo sucedido en sus lugares de origen, la necesidad de reconstruir el tejido social tras lo sucedido y a la importancia de establecer diálogos intergeneracionales para la construcción de paz.

La construcción de estas historias inició en el año 2015 con el acompañamiento de la Corporación Asuntos Mayores -COASUMA-. Esta organización nació en 2010 en Medellín, son integrantes de la Mesa por Vida de Medellín desde 2013, cubren el tema del envejecimiento en Colombia con nuestro su periódico virtual www.asuntosmayores.org y también con su versión en físico desde 2015.

En el año 2017, con junto al CNMH se realizó una serie radial para narrar estas historias.

Según cifras de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, había más de 700.000 personas mayores de 60 años víctimas del conflicto armado. Hechos como el desplazamiento forzado, o el asesinato de sus familiares en medio de la guerra o en retaliación por no tomar bando, son contados a través del lenguaje sonoro en este ejercicio de memoria.

Páginas y recursos en internet:

Publicado en Cundinamarca

Ventana de la memoria

Publicado 19 Ago 2019

portada ventana de la memoria“Ventana de la memoria”, que busca visibilizar lugares de memoria de personas y miembros de la institución que han perdido su vida en medio del conflicto armado. La iniciativa es una herramienta tecnológica diseñada en “Google Maps”, que permite observar de observar de manera pública 95 lugares de memoria histórica institucional que dignifican y recuerdan la vida de hombres y mujeres policías víctimas muertos en el conflicto armado interno colombiano.

El sitio tiene información sobre lugares que incluyen placas conmemorativas, cenotafios, mausoleos, parques, etc. donde es posible verlos en fotografía y encontrar una reseña breve de cada lugar. Hasta el momento hay 96 identificados y registrado y la idea es seguir alimentando la plataforma y profundizando la información

Es importante mencionar que el blog no solo incluye a miembros de la policía sino también a víctimas de la población civil y quiere promover, como asegura Efren Muñoz, una visión pluralista, incluyente y holística: “Queremos registrar incluso en nuestros productos las versiones que ha dado las FARC y las memorias que puedan partir desde allí también para que haya un contrapeso”, afirma el uniformado.

ventana de la memoria dic2

Efren Yezit Muñoz Morales es el impulsor y gestor de la iniciativa de memoria que nace a partir de la formación y acompañamiento recibidos en el tema construcción digital de memoria a través del CNMH y el grupo de Apoyo a Iniciativas de Memoria. Muñoz labora en el área de Memoria Histórica y Víctimas del (UNIPEP), creada en abril de 2016 para resaltar la labor de paz y convivencia que tiene la policía por definición en su mandato.

Por eso, sumándose a cumplir con su papel en la implementación de los acuerdos, donde han aportado prestando la seguridad en zonas veredales (ahora ETCR), esquemas de seguridad para desmovilizados, trabajo con Naciones Unidas en territorio, entre otros, Muñoz resalta la importancia de también articularse desde la implementación de medidas de satisfacción, reconocimiento a las víctimas y sus familiares, dignificación y aporte a la construcción de memoria.

Finalmente, añade Efren Muñoz, “la documentación de la Memoria Histórica Institucional representa un aporte para la memoria histórica nacional, que reafirma el cumplimiento de la misión constitucional para alcanzar la paz, la justicia, la reparación y no repetición de los hechos de violencia que marcaron la historia y la memoria de millones de Colombiano”.

ventana de la memoria dic3

El trabajo entorno a memoria histórica para la Policía Nacional de Colombia, representa un deber legal consagrado en la Ley 1448 de 2011 (Art. 143 deber de Memoria del Estado), además de la necesidad de dignificar y reconocer la labor de 49 mil hombres y mujeres policías asesinados.

El aporte en materia de memoria histórica de la Policía Nacional, representa un importante aporte para la memoria nacional y en la construcción de paz, justicia, reparación y no repetición de las violencias que marcaron la historia reciente y la vida de millones de colombianos y colombianas.

Páginas y recursos en internet:

Publicado en Cundinamarca

El Festival consiste en realizar una serie de actividades culturales para la recuperación del río Magdalena como eje de la memoria de las luchas, esperanzas y situaciones de victimización que han vivido las comunidades del sur de Bolívar. La actividad central es un recorrido cultural por el río en los municipios donde hay incidencia de la Federación Agrominera del Sur de Bolívar, en los que las comunidades reconocen la importancia del río para la construcción del plan de vida y el tejido social de la región.

El Festival reúne apuestas políticas, ambientales y sociales, todas organizadas y en diálogo a través de la cultura. Además de las comparsas, el teatro, la comida y la música, se desarrolló también una etapa de reapropiación de símbolos territoriales a partir de una romería a la Teta de San Lucas, en la la Serranía de San Lucas, y la reactivación de algunos grupos culturales. En todos estos espacios se preparan actos culturales y simbólicos para el evento central, en el que a través de la cultura popular se reapropia el "río para la vida”.

La Federeación Agrominera del sur de Bolívar nace en 1994, como una asociación campesina y minera de la Serranía de San Lucas entorno al cuidado del territorio, la necesidad de organizarse para mejorar sus condiciones de vida y oponerse a la violencia. Hizo parte de las 25 iniciativas de memoria que apoyó el CNMH en 2017 y su trabajo abarca municipios como San Pablo, Simití, Cantagallo, Regidor, Morales, Norosí, Santa Rosa, Río Viejo, Tiquisio.

El festival es realizado por Fedeagromisbol y la Corporación Sembrar con el apoyo Red de Hermandad y del Centro Nacional de Memoria Histórica.

El Sur de Bolívar, como todo el Magdalena Medio, ha sufrido fuertemente los embates de la violencia del conflicto armado y el olvido estatal. Las guerrillas del ELN, paramilitares del Bloque Central Bolívar y algunos integrantes del Ejército han atentado contra la población civil que ha quedado en medio de la guerra. La arremetida paramilitar fue especialmente violenta: muchas de las historias sobre decapitaciones y de jugar fútbol con las cabezas provienen de esta zona y muchos testimonios así lo corroboran.

El 11 de junio de 1998 empezaron a llegar chalupas al caserío de Cerro de Burgos con hombres armados, lo que despertó la temor de la población. Cerca de 100 paramilitares se ubicaron en todas las salidas del caserío para evitar que los pobladores huyeran, dispararon contra las casas y sacaron a la gente para interrogarla por ser supuestos “colaboradores de la guerrilla”. Ese día fue asesinado Andrés Molina un líder social de Fedeagromisbol de la zona de Mico Ahumado, junto con Elmer Villamizar y Olga Lucía Palencia, y sus cuerpos fueron arrojados al río. A raíz de este hecho se desplazaron 250 personas según las cuentas de la comunidad (80 según la Fiscalía).

Los pobladores y líderes de Fedeagromisbol resienten aún hoy en día la persecución y estigmatización que padecen; aún hay peligro. Según ellos el principal motivo ha sido la férrea oposición que han puesto a la entrada de multinacionales. A pesar de todas las tragedias, la violencia tuvo un efecto que los paramilitares no esperaban: el fortalecimiento político del movimiento y su apuesta por la construcción del tejido social, el territorio y la memoria.

Páginas y recursos en internet:

Publicado en Bolívar
Página 1 de 16

Más noticias de memoria

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

La música del Pacífico: un canto a la me…

16-08-2019 Noticias CNMH

La música del Pacífico: un canto a la memoria y a la reconciliación

En Colombia es característico que en agosto los vientos alisios inunden las calles y con esto un centenar de colores... Más información

¡El Museo de Memoria de Colombia llega a…

16-08-2019 Noticias CNMH

¡El Museo de Memoria de Colombia llega a Villavicencio!

Villavicencio es la primera ciudad que recibe al Museo de Memoria de Colombia con la exposición Voces para transformar a... Más información

¿Cómo los museos ayudan a la reparación …

15-08-2019 Noticias CNMH

¿Cómo los museos ayudan a la reparación simbólica?

El Museo de Memoria Histórica de Colombia, el equipo de iniciativas regionales y los enfoques diferenciales del Centro Nacional de... Más información

Sí hay Museo de Memoria en Colombia

13-08-2019 Noticias CNMH

Sí hay Museo de Memoria en Colombia

El Museo de las víctimas para las víctimas El Museo de Memoria de Colombia es un proyecto Nacional que abrirá sus... Más información

Tiempos de Vida y Muerte, el portal de l…

12-08-2019 Noticias CNMH

Tiempos de Vida y Muerte, el portal de las memorias indígenas

El 9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas declarado por la Organización de Naciones Unidas, fue el día... Más información

¡El Museo de Memoria recorre Colombia!

10-08-2019 Noticias CNMH

¡El Museo de Memoria recorre Colombia!

El Museo de Memoria de Colombia -MMEC- llegará este año a Cali, Cúcuta y Villavicencio, después de su gran acogida... Más información

¿Qué está pasando en los territorios ind…

06-08-2019 Noticias CNMH

¿Qué está pasando en los territorios indígenas?

Conozca el sitio web del Informe Nacional de Memoria Histórica de los Pueblos Indígenas. Con la presentación del sitio web del... Más información

El CNMH fortalece lazos con universidade…

05-08-2019 Noticias CNMH

El CNMH fortalece lazos con universidades del país

Durante los días 24, 25 y 26 de julio la ciudad de Cali fue sede del VII Seminario de Grupos... Más información

Educadores de Estados Unidos conversaron…

31-07-2019 Noticias CNMH

Educadores de Estados Unidos conversaron sobre memoria y reconciliación en el CNMH

El espacio sirvió para dialogar alrededor de la misionalidad y áreas de trabajo del CNMH, el proceso de Paz en... Más información

Cine + Memoria

“Canaán, templo y cuna de campesinos”

“Canaán, templo y cuna de campesinos”

01-03-2019 Cine + memoria

“Los que nos quedamos aquí no supimos lo que sufrieron los que se fueron. Y los que se fueron no supieron lo que vivimos los que nos quedamos aquí, aguantando la violencia”, dice un habitante de Canáan, municipio de Chibolo,...

JoomShaper