Noche herida: un retrato después de dejar el campo

Publicado 27 Mar 2017
Modificado por última vez en 12 Mar 2018
Noche herida Noche herida

La más reciente película de Nicolás Rincón muestra cómo se las arregla para sobrevivir en Bogotá una familia desplazada de su tierra.

Por Juan José Toro
Periodista, CNMH

Blanca Rodríguez reza de rodillas la oración al ánima sola: “ánima mía, ánima de paz y de guerra, ánima de mar y de tierra, deseo que todo lo que tenga ausente o perdido se me entregue o aparezca”. La misma mujer rolliza, vestida en sudadera y tenis, mira de frente un osario del cementerio Matatigres en el sur de Bogotá.

La escena es una secuencia del documental Noche nerida, dirigido por el colombiano Nicolás Rincón, y que se estrenó en cines el pasado 23 de marzo. Sin entrevistas ni voces en off ni imágenes de archivo, Rincón quiso documentar una historia de desplazamiento. O mejor: una historia de desplazados. Los 86 minutos que dura la película transcurren en Verbenal Sur, un barrio empinado de Ciudad Bolívar. La vida de Blanca y su familia aparece como si no tuviera una cámara en frente: desde los niños en la calle pidiendo dulces durante Halloween hasta las conversaciones íntimas debajo de las cobijas.

Noche herida, la tercera película de la trilogía Campo hablado, no expone su tema de entrada. Nunca se muestra violencia y hasta muy entrada la historia apenas se nombra. El contexto se va revelando en los diálogos. Un ejemplo: Blanca comenta con una vecina que “ha llegado mucha gente nueva por estos lados y van armando rancho”. A Bogotá han llegado cerca de 400 mil desplazados. La Secretaría de Integración Social admitió en 2015 que a diario llegaban en promedio 42 personas más. Blanca le contará más tarde a la misma vecina que tiene un compromiso con su hija, muerta a manos de la guerrilla. Por eso le reza al ánima sola en el cementerio. Por eso se desplazaron desde Samaná, Caldas, hasta Ciudad Bolívar.

Tras el desplazamiento y la muerte de su hija, Blanca quedó a cargo de tres nietos adolescentes. Si se mira por encima, Noche herida es una historia sobre la dificultad de criar jóvenes para una abuela cabeza de familia. Hay fiestas, hay peleas familiares, hay chistes, hay discusiones sobre el estudio, la vocación y el futuro. Y por debajo de todo eso hay un evento violento que va brotando poco a poco a partir de cada personaje.

Uno de los hijos, para una tarea, tiene que reconstruir parte de su infancia y le lee a Blanca lo que escribió: “lo que me recuerdo fue cuando la guerrilla invadió nuestro pueblo para que dejáramos lo poquito que teníamos, llegaron a nuestra casa armados, dijeron que abandonáramos nuestra casa [...] y llegamos al pueblo y llegó el Ejército y se dieron plomo”. La vecina de Blanca cuenta, mientras están las dos sentadas en la cama, que los paramilitares en Tame, Arauca, ni siquiera advertían antes de matar a familias completas y que “eso no salió en las noticias”.

Rincón explica que Blanca y su familia se sintieron identificados con la idea de la película y por eso aceptaron que los grabaran días y noches durante varios meses. El resultado es un retrato que deja ver cómo el conflicto armado y el estilo de vida rural hablan a través de una familia en Bogotá. El campo que dejaron atrás se ve en los animales domésticos inusuales que caminan entre las casas. La brecha entre lo rural y lo urbano aparece en la falta de oportunidades, en el acceso a la educación, en los proyectos de vida. Los miedos se sienten cuando en la película suena pólvora y los protagonistas dudan si es una balacera, cuando a Blanca le preocupa que su nieto mayor esté en la calle “porque están haciendo limpieza social”.

Dice el director: “lo que me interesaba era descubrir qué había dejado la violencia en los campesinos desplazados, qué había ocurrido con sus tradiciones y costumbres y cómo podían reconstruirse en la ciudad”. Esa última es quizás la sensación que deja Noche herida: muchas veces la resistencia de las víctimas y su capacidad para adaptarse y reconstruirse está en un nivel especial. En el documental, después de la confusión entre balas y pólvora, después de la comparación de guerrilleros en Caldas y paramilitares en Arauca, Blanca esboza una sonrisa y dice “yo acá vivo contenta”.

(1 Voto)
Visto 2543 veces

Más noticias de memoria

  • 1
  • 2
  • 3
Prev Next

El Presidente y Gil Farakatde, en el pri…

17-04-2018 Noticias CNMH

El Presidente y Gil Farakatde, en el primer recorrido del Museo de Memoria Histórica

Desde 1988 se realiza la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo), el evento cultural más importante del país, y en... Más información

Lanzamiento del informe “Un bosque de me…

12-04-2018 Noticias CNMH

Lanzamiento del informe “Un bosque de memoria viva"

La Alta Montaña del Carmen de Bolívar es una comunidad conformada por 54 veredas y 13 corregimientos. Las personas que allí habitan se... Más información

Asiste a la primera gran exposición del …

12-04-2018 Noticias CNMH

Asiste a la primera gran exposición del Museo de Memoria Histórica de Colombia

Visita el pabellón 20 de Corferias, un espacio de 1.200 metros cuadrados dedicado a Voces para transformar a Colombia, la primera gran exposición sobre el... Más información

Una estrategia contra el olvido

12-04-2018 Noticias CNMH

Una estrategia contra el olvido

El Centro Nacional de Memoria Histórica presenta Hasta Encontrarlos, una estrategia de apoyo a la búsqueda de 98 personas desaparecidas... Más información

Con los Pueblos indígenas y sus luchas

12-04-2018 Noticias CNMH

Con los Pueblos indígenas y sus luchas

A propósito del 9 de abril, día de la memoria y la solidaridad con las víctimas del conflicto armado, el... Más información

Sensibilización contra las Minas Antiper…

11-04-2018 Noticias CNMH

Sensibilización contra las Minas Antipersonal

El pasado 4 de abril se conmemoró el “Día Internacional de Sensibilización contra las Minas Antipersonal”, por esta razón, y... Más información

Las tres estaciones del Semanario Voz

05-04-2018 Noticias CNMH

Las tres estaciones del Semanario Voz

El principal medio de comunicación del Partido Comunista en Colombia, es uno de los actores que se ha sumado al... Más información

4 vidas, el documental

02-04-2018 Noticias CNMH

4 vidas, el documental

Las memorias y luchas de Dolly Riofrío, de Ipiales, Katherine Vargas, de Putumayo, Cristal Naomi de Tumaco, y Santina Román,... Más información

Los archivos clandestinos del M-19 en Ca…

22-03-2018 Noticias CNMH

Los archivos clandestinos del M-19 en Caquetá

Hace una década, William Wilches decidió acompañar en su recorrido, de entereza y vitalidad, a las familias de distintos líderes... Más información

Cine + Memoria

Ciro y yo

Ciro y yo

06-02-2018 Cine + memoria

Ciro Galindo, en medio de una entrevista, sostenía fijamente, y sin temor, su mirada mientras progresivamente iba afianzando varias pausas largas en su relato. Su hijo Esneider, un poco más nervioso, alternaba la vista entre el entrevistador y su padre,...

Especiales de memoria

Otras entidades del sector de la Inclusión Social

  • Bienestar Familiar
  • Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Victimas
  • URT

 

 

lamemoriaunaaliadaparalapaz

JoomShaper