Las familias trabajadoras de la palma contamos nuestra historia. Memorias de las víctimas del sur del Cesar

Publicado 31 Ago 2018
Modificado por última vez en 31 Ago 2018
Las familias trabajadoras de la palma contamos nuestra historia. Memorias de las víctimas del sur del Cesar Asociación Minga
San Alberto y El Copey - Cesar

Esta es una serie de tres publicaciones “---y empezó nuestro sueño”, “De siervos a obreros” y “¿Quién ganó y quién perdió?, en las cuales se reconstruyen las historias de vida del Sindicato de trabajadores de la palma de aceite en San Alberto y El Copey en el departamento de Cesar. Abarca temas como los antecedentes, la región y los orígenes de la industria palmera (1950 hasta 1972), el desarrollo del sindicalismo y de los procesos sociales (1972-1988), el rompimiento del tejido social y sindical (1989-2001) y las consecuencias de la violencia y perspectivas de la región (2002-2010).

El contenido de la cartilla fue orientado por la Fundación de Apoyo y Consolidación Social para Desplazados por la Violencia en Colombia - FUNDESVIC, creada en 1998. Algunos de sus miembros son pensionados y antiguos trabajadores del Sindicato de Palmeros, quienes vivieron la violencia y el proceso de transformación de la Empresa Indupalma, que se transformó al modelo de cooperativas de trabajo asociado con el fin de bajar costos.

Este ejercicio de memoria ha sido apoyado por el Sindicato de industria del sector palmero SINTRAPROACEITES y la Asociación MINGA. La publicación tiene como objeto reconstruir la memoria histórica, esclarecer la verdad y superar la impunidad frente a los crímenes cometidos contra los trabajadores de la palma, así como el restablecimiento de los derechos vulnerados, tanto en relación a los derechos civiles y políticos como a violaciones a los derechos humanos.

Algunos de los hechos que resaltan en su publicación son seis presidentes del sindicato asesinados en menos de 10 años, un centenar de muertos y desaparecidos, más de cuatrocientas familias desplazadas forzosamente y más de doce exiliados, y la pérdida de derechos sindicales y laborales.

A finales de los años 50, amparados por la ley de fomento de la agricultura industrial en el país, se establece que las regiones del El Copey y San Alberto por sus condiciones geográficas son lugares idóneos para la siembra de palma de aceite. Es así como la selva virgen del lugar desaparece para darle lugar a los sembrados extensivos de palma de aceite. En 1961 se crea Indupalma, de la mano de la creación de Indupalma siempre estuvo la asociación de los trabajadores mediante sindicatos. A finales de los ochenta se evidencia el inicio de un periodo de violencia antisindical tanto mediante herramientas legales, por ejemplo los cambios en las formas de contratación, y de la incursión paramilitar dejando centenares de trabajadores asesinados.

https://issuu.com/asominga/docs/y_empezo_nuestro_sue__o

https://issuu.com/asominga/docs/de_siervos_a_obreros?workerAddress=ec2-54-224-21-145.compute-1.amazonaws.com

(0 votos)
Visto 1787 veces
Más en esta categoría: « A los que siempre recordaremos
JoomShaper