×

Error

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 62

El Padre Tiberio en la memoria de Trujillo y Colombia

Publicado 17 Abr 2013
Modificado por última vez en 22 Sep 2014

Padre Tiberio Fernández

23 años después del secuestro, tortura y asesinato del Padre Tiberio Fernández, durante la Masacre de Trujillo, la justicia, hizo su parte y emitió una nueva condena contra Henry Loaiza Ceballos, "El Alacrán", por su responsabilidad en este y otros 44 homicidios.

 

Hoy acompañamos a la comunidad de Trujillo en este paso contra la impunidad y conmemoramos la memoria del Padre Tiberio.

 

El señor Abundio Espinosa fue asesinado en Tuluá, Valle del Cauca, ciudad vecina a su natal Trujillo, el 15 de abril de 1990. Se había desplazado a esta población huyendo de las amenazas de los paramilitares, pero la huida no le favoreció. Un día después, su amigo, el padre Tiberio Fernández, párroco de Trujillo en ese entonces, viajó a Tuluá para oficiar sus exequias y acompañar a la familia Espinosa en la despedida de Abundio. Durante esa homilía, el Padre Tiberio pronunció la frase que hoy, 23 años después, sigue dando vueltas entre los trujillenses: "Si mi sangre contribuye a que cese la violencia en Trujillo, con gusto la derramaré".

 

El 17 de abril de 1990, cuando el padre Tiberio regresaba a Trujillo en su campero, en compañía de dos amigos y su sobrina Ana Isabel Giraldo, paramilitares, al mando de alias "El Alacrán", los interceptaron y los condujeron a la hacienda Villa Paola.

 

Según el informe Trujillo, una tragedia que no cesa, publicado por el Centro de Memoria Histórica en 2008, en la hacienda Villa Paola, el padre y sus acompañantes fueron torturados: "En este episodio se registra violencia sexual tanto contra el sacerdote (castración) como contra su sobrina Ana Isabel Giraldo, a quien torturaron, violaron y le cercenaron los senos ante la mirada impotente de su tío. El cadáver descuartizado del Párroco fue rescatado de las aguas del río Cauca en la Inspección de Policía el Hobo del municipio de Roldanillo. Sus restos fueron identificados por un platino en una de sus piernas. Los cuerpos de sus acompañantes nunca fueron recuperados".

 

Esto sucedió hace 23 años, junto con otros 338 asesinatos y desapariciones que ocurrieron entre 1988 y 1994, episodio que se conoce como La Masacre de Trujillo, y a alias "El Alacrán" de 65 años, nacido en Bolívar, Valle, como uno de los mayores responsables de esa tortura colectiva.

 

Un líder de espíritus, una cura a la pobreza

 

Hoy, 17 de abril, el Centro de Memoria Histórica recuerda el legado del padre Tiberio Fernández y acompaña a la comunidad de Trujillo, Valle, en el respiro que le dieron a su memoria las dos nuevas condenas emitidas por el Juzgado Tercero Penal del Circuito Guadalajara, de Buga, Valle del Cauca, en contra de Henry Loaiza, dadas a conocer la semana pasada.

 

La tortura y el asesinato del Padre Tiberio se convirtieron en el símbolo de La Masacre de Trujillo. Él fue la víctima reconocida por toda la comunidad, cuya desaparición impactó, no sólo en los corazones y en el sentimiento religioso del pueblo, sino en la esperanza comunitaria y en las iniciativas productivas y de desarrollo que el Párroco lideraba.

 

En los cinco años en los que estuvo a la cabeza de la parroquia de Trujillo, emprendió la creación de 45 empresas comunitarias, grupos de la tercera edad, comités de cuadra y microempresas familiares: ebanisterías, panaderías, productoras de frutas y verduras, costureros, etc.

 

"El Padre gestionó unos 20 millones para este municipio. Era un tipo muy socializante, también muy espiritual, conjugaba la parte antropológica y la espiritual; involucra al hombre y también a la mujer en todos los procesos, formándolos intelectualmente" dice el Informe.

 

La muerte del Padre Tiberio le dolió tanto a Trujillo como a otras parroquias en Colombia. Sesenta sacerdotes y dos obispos de diferentes partes del País asistieron a sus honras fúnebres, donde sancionaron canónicamente de excomunión a los asesinos.

 

La desmedida crueldad de su asesinato superó toda la simbología cultural de la violencia, que hasta entonces se había perpetuado contra la espiritualidad de las comunidades campesinas colombianas.

 

Pero para Henry Loaiza, sus hombres y la empresa paramilitar, respaldada por miembros del Ejército y la Policía Nacional, no fueron suficientes los extremos de dolor y tormento a los que sometieron al párroco y a su comunidad. Porque nada les bastaba, asesinaron también al campesino que rescató el cuerpo inmolado del Padre Tiberio de las aguas del Río Cauca, y 18 años después, profanaron la tumba del padre, para silenciar a las víctimas que habían comenzado a hacer memoria.

 

 

Oratorio Padre Tiberio Fernández Mafla en el Parque Monumento a las Víctimas de Trujillo

Oratorio Padre Tiberio Fernández Mafla en el Parque Monumento a las Víctimas de Trujillo.

 

Las condenas

 

La semana pasada se dieron a conocer dos nuevas condenas en contra del paramilitar y narcotraficante Henry Loaiza Ceballos, alias, "El Alacrán". El Juzgado Tercero Penal del Circuito Guadalajara de Buga, Valle del Cauca, emitió dos sentencias acusatorias, la primera por homicidio agravado en concurso homogéneo de tres personas y la segunda por homicidio agravado de 42 personas, secuestro agravado de 22 personas, desaparición forzada de una persona y tentativa de homicidio de dos más. Todos los hechos ocurridos 23 años atrás, hicieron parte de la Masacre de Trujillo.

 

Una de las víctimas de la amplia lista de Loaiza es el Padre Tiberio Fernández Mafla. Para las Hermanas Dominicas y los miembros de la Asociación de Familiares Víctimas de Trujillo (AFAVIT) la noticia de estas sentencias representa un respiro en su lucha contra la impunidad y un motivo de congratulación al arduo trabajo desempeñado por el Colectivo de Abogados José Avelar Restrepo en su persistencia por buscar justicia.

 

Henry Loaiza ya había sido condenado en dos oportunidades. Se encuentra preso desde 1995 por concierto para delinquir y en 2009, fue condenado a pagar 30 años de prisión por los homicidios de Daniel Arcila y Mauricio Castañeda (ambas víctimas de la misma masacre).

 

En esta ocasión, fue condenado a 30 y 20 años de prisión, sin oportunidad de solicitar prisión domiciliaria. Dentro de las mismas sentencias se le impone pagar a los familiares de cada una de las víctimas una suma de mil salarios mínimos legales mensuales como indemnización a sus perjuicios morales, que deberá cancelar en los próximos seis meses.

 

Así mismo se le impuso una multa de 833 salarios mínimos legales mensuales (al valor vigente en el año 1992) que deberá cancelar a favor del Consejo Superior de la Judicatura.

 

Una de las sentencias (30 años) dispone además, solicitarle a la justicia que, una vez el condenado Henry Loaiza, pague la sanción de 30 años de prisión, que actualmente se encuentra descontando, empiece a pagar la condena de la nueva causa, es decir los otros 30 años impuestos.

 

Actualmente, Henry Loaiza Ceballos se encuentra recluido en la Cárcel de Máxima Seguridad de Palmira, Valle del Cauca.

 

Víctimas de "El Alacrán"

 

Las dos nuevas sentencias en contra de Henry Loaiza se dan por su participación en:

 

Homicidio de:
José Porfirio Ruiz Cano, Albeiro de Jesús Sánchez, Juan Gregorio Giraldo Molina, Fredy Rodríguez Giraldo, José Abundio Espinosa Quintero, José William Mayorga Vargas, Francisco Luis López Rojas, Salvador Augusto López Rojas, Fabio de Jesús Berrio Marroquín, Arsenio de Jesús Berrio Marroquín, Fabio Elías Cardona Vélez, Luis Antonio Ortiz Vega, Jesús María Varón, Pedro Antonio Guzmán, Enoc Giraldo Santa, José Noel Giraldo Molina, José Alberto Laverde Suarez, Fernando Londoño Montoya, José Omar Infante, Luis Eduardo Ocampo Molina, Ordonel Ospina Vélez, Ricardo Alberto Mejía y Jairo Antonio Ortiz Sánchez.

 

Tentativa de homicidio en contra de:
Fernando Londoño Montoya y Ernesto Giraldo Molina.

 

Secuestro agravado y homicidio de:
Ramiro Velásquez Vargas, Arnoldo Cardona, José Vicente Gómez, Arnulfo Arias Prado, Rigoberto Prado, Everth Prado, Esther Cayapu Tróchez, Luis Fernando Fernández, Ricardo Alberto Mejía, Hervey Vargas Londoño, José Erley Vargas Londoño, Orlando Vargas Londoño, José Alirio Granada Vélez, José Agustín Lozano Calderón, Tiberio de Jesús Fernández Mafla, Alba Isabel Giraldo Fernández, Oscar Pulido Rozo, José Norbey Galeano Cuartas, Luis Alfonso Giraldo Rojas, Joaquín Ángel Ramírez Ospina, Miguel Vicente Rodríguez Matallana.

 

Nuevos ataques e intimidaciones

 

El pasado martes 16 de abril, justo un día antes de conmemorar el asesinato del Padre Tiberio, la comunidad de Trujillo recibió la noche con una emergencia: miembros que, presuntamente, pertenecen a una banda criminal, prendieron fuego en la parte trasera del Parque Monumento a las Víctimas de Trujillo.

 

Alrededor de las 6:30 de la tarde, los vecinos del parque alertaron a los bomberos de las llamas. Horas antes, las personas de AFAVIT que trabajan en el parque habían salido con motivo de su día libre.

(2 votos)
Visto 15242 veces

Más noticias de memoria

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

Con arte y memoria crece el liderazgo ju…

19-05-2019 Noticias CNMH

Con arte y memoria crece el liderazgo juvenil en Ciudad Bolívar

En el barrio Potosí, ubicado en esta localidad del sur de Bogotá, jóvenes le apuestan a la construcción de paz... Más información

Audiencia pública de Rendición de Cuenta…

16-05-2019 Noticias CNMH

Audiencia pública de Rendición de Cuentas 2018

La rendición de cuentas del Sector de la Inclusión Social y la Reconciliación, tiene como propósito informar y explicar las acciones... Más información

El viaje sonoro por la memoria regresa

16-05-2019 Noticias CNMH

El viaje sonoro por la memoria regresa

Desaparición forzada, violencia sexual, atentados terroristas y exilio, serán algunos de los hechos victimizantes que abarcará la segunda temporada de... Más información

Jóvenes que se interesen por la memoria …

15-05-2019 Noticias CNMH

Jóvenes que se interesen por la memoria histórica, el legado de Cristian

Este estudiante de bachillerato  lideró la creación de la red de estudiantes por la memoria histórica en Bogotá y trabajó... Más información

Presentación en Medellín del informe: “M…

14-05-2019 Noticias CNMH

Presentación en Medellín del informe: “Memoria y comunidades de fe en Colombia”

Entre 1982 y 2012 en el conflicto armado colombiano se registraron 589 casos de victimización contra líderes religiosos y comunidades... Más información

Museum Week: una semana por el intercamb…

11-05-2019 Noticias CNMH

Museum Week: una semana por el intercambio cultural

Del 13 al 19 de mayo, el Museo de Memoria Histórica de Colombia  hará parte de la iniciativa global “Museum... Más información

Muros de la verdad en el Putumayo: voces…

09-05-2019 Noticias CNMH

Muros de la verdad en el Putumayo: voces de las mujeres para que sus memorias no mueran

Este homenaje a la vida y trabajo de las mujeres, que por su liderazgo fueron víctimas de desaparición forzada y... Más información

“Granada: Relato de un perdón”

08-05-2019 Noticias CNMH

“Granada: Relato de un perdón”

En el marco de la Feria del Libro de Bogotá, la Unidad Policial para la Edificación de la Paz (UNIPEP)... Más información

Narcotráfico y conflicto armado en Colom…

06-05-2019 Noticias CNMH

Narcotráfico y conflicto armado en Colombia de 1973 a 1991

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo) 2019, se presentó, el pasado 1 de mayo,... Más información

Cine + Memoria

“Canaán, templo y cuna de campesinos”

“Canaán, templo y cuna de campesinos”

01-03-2019 Cine + memoria

“Los que nos quedamos aquí no supimos lo que sufrieron los que se fueron. Y los que se fueron no supieron lo que vivimos los que nos quedamos aquí, aguantando la violencia”, dice un habitante de Canáan, municipio de Chibolo,...

JoomShaper